Ensaladilla de marisco con gambas y mayonesa ligera

4
30 min

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 74 votos¡Valórala!

Ensaladilla de marisco con gambas y mayonesa ligera

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de gambas o langostinos (puedes comprarlos ya cocidos, o bien frescos o congelados y después los cueces tú).
  • 250 g de surimi en palitos.
  • 1/2 lechuga iceberg.
  • 2 huevos.
  • 3 cucharadas de mayonesa (puedes comprarla ya hecha o prepararla con nuestra receta de mayonesa casera).
  • 1 yogurt natural.
  • 1 cucharadita de mostaza molida.
  • Eneldo.
  • Sal.

Se prepara en un momento y es ideal como aperitivo en forma de tapa, o plato al centro para que los comensales vayan degustándola. También puedes servirlo en copa como hemos hecho nosotros para darle un toque más especial y original. Nuestra «mayonesa ligera» es sencillamente una salsa que se elabora con un poco de mayonesa y se mezcla con yogur, por lo que queda mucho más ligera en cuanto a calorías y grasas, y también para el paladar, porque no enmascara el resto de ingredientes y los acompaña perfectamente. Y no te preocupes porque el resultado no sabe nada a yogurt, pues un poco de mostaza se encarga de darle el toque definitivo. ¡Será tu salsa estrella para el verano!

Preparación, cómo hacer la receta de ensaladilla de marisco

  1. Si compras las gambas o langostinos ya cocidos, puedes saltarte este paso. Si vas a cocerlos sigue nuestra receta para cocer langostinos y que queden jugosos, tanto frescos como congelados. Para ello si estaban congelados descongélalos, cuécelos en tandas de 12 en abundante agua salada hirviendo, apaga el fuego, déjalos en el agua 2 minutos y medio, escúrrelos y sumérgelos en un bol que habrás preparado con agua, sal y hielo. Al cabo de 5 minutos escúrrelos y déjalos secar en un plato con papel de cocina.
  2. En un cazo con agua y un poco de sal, ponlo también a temperatura alta, y cuando esté hirviendo, pon los huevos en su interior y deja que se cuezan durante 10 minutos. Deja enfriar.
  3. Mientras todo se enfría, preparamos la salsa. En un bol, mezcla la mayonesa con el yogurt, la mostaza y el eneldo, y un poquito de sal. Remueve bien y pruébala si quieres rectificarla de sal o de algún sabor en concreto. ¡Es sencillísima de preparar!
  4. Corta la lechuga en tiras y ponla en un bol grande, donde mezclarás todos los ingredientes de la ensaladilla.
  5. Pela los huevos, reserva la yema, pártelos en trocitos pequeños y añádelos al bol con la lechuga.
  6. Corta cada gamba en 3 partes y el surimi en rodajas gruesas, e incorpóralos también al bol.

    Cómo preparar ensaladilla de marisco con gambas y mayonesa ligera
    Preparando mayonesa ligera para la ensaladilla de marisco con gambas
  7. Ahora vierte la mayonesa ligera y un poco de sal y revuélvelo todo bien, que queden los ingredientes impregnados con la salsa.
  8. La yema del huevo está reservada para rallarla por encima, así que cuando vayas a servir la ensaladilla, en el formato que sea, no te olvides de este detalle 😉
  9. Deja la ensaladilla en la nevera, y sácala de ella 30 minutos antes de consumirla.

    Cómo hacer la receta de ensaladilla de marisco con gambas y mayonesa ligera
    Cómo hacer ensaladilla de marisco con gambas y mayonesa ligera

Tiempo: 30 minutos

Sirve y degusta

Saca la ensaladilla de la nevera, y sírvela como más te guste. Puedes presentarla en el propio bol al centro para que cada comensal se eche en su plato, o bien sobre tostadas de pan crujiente. Para una ocasión especial, cópianos la idea y ponla en copas, acompañada con colines o rosquilletas. Y por supuesto, no te olvides de rallar la yema del huevo por encima y poner un poquito de eneldo (opcional) al gusto.

Sin duda puede ser un perfecto aperitivo o entrante, pero también una completa cena o comida ligerita y que puedes tener lista en apenas 30 minutos.

Receta de ensaladilla de marisco con gambas y mayonesa ligera
Ensaladilla de marisco con gambas y mayonesa ligera

Variaciones

Gambas o langostinos, frescos o congelados, ya cocidos o no, puedes elegir la materia prima según tu gusto y también tu bolsillo, aunque con cualquiera de las opciones te quedará una ensaladilla muy sabrosa.

Aprovecha para aromatizar tu salsa, añadiendo a la mayonesa otras especias o hierbas, como por ejemplo orégano, curry, pimentón, comino… puedes darle un toque muy exótico y diferente.

Agrega otros ingredientes para completar tu ensaladilla, desde patatas cocidas y partidas en tacos, hasta trocitos de fruta como piña o mango. ¡Imaginación al poder!

Consejos

Es importante que no utilices otro tipo de lechuga que no sea iceberg, porque es una lechuga que aguanta muy bien las salsas y el reposo en la nevera. Si utilizas otra, quedará muy blanda al poco tiempo y el resultado final pierde calidad.

Si quieres prescindir de la mayonesa completamente por las altas temperaturas (o por las calorías), utiliza solamente yogurt, mostaza y alguna especia para preparar tu salsa para la ensaladilla. Te quedará de… ¡escándalo!

Natalia Sala, la cocinera de Recetas de Escándalo

Me encanta cocinar, llevo haciendo recetas y experimentando con la cocina desde mi adolescencia, y no puedo resistirme ante sabores nuevos e innovadoras formas de tratar los alimentos. Mi gran momento de relax llega cuando puedo pasar un rato en la cocina preparando un nuevo plato.

Saber más sobre Natalia >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio