Costillas de cerdo en salsa de vino dulce, ¡se deshacen en la boca!

4
75 min

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 26 votos¡Valórala!

Costillas de cerdo en salsa de vino dulce, se deshacen en la boca

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kg de costillas de cerdo. Pide en la carnicería que te las corten separadas una a una.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • Unas ramitas de romero, tomillo o las hierbas frescas que prefieras. Si no tienes frescas también puedes utilizar secas. Yo he utilizado una ramita de romero, otra de tomillo y un poco de orégano.
  • 150 ml de vino tinto dulce. Yo he utilizado vino Pedro Ximénez.
  • 350 ml de caldo de carne. También puedes optar por preparar en casa nuestro caldo de pollo o el caldo de verduras casero.
  • 8 patatas de tamaño pequeño o 6 de tamaño mediano.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

Es un recetón por lo sencillo que es de preparar y por el resultado que se obtiene ya que la carne queda súper tierna y jugosa y la salsa, gracias al toque dulce del vino, crea un contraste de sabor fantástico.

En la receta verás consejos para cocinar la carne tanto en olla tradicional como en olla rápida y también trucos para conseguir una salsa espesa. De guarnición, nada mejor que unas patatas asadas al horno de las que quedan tiernas por dentro y ligeramente crujientes por fuera.

Cómo hacer la receta de costillas de cerdo en salsa de vino dulce

  1. Esta receta se puede preparar con olla tradicional o con olla rápida, abajo verás las indicaciones para utilizar cada una. Coge la olla que vayas a utilizar y ponla al fuego con un poco de aceite a temperatura media.
  2. Salpimenta las costillas y cuando el aceite esté caliente échalas a la olla y ve dorándolas por todos sus lados, ayudándote con unas pinzas de cocina para irlas girando. Tardarán unos 10 minutos, cuando estén doradas ve sacándolas a un plato aparte.

    Costillas doradas en salsa
    Doramos las costillas de cerdo
  3. Pela la cebolla y los ajos y pícalo todo muy finito.
  4. Cuando hayas terminado de cocinar las costillas echa en la olla la cebolla y los ajos junto con un poco de sal y cocínalos a fuego suave durante unos 10 minutos o hasta que la cebolla empiece a dorarse.

    Sofrito ajo y cebolla para costillas en salsa
    Cocinamos el sofrito de ajos y cebolla
  5. Echa las hierbas aromáticas y cocina 1 minuto más.
  6. Añade las costillas, pon el fuego a temperatura alta y echa el vino tinto dulce. Espera 2 o 3 minutos a que se evapore el alcohol.

    Costillas en salsa de vino
    Incorporamos las costillas de cerdo a la olla
  7. Incorpora el caldo de carne (o de verduras o de pollo) y cuece el conjunto:
    1. Si utilizas una olla tradicional, cuando el líquido empiece a hervir baja el fuego casi al mínimo y tapa la olla para que se cocine lentamente entre 45 minutos y 1 hora. Acuérdate de remover de vez en cuando, y hacia el final de la cocción comprueba si las costillas ya están tiernas.
    2. Si utilizas una olla rápida (es la que siempre utilizo yo para este tipo de recetas) ponla a fuego medio-bajo, ciérrala y, cuando aparezcan las 2 anillas rojas baja un poco el fuego (pero suficiente para que mantenga todo el tiempo las dos anillas visibles) y deja que se cocinen 15 minutos. Después simplemente aparta la olla del fuego y espera a que baje la presión y no se vea ninguna anilla para abrirla.

      Costillas de cerdo en salsa caseras
      Ya tenemos listas las costillas en salsa
  8. Mientras podemos preparar la guarnición de patatas al horno. Pela las patatas y córtalas en trozos no muy grandes y todos más o menos del mismo tamaño. Ponlos en un bol y mézclalos con un poco de aceite de oliva.
  9. Precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  10. Cubre una bandeja de horno amplia con papel de hornear y coloca sobre ella las patatas sin que estén unas encima de otras.
  11. Introduce la bandeja en el horno y hornéalas durante unos 30 minutos o hasta que estén doradas y a tu gusto. No olvides sacar la bandeja del horno a mitad de cocción, en torno a los 15 minutos, y darles la vuelta. De nuevo te puede venir genial para esta tarea unas pinzas de cocina.
  12. Cuando tengas las patatas listas saca la bandeja del horno y échales un poco de sal.
  13. Una vez que ya tenemos también las costillas con su salsa y bien tiernas, retírales las ramas de hierbas aromáticas. Ten en cuenta que, sobre todo si las has preparado con olla rápida, verás que se ha evaporado poco líquido así que si quieres conseguir una salsa espesita no tienes más que seguir cocinando la olla destapada a fuego alto durante 5-10 minutos para que espese. Si quieres acelerar un poco el proceso y además conseguir una buena cantidad de salsa, disuelve una cucharadita de postre de maicena en un poco de agua fría y añádela a la olla cuando esté hirviendo. Si por lo que sea se espesa demasiado siempre puedes añadir un poco más de agua.
  14. En cualquier caso no te olvides de probar el resultado final por si hay que rectificar de sal.

    Como hacer costillas de cerdo en salsa de vino dulce, se deshacen en la boca
    Así de apetecibles quedan estas costillas en salsa

Tiempo: 1 hora y 15 minutos en olla rápida y 1 hora y 30 minutos en olla tradicional

Sirve y degusta

Bien calentitas es como más ricas están estas costillas de cerdo, ya sea recién hechas o incluso con un reposo de unas horas o del día anterior, le sienta de maravilla. Si te sobra puedes guardarlas en la nevera durante 2-3 días y también congelarlas.

Sirve las costillas en los platos de los comensales junto con una buena cantidad de salsa, verás que es difícil que no se te rompan ya que estarán súper tiernas, además de sabrosísimas. Acompáñalas con una ración de patatas al horno y disfruta de un bocado exquisito para no dejar ni gota en el plato, sin duda de auténtico… ¡escándalo!

Receta de costillas de cerdo en salsa de vino dulce, se deshacen en la boca
Costillas de cerdo en salsa de vino dulce, ¡se deshacen en la boca!

Variaciones

Puedes añadir verduras, por ejemplo pela unas zanahorias, córtalas en trozos de bocado y añádelas junto con el caldo. También puedes elaborar un sofrito más completo añadiendo a la cebolla y al ajo un poco de pimiento verde picado y también rojo, o incluso un tomate maduro triturado o picado.

En cuanto a las hierbas y especias también le queda genial un par de hojas de laurel e incluso puedes incorporar pimentón, comino o curry para darle un toque diferente.

Consejos

Como le sucede a cualquier guiso y estofado, si lo preparas el día de antes notarás los sabores más potentes, aunque recién hecho también está muy rico.

Estas costillas están increíbles y si te sobran te recomiendo deshuesarlas y utilizar la carne para acompañar platos de pasta o incluso como protagonista de unos deliciosos sándwiches o bocadillos.

Natalia Sala, la cocinera de Recetas de Escándalo

Me encanta cocinar, llevo haciendo recetas y experimentando con la cocina desde mi adolescencia, y no puedo resistirme ante sabores nuevos e innovadoras formas de tratar los alimentos. Mi gran momento de relax llega cuando puedo pasar un rato en la cocina preparando un nuevo plato.

Saber más sobre Natalia >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio