Ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza, ¡deliciosa!

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza, deliciosa

Cuando pienso en una ensalada suelo alejarme mucho de la idea de lechuga y poco más y solamente para el verano ya que cuando tomo ensalada normalmente es como plato principal y único, ya sea para comida o para cena, por lo que siempre estoy inventando nuevas combinaciones de ingredientes para que me resulten novedosas y entren por los ojos, estén muy ricas y por supuesto fáciles de preparar.

Esta ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza está inspirada en una ensalada que comí estas últimas vacaciones en Formentera y que nos encantó. La verdad es que reconozco que estaba un poco “peleada” con la quinoa pero he ido mejorando la técnica para cocerla y ahora me encanta porque consigo que quede bien cocida pero muy suelta, ideal para las ensaladas.

Tampoco soy de dejarme llevar demasiado por las modas alimentarias y la kale tampoco era para mi lo más, de hecho una vez la utilicé en una ensalada así tal cual y me pareció tan dura y seca que no había vuelto a probarla. Pero cuando nos sirvieron esa ensalada descubrí que aquello de “masajear” la kale y que os cuento más abajo sí que podía funcionar, ya que se transforma su textura y color y no puede ser más apetecible. El resto de ingredientes acompañan perfectamente a la mezcla y el aliño le da un toque sutil y riquísimo.

Si te gustan este tipo de ensaladas seguro que también te encanta la exótica ensalada de quinoa con verduras, pollo y aliño thai, la ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango o la ensalada de arroz y atún con tortilla francesa. Si nos pasamos a la pasta seguro que disfrutas preparando la ensalada de pasta fría con salmón, riquísima y muy sencilla, la ensalada de pasta fría con atún y salsa de aguacate o la ensalada de pasta fría con pollo y rúcula y aliño de lima y hierbabuena, una auténtica delicia.

Pasándonos al cous cous puedes elaborar tabulé o tabbouleh, la ensalada libanesa con cuscús, tomate y hierbabuena, y si nos vamos a las legumbres encontrarás esta original ensalada de lentejas con salmón y aguacate o la riquísima ensalada de garbanzos y atún con vinagreta de mostaza y pimiento.

 

Ingredientes para preparar ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza (4 personas):

  • 200 gr de col kale.
  • 8 rabanitos.
  • 30 gr entre pasas y arándanos secos o solo uno de los dos.
  • 30 gr de nueces peladas o piñones.
  • El rabo verde de una cebolleta tierna.
  • Para cocer la quinoa:
    • 160 gr de quinoa.
    • 300 ml de agua para cocer la quinoa.
    • Aceite de oliva y sal.
  • Para la vinagreta de mostaza:
    • 30 gr de aceite de oliva.
    • 10 gr de zumo de lima.
    • 5 gr de vinagre de manzana.
    • 20 gr de mostaza francesa.
    • Una pizca de sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de la ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza:

  1. Comienza preparando la quinoa. Es necesario lavarla previamente, así que ponla en un bol amplio, échale agua hasta que cubra de sobra la quinoa, y con tus propias manos o una cuchara remuévela un poco.
  2. Ahora elimina el agua volcándola poquito a poco para que no se te salga la quinoa o utilizando un colador, y vuelve a repetir la operación hasta que el agua, después de removerla junto con la quinoa, se vea transparente.

    Recetas con quinoa

    El primer paso es limpiar la quinoa para que no amargue

  3. Pon en una olla a fuego medio la quinoa junto con el agua, un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal. Tapa la olla y deja que se cocine durante unos 18-20 minutos.

    Cociendo quinoa

    Cociendo la quinoa

  4. Cuando llegue a los 18 minutos destápala y pruébala, si ya no se nota cruda es que está lista así que si ya no le queda agua la puedes apartar del fuego, pero si le queda algo de líquido déjala destapada, sube el fuego un poco y espera un par de minutos a que se evapore el agua restante pero vigilando que no se pegue a la olla.

    Quinoa cocida

    Quinoa ya cocida, con sus característicos “rabitos” blancos

  5. Cuando esté lista la quinoa remuévela con un tenedor para que los granos no se peguen entre sí, se aireen un poco y se enfríen más rápidamente. Puedes dejarla en la propia olla para que se enfríe o bien cambiarla a otro recipiente.
  6. Mientras se cuece la quinoa sigue con el resto de la receta. Separa las hojas de kale del tallo duro (puedes guardarlo para utilizarlo en un caldo o sopa) y córtalas con tus propias manos para que queden de un tamaño apropiado para comerlas.

    Col kale

    Separamos las hojas de la col kale

  7. Ponlas en un recipiente amplio y lávalas con agua fría, cubriéndolas de agua, frotándolas y cambiando el agua varias veces. Por último viértelas en un escurridor para que suelten el agua.
  8. Puedes dejarlas un rato en el escurridor o, si tienes prisa, sécalas con un poco de papel de cocina para que no retengan demasiada agua, y ponlas de nuevo en un recipiente amplio.
  9. Para preparar la vinagreta pon en un bote con tapadera los ingredientes: el aceite de oliva, el zumo de lima, el vinagre de manzana, la mostaza francesa y un poco de sal. Cierra el bote y agítalo rápidamente durante unos segundos para que la vinagreta emulsione, es decir, para que se mezclen todos los líquidos y quede homogénea. Eso si, pruébala para dejarla a tu gusto, las cantidades son orientativas.
  10. Si vas a utilizar nueces, trocéalas un poco con tus manos. Tanto las nueces como los piñones ganan mucho si los tuestas, la forma más fácil es ponerlos en una sartén sin nada más a fuego medio e ir removiéndolos para que se tuesten por todas partes.
  11. Lava los rabanitos, quítales el rabito y córtalos por la mitad, después cada mitad en 3 o 4 partes según sean de grandes. A mi me gusta dejarlos así en lunas pero también puedes cortarlos en rodajas finas.
  12. Corta el rabo de la cebolleta tierna en rodajas finitas.

    Ingredientes ensalada de kale y quinoa

    Ya tenemos los ingredientes y la vinagreta listos para la ensalada

  13. Ahora viene la parte “divertida” que consiste en masajear la col kale. Las hojas de esta col están algo duras frescas y no es recomendable servirlas directamente en la ensalada sino que hay que masajearlas con el aliño que vayas a utilizar porque en cuestión de segundos se transforman totalmente y pasa a ser una hoja muy agradable de textura y menos dura.
  14. Vierte el aliño encima de la kale (puedes guardar un poco para echarlo al final sobre la ensalada completa) y masajea con una mano apretando bien las hojas. Están listas cuando las notes suaves de textura y con un bonito e intenso color verde.

    Como masajear la col kale

    Así se masajea la col kale para dejarla perfecta para ensalada

  15. Cuando la quinoa esté completamente fría, mézclala bien con la kale. Esta es la mezcla que debes poner en los platos, ya sea montando uno por comensal o un solo plato al centro de ensalada.
  16. Coloca por encima las pasas, los arándanos secos, las nueces o piñones tostados y los rabanitos y ya la tienes lista. Si has reservado un poco de aliño puedes echarlo por encima.

    Como hacer ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza, deliciosa

    Así queda la ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza

 

Tiempo: 40 minutos más el tiempo de enfriado de la quinoa

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Es una ensalada ideal para tomarla recién hecha aunque si quieres prepararla con antelación puedes dejarla completamente hecha en un recipiente tapado y en la nevera hasta como mucho el día siguiente.

Para comerla, aunque con los ingredientes por encima queda muy bonita, la recomendación es mezclarla completamente para llevarlos a la boca una mezcla de sabores en cada bocado. La combinación de texturas y el toque de la vinagreta de mostaza es de auténtico… ¡escándalo!

Receta de ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza, deliciosa

Ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza, ¡deliciosa!

 

Variantes de la receta de ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza:

Puedes variar los ingredientes de la ensalada de forma muy libre, introduciendo por ejemplo algún queso (idealmente queso fresco o de sabor muy suave), otras verduras como pimiento rojo en trocitos o cambiar el tipo de fruto seco.

Atrévete a transformar la ensalada por completo cambiando el aliño. Por ejemplo, puedes sustituir la mostaza por salsa de soja, el aceite de oliva por aceite de coco o incorpora especias como el pimentón, el comino o el curry y te sabrá totalmente distinta 😉

 

Consejos:

La clave de esta receta es cocer la quinoa y dejarla en su punto justo, ni cruda ni pasada, para que esté suficientemente suelta y quede genial con la ensalada. Para ello ve probándola hacia el final de la cocción y si en tu boca no la notas cruda es que está ya lista.

Aunque te recomiendo prepararla justo antes de servirla, es cierto que unas horas aguanta perfectamente e incluso diría que desde la noche anterior así que es ideal para llevártela en tupper a la oficina, a la universidad o a la playa ya que, al contrario de lo que sucede con las lechugas y brotes, la col kale mantiene su textura mucho más tiempo y no se blandea.

2 comentarios en “Ensalada de quinoa y kale con vinagreta de mostaza, ¡deliciosa!”

  1. Oscar Ardoguein dice:

    Muy Buena la receta de la ensalada de quinoa y Kal saludos desde West Palm Beach Florida USA.

    1. Nata dice:

      Hola Oscar! Me alegro de que te guste esta ensalada y espero que te animes a prepararla 😉
      Un saludo desde España!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar