Las recetas de cocina más fáciles, deliciosas y creativas, pero sobre todo, de… ¡escándalo!
recetas de cocina

Dorada a la sal, un pescado al horno facilísimo

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
Dorada a la sal, un pescado al horno facilisimoDorada a la sal, un pescado al horno facilisimo

El pescado es un producto de los más agradecidos en la cocina, ya que las preparaciones más sencillas son las que mejor le van, como esta receta. A la plancha, al vapor, al horno o incluso crudo, puedes servir un platazo sin haberte complicado nada en la cocina.

La dorada a la sal es un clásico de la gastronomía, y no es de extrañar porque se trata de una de las formas más sencillas de asar un pescado al horno, ya que simplemente debes cubrir las doradas con sal, al horno y ¡listas! Hasta una guarnición sin complicaciones le va de lujo, aunque puedes complicarte todo lo que quieras y servirlas a tu gusto. Patatas cocidas o panaderas, verduras a la plancha o al horno y alguna salsa casera le quedan genial.

Si te gustan los pescados asados, en el blog tenemos un gran surtido de ellos, como este asado de dorada al horno con patatas, que deja un pescado jugosísimo y perfectamente cocinado. También con pescado tenemos dorada a la espalda al horno con pisto de pimientos asados, una receta clásica con una guarnición diferente y muy sabrosa, y otra muy parecida a ésta de bacalao, la merluza al horno con patatas panaderas y cebolla.

 

Ingredientes para hacer dorada a la sal (4 personas):

  • 4 doradas de aproximadamente 350 gr cada una. Es importante que sean todas del mismo tamaño, y que en la pescadería te las descamen.
  • 1 kg de sal gruesa.
  • Aceite de oliva, limón y perejil para acompañar (o como prefieras, es opcional y al gusto).

 

Preparación, cómo hacer la receta de dorada a la sal, un pescado al horno facilísimo:

  1. Precalienta el horno a 200ºC mientras preparas las doradas.
  2. Lava las doradas bajo un chorro de agua fría y déjalas en un escurridor para que se escurran bien.
  3. Forra una bandeja de horno con papel de horno, y coloca las doradas encima. En este caso preparé 3 doradas para 3 personas y con esta bandeja tuve suficiente, pero si lo necesitas puedes utilizar una más grande y ponerle tantas doradas como comensales haya.

    Doradas frescas

    Doradas frescas y limpias

  4. Cubre las doradas de forma total con la sal, vigilando que queden completamente sepultadas.

    Dorada a la sal al horno

    Doradas totalmente cubiertas con la sal

  5. Como costumbre, me gusta hacer un hueco en la sal justo donde se encuentre algún ojo de las doradas (solo 1!) porque así puedes comprobar si están totalmente cocinadas, ya que el ojo se volverá más amarillo y opaco (lo podrás ver en la foto de más abajo). Aún así, guiándote solamente con los tiempos puedes conseguir una cocción perfecta.

    Hueco ojo dorada a la sal

    Abriendo un hueco en la sal justo donde está el ojo de la dorada

  6. Introduce la bandeja en el horno y deja que se horneen 35 minutos. Si fuesen más pequeñas, resta algunos minutos, y si tuviesen más peso de lo indicado, necesitarán unos minutos más.
  7. Aquí podrás ver el aspecto del ojo una vez horneadas, y ya indica que están perfectamente cocinadas.

    Ojo de dorada a la sal

    El ojo de la dorada está amarillento y translúcido, señal de que se ha cocinado lo suficiente

  8. Ahora ya puedes retirar la costra de sal, que se habrá quedado bastante dura. Hazlo con un tenedor o una cuchara, y con cuidado de no rasgar las doradas que hay debajo.

    Dorada a la sal

    Doradas a la sal recién hechas

  9. Ponlas cada una en un plato, y retira la piel. Puedes acompañarlas con un chorrito de aceite  de oliva y un poco de limón y perejil, ya sea a modo de decoración o escurrido y espolvoreado, respectivamente, por encima.

 

Tiempo: 50 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Ponlo en la mesa delante de los comensales recién hecho, para que siga caliente y podáis degustar este pescado de la mejor forma. Como guarnición le van geniales unas patatas cocidas o unas verduritas a la plancha, y como aliño, además del clásico aceite-limón-perejil, un poco de alioli casero o salsa tártara le sientan de… ¡escándalo!

Receta de dorada a la sal, un pescado al horno facilisimo

Dorada a la sal, un pescado al horno facilísimo

 

Variaciones de la receta de dorada a la sal:

La dorada a la sal es una preparación tan simple que, como tal, no admite muchas variaciones. Sin embargo puedes innovar en el acompañamiento, por ejemplo picando junto con el perejil unas guindillas y mezcándolas con aceite y limón para conseguir un puntito picante.

Y como te decíamos, le va ideal nuestra salsa alioli casera. Si te gusta potente añádele más ajos, ¡ya sabes lo que te espera! Pero si quieres un ajo suave y que no repita, puedes prepararla con nuestro TRUCO. Utiliza media cabeza de ajos que habrás introducido en el horno 10 minutos en una pequeña cacerola mientras cocinas las doradas. Prepara el alioli con esos ajos asados (espera a que se enfríen para utilizarlos) y… ¡magia! No repite NADA, y está de auténtico… ¡escándalo!

 

Consejos:

Las doradas que prepares deberán estar enteras, sin ser destripadas ni abiertas, descamadas, pasadas por agua y escurridas.

Si tienes dudas con el punto de tus doradas y tu horno, la primera vez que las prepares puedes hornearlas los 35 minutos que te hemos indicado, y si al sacarlas abres una un poquito y descubres que está poco hecha, vuelve a cubrirla con sal e introdúcelas en el horno 5 minutos más, hasta que estén a tu gusto. Eso sí, en cuanto el cojas el punto, anota tus tiempos y para las próximas veces te quedarán siempre perfectas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

¡Es gratis!

¡Nuestro primer libro electrónico!

99 recetas por sólo 9,90€

¿Aceptas las cookies?Aceptar