Crema de champiñones con (o sin nata). Receta fácil y saludable

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
Crema de champinones con (o sin nata). Receta facil y saludable

Me encanta preparar cremas de verduras porque es una forma rápida, sencilla y sabrosa de comer verduras o, como en este caso, setas u hongos. Sirven para aprovechar esas verduras que se han quedado un poco olvidadas en la nevera y se pueden mezclar de muchas formas o bien se puede preparar una crema con un solo tipo de verdura y algún sofrito para que tenga un sabor intenso y concreto.

Esta receta de crema de champiñones con (o sin) nata es una auténtica delicia para los que nos encantan las setas y hongos. Además, la gran variedad de setas existentes hace que esta misma receta pueda tener un montón de matices en función del tipo de seta que añadamos. Un buen sofrito de ajos y puerro es la base ideal para elaborar esta rica crema que queda enriquecida con caldo y a la que se le puede dar un toque cremoso final con nata o no, según se prefiera.

De acompañamiento me gusta reservar 3 o 4 champiñones para saltearlos y ponerlos por encima de la crema en los platos junto con un poco de queso parmesano cuyo sabor encaja a la perfección con esta crema. De todas formas existen un montón de opciones para servir la crema, como por ejemplo otros quesos, trocitos de jamón serrano, pan crujiente hierbas aromáticas.

Si te gustan las cremas, no te pierdas nuestra sección de sopas y cremas, donde encontrarás además de la famosa y ya mencionada vichyssoise, su variante en caliente, la crema de puerros. También te va a encantar la clásica crema de calabacín y puerros o la crema de brócoli con ajos tiernos y patata y si quieres innovar no tienes más que preparar la crema de colinabo con brocheta de almejas y anchoas.

Tampoco te pierdas nuestra crema de verduras casera, perfecta para aprovechar las verduras que han madurado en la nevera y quieres gastar. Si prefieres sabores más concretos, prueba la crema de calabaza y zanahoria y la versión en forma de puré de calabaza, o la sabrosísima crema de champiñones y setas casera.

 

Ingredientes para hacer la receta de crema de champiñones con (o sin) nata (4 personas):

  • 500 gr de champiñones.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 puerro grande o dos pequeños.
  • 500 ml de caldo de pollo o de verduras (puedes sustituirlo por 500 ml de agua y una pastilla de caldo de pollo o de verduras concentrado).
  • 50 ml de vino blanco.
  • 2 cucharadas soperas de mantequilla (opcional, puedes utilizar solo aceite).
  • 100 ml de nata (opcional).
  • Tomillo y romero, ya sean frescos en rama o secos.
  • Un poco de queso parmesano.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

 

Preparación, cómo preparar crema de champiñones con (o sin) nata:

  1. Lava el puerro, quítale la raíz y tan solo el final de la parte verde, la que está más seca, y córtalo por la mitad y después en tiras finas.
  2. Pela los ajos y pícalos finitos.
  3. Córtale a los champiñones la parte final del tronco y límpialos bajo un chorro de agua fría para eliminar la tierra que puedan tener. Reserva 3 o 4 cortados en rodajas para después saltearlas y decorar la crema, y el resto córtalos en trozos como prefieras.
  4. En una olla echa la mantequilla y un poco de aceite o, si lo prefieres, solo aceite. Pon el fuego a temperatura media y añade los ajos. Saltéalos unos segundos e incorpora también el puerro y un poco de sal y cocínalo todo junto unos 5 minutos, lo justo para que el puerro se empiece a dorar un poco.

    Sofrito de puerro y ajos

    Preparamos el sofrito de ajos y puerro

  5. Añade los champiñones, rehogándolo todo durante otros 5 minutos con cuidado de que no se pegue nada.

    Champinones con puerro

    Añadimos los champiñones

  6. Agrega el vino blanco, sube la temperatura del fuego y deja que se evapore el alcohol, tardará apenas 2 minutos.
  7. Añade el caldo de pollo y espera a que empiece a hervir. Cuando eso suceda, baja el fuego para que el caldo siga borboteando pero suave y cocina con la olla tapada durante unos 15-20 minutos, hasta que las verduras y los champiñones estén tiernos.

    Como hacer crema de champinones y puerro

    Ya tenemos cocida la crema de champiñones

  8. Mientras se cocina puedes saltear los champiñones laminados que habíamos reservado. Hazlo en una sartén con un poco de aceite, dándoles la vuelta cuando se hayan dorado por una cara, y echándoles un poco de sal y pimienta negra recién molida.

    Champinones salteados

    Salteamos los champiñones laminados

  9. Cuando esté todo listo toca triturar. Para ello puedes utilizar una batidora de mano aunque te quedará muy grumosa, así que lo ideal es usar una batidora de vaso o un robot. Tritura hasta que la crema tenga una textura a tu gusto y siempre puedes añadirle un poco más de agua o caldo si la quieres más fina y ligera.
  10. En este momento puedes devolver la crema a la olla y añadir la nata si lo prefieres. En ese caso vuelve a cocinar la crema a fuego suave durante 5 minutos.

    Crema de champinones casera

    Así queda la textura de la crema de champiñones

  11. Pruébala y rectifica de sal si es necesario.
  12. A la hora de servirla ponle por encima unas láminas de champiñón salteado y un poco de queso parmesano. Puede ser rallado o bien en lascas como he hecho yo, simplemente las corto con un pelapatatas.

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Las cremas de verduras y en concreto esta crema de champiñones se puede tomar caliente, tibia o incluso fría. Lo mejor de todo es que aguanta perfectamente unos 3 días en la nevera y también se puede congelar sin problemas.

Puedes servirla con los champiñones salteados y el queso parmesano pero también puedes acompañar con unos picatostes o incluso un poco de yogur y las especias o hierbas que más te gusten. Es una crema con un sabor de auténtico… ¡escándalo!

Receta de crema de champinones con (o sin nata). Receta facil y saludable

Crema de champiñones con (o sin nata). Receta fácil y saludable

 

Variantes de la receta de crema de champiñones con (o sin) nata:

Las posibilidades de las cremas son casi infinitas, ya que puedes prepararlas con distintos tipos de verduras o, en este caso, combinando distintas variedades de setas.

Innova en el toque final y añade tu especia o hierba favorita a la crema en vez del tomillo y el romero. Un poco de curry o comino, cebollino picado decorando… son pequeños toques que hacen que puedas servirla cada vez de una forma. De hecho en vez de champiñones salteados puedes reservar un poco del puerro ya cocinado para después ponérselo por encima a la crema.

 

Consejos:

Siempre es mejor utilizar un caldo para darle sabor a las cremas, y si es casero muchísimo mejor. Aún así, el sofrito que se prepara y la cocción de las propias verduras o setas aporta mucho sabor así que si solo dispones de agua no es un problema. El utilizar caldo concentrado dependerá de tus gustos, pero recuerda que si lo utilizas deberás tener cuidado con la sal para no pasarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner tienda online liquidación

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar