Las recetas de cocina más fáciles, deliciosas y creativas, pero sobre todo, de… ¡escándalo!
recetas de cocina

Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 votos, media: 3,69 de 5)
Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera

La salsa barbacoa es sin duda la salsa más popular para acompañar carnes que, como su nombre indica, se elaboran asándose. Nuestra receta de salsa barbacoa casera es muy fácil y rápida de preparar, y el resultado es exquisito. Las salsas barbacoas comerciales tienen un punto ahumado que es complicado de imitar al realizarla casera, pero su sabor y sencillez te van a conquistar, y seguro que elaboras una gran cantidad para tenerla a mano en la nevera.

La salsa es el alma de las costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera, ya que además de cocinar adecuadamente las costillas para que estén tiernas y el hueso se despegue de la carne (te vamos a enseñar todos los trucos para que lo consigas), la salsa barbacoa es fundamental para darles ese toque de sabor que hace que estén de… ¡escándalo! Y si no te lo crees, mira más abajo el vídeo en el que te demuestro lo tiernísimas que quedan 😛

Anímate a preparar tanto las costillas de cerdo como nuestra salsa barbacoa casera, y si te sobra podrás acompañar otras carnes como el solomillo de cerdo o incluso hamburguesas caseras.

Si quieres utilizar la salsa barbacoa para un aperitivo, queda genial con unas patatas salteadas con alioli, y también es una combinación ganadora el preparar patatas bravas pero con salsa barbacoa. Los auténticos fanáticos de esta salsa saben que va perfecta con cualquier tipo de pasta, aunque la reina es la fusión de la salsa boloñesa con la salsa barbacoa, haciendo la mezcla a tu gusto.

 

Ingredientes para hacer costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera (4 personas):

  • Costillar de cerdo, la cantidad que consideres apropiada, y que te las corten en la carnicería para que te queden similares a las nuestras. Lo que puedes ver en las fotos lo hicimos para 2 personas y eran 700 gr en total. No te asustes con el peso porque realmente lo que más lleva es hueso.
  • Sal.
  • Unos 200 gr de salsa barbacoa. Si quieres prepararla casera puedes seguir nuestra receta que necesita los siguientes ingredientes (te saldrán unos 300 gr de salsa barbacoa):
    • 2 cebolletas (o en su defecto, una cebolla de tamaño medio).
    • 2 cucharadas soperas (en adelante c/s) de azúcar moreno.
    • 2 c/s de salsa Perrins (se puede sustituir por salsa Worcestershire).
    • 1c/s de pimentón dulce (o si lo prefieres, pimentón picante).
    • 1c/s de mostaza (lo ideal es utilizar mostaza a la antigua, ya sea triturada o en grano).
    • 2c/s de miel (lo ideal es una de miel común y otra de miel de caña).
    • 2 c/s de ketchup.
    • 200 gr de salsa de tomate (mejor si es casera) o tomate natural triturado.
    • 1 c/s de salsa de soja.
    • 4 c/s de vinagre.
    • 1 c/s de aceite de oliva.
    • 7-8 gotas de tabasco (opcional, y la cantidad puedes echarla al gusto, ve probando la salsa).
    • Pimienta negra molida y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera:

  1. Mientras, si vas a elaborar la salsa barbacoa casera sigue estos pasos, y si vas a utilizar una ya hecha salta al paso 2.
    1. Lava las cebolletas, elimina la parte verde y las raíces,  y pícalas muy finitas.
    2. En una sartén antiadherente con el aceite de oliva y fuego medio-bajo, echa la cebolleta, añade un poco de sal y deja que se cocine hasta que esté blandita y transparente, sin llegar a dorarse (unos 10 minutos).
    3. Cuando la cebolla esté prácticamente lista, añade el azúcar moreno y revuelve bien durante un par de minutos, para que la cebolla termine de caramelizarse por completo.

      Cómo hacer la receta de salsa barbacoa casera, fácil y rápida

      Caramelizando la cebolla para preparar salsa barbacoa casera

    4. A continuación, añade la salsa de tomate y remueve bien, deja que se cocine todo junto otro par de minutos.
    5. Ahora es el momento de añadir el resto de ingredientes: la salsa Perrins, el pimentón dulce (o picante), la mostaza, la miel, el ketchup, la salsa de soja, el vinagre, pimienta negra molida al gusto y el tabasco (opcional, solo si quieres darle un toque picante).
    6. Deja que se cocine todo a fuego lento durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando y procurando que no se te pegue. Prueba la salsa para rectificar su sabor y que quede a tu gusto 😉

      Cómo preparar salsa barbacoa casera, fácil y rápida

      Preparando salsa barbacoa casera, fácil y rápida

  2. Al costillar quítale una telita fina que recubre la zona por donde más se ven los huesos. A veces cuesta verla, pero simplemente introduce la punta de un cuchillo entre el hueso y la telita de encima y ya podrás ir tirando de ella. Esto favorece que el resultado final sea especialmente jugoso y la carne se separe del hueso con total facilidad.
  3. Precalienta el horno a 160ºC solo con la resistencia de arriba y de abajo encendidas, sin ventilador.
  4. Pon cada trozo de costillar sobre papel de aluminio y píntalo por ambos lados con la salsa barbacoa. Cuando voy a utilizar la salsa para esta receta, lo que hago antes es triturarla con una batidora para que quede bastante homogénea.

    Costillas de cerdo con salsa barbacoa

    Pintamos las costillas de cerdo con salsa barbacoa por ambos lados

  5. Cierra el paquetito de cada costillar de forma que el último doblez del papel quede por encima, simplemente porque si lo pones hacia abajo es posible que por ahí se vayan saliendo los jugos mientras se hornea y precisamente lo que queremos es que se vaya cocinando en ellos.

    Costillar al horno

    Envolvemos en papel de aluminio y directos al horno

  6. Pon papel vegetal en tu bandeja de horno y encima los paquetes de costillar, e introdúcela en el horno.
  7. Hornea durante 2 horas a 160ºC.
  8. Cuando se haya cumplido el tiempo saca la bandeja del horno y abre los paquetes.

    Costillas de cerdo al horno

    Así están las costillas después de las 2 horas de horno

  9. Ahora vuelve a pintar con abundante salsa barbacoa cada costillar por el lado de los huesos más visibles y colócalos en la bandeja de horno con papel vegetal, con esta parte recién pintada hacia arriba.
  10. Pon el horno a 220ºC con resistencia arriba solamente (función grill que se suele decir), y cuando alcance la temperatura introduce la bandeja en el horno y espera 10 minutos.
  11. Vuelve a sacarla, dale la vuelta a cada costillar y píntalo con salsa barbacoa e introduce de nuevo la bandeja otros 10 minutos o hasta que esté tan dorado como a ti te guste.

 

Tiempo: 2 horas

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Llévalas a la mesa en cuanto salgan del horno, bien calentitas. Vas a comprobar lo tiernas y jugosas que quedan porque puedes hacer la prueba del hueso: tira de un hueso hacia fuera y verás como sale… ¡limpio! ¿parece magia verdad? Y con ese toque especial de la barbacoa casera están de auténtico… ¡escándalo!

Te recomiendo servirlas con alguna guarnición muy ligerita, como un poco de lechuga con aceite y sal, patatas cocidas o puré (como nosotros) o similar, y por supuesto más salsa barbacoa al centro de la mesa para que los comensales puedan echarle más a su carne si les apetece 😉

Receta de costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera

Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera

Y aquí tenéis la prueba de que es verdad, estas pueden ser las costillas más jugosas que os hayáis comido nunca:

 

Variaciones de la receta de costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera, fácil y rápida:

Hay tantas recetas de salsa barbacoa casera como personas que se han atrevido a prepararla, ya que cada cual le da su punto especial. Desde el tomate, que puede ser salsa de tomate, concentrado o natural triturado, hasta el punto del picante (ajustándolo con tabasco y pimentón picante) o cuánto de dulce la prefieres. Puedes partir de esta receta y experimentar libremente, probándola con cada cambio que realices. Y por supuesto también puedes triturarla con la batidora si te gusta de textura más homogénea.

Siguiendo esta forma de cocinar las costillas para que queden jugosas, puedes cambiar el aderezo, y en vez de salsa barbacoa, utilizar mezclas de miel y salsa de soja, hierbas aromáticas, especias… A tu gusto 😉

 

Consejos:

Vigila el tiempo de horneado final en función del aspecto de tus costillas, ya que cada horno es un mundo. En cuanto se hayan dorado por un lado aunque no hayan pasado 10 minutos, ya puedes darles la vuelta, porque recuerda que ya están perfectamente cocinadas con el horneado a 160ºC, y el toque final es solo para darles un poco de tostado.

13 comentarios en “Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera”

  1. Jose dice:

    Me parecen muy acertadas. Enhorabuena

    1. Nata Nata dice:

      Hola Jose! Te animo a que las prepares y nos cuentes qué tal 😉

  2. VICTOR dice:

    se ven deliciosas gracias por la receta

    1. Nata Nata dice:

      Hola Victor! Gracias por tu comentario, esperamos que las prepares, seguro que te quedan de… ¡escándalo! 🙂
      Un saludo!

  3. Gaston dice:

    Se las puede poner directamente en el horno sin hervirlas en agua? Para que no salgan hervidas, o mejor aún cocinarlas directamente en la parrilla con la salsa barbacoa??

    1. Nata Nata dice:

      Hola Gaston! Existen todas esas opciones para prepararlas, aunque con esta receta no te quedan hervidas, al final las acabas en el horno y quedan asadas y jugosas.
      Si quieres asarlas directamente en el horno, lo mejor es hacerlo a temperatura baja, por ejemplo 150ºC, pintadas con la salsa y cubiertas con papel de aluminio para que no se resequen y se cuezan en sus propios jugos, y serán unas dos horas, aunque dependerá de su tamaño, y por último 5 minutos con la resistencia superior a tope y sin el papel para que se doren.
      Si tienes una parrilla o barbacoa de leña, perfecto, ve asándolas hasta que el hueso sobresalga bastante de la carne, dándoles la vuelta cada 15 minutos.
      Espero haberte ayudado, un saludo!

  4. Gaston dice:

    Si!!! Mucho!! Muchísimas Gracias Nata, luego te diré cómo salieron!!!

  5. Bea dice:

    Un escándalo. Gracias

    1. Nata Nata dice:

      Hola Bea! Jeje así es, qué delicia 😛
      De hecho estoy pensando en repetir la receta muy pronto 🙂
      Un saludo!

  6. David dice:

    Que buenas! Ya están en el horno, jejeje… tienen una pinta estupenda.
    La salsa está buenísima, gracias Natalia

    1. Nata Nata dice:

      Hola David! ¿Qué tal te quedaron? Me alegro que te guste la salsa, yo la preparo mucho en casa y no tiene nada que envidiar a las que venden ya hechas 😉
      Un saludo!

  7. Pablo dice:

    falto el ingrediente que le da el sabor característico a la salsa babacoa: el humo líquido

    1. Nata Nata dice:

      Hola Pablo! Es cierto que el humo líquido termina de darle el sabor más auténtico, pero te puedo asegurar que esta receta se acerca muchísimo en sabor a las más clásicas salsas barbacoas. Además quería que fuese una receta con ingredientes sencillos y fáciles de conseguir para que todo el mundo la pudiera preparar sin problemas.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

¡Es gratis!

Powered by WordPress Popup

¿Aceptas las cookies?Aceptar