Cómo hacer una tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 4,25/5 ¡Valórala!
Tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos

Algunas recetas son en apariencia tan sencillas que a veces es hasta raro buscar su receta, y es justo lo que sucede con la tortilla francesa. Realmente se puede preparar sin apenas pararse a pensar, pero si queremos conseguir que quede de una forma concreta, ya sea cuajada y finita o jugosa y enrollada, esta receta te interesa.

Aprende cómo hacer una tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos para dejarla a tu gusto siguiendo uno de los dos métodos que te explico más abajo. Siempre queda riquísima y si se prepara con huevos frescos de calidad y buen tamaño, es la compañera perfecta para un desayuno salado, una cena ligera o incluso para rellenar un bocadillo.

Si te gustan las tortillas seguro que te encantará este clásico, la tortilla de patatas con o sin cebolla y con trucos para que salga de 10. Si después de prepararla quieres darle un toque diferente para presentarla (y que es ideal para los niños), puedes servirla en forma de rollitos de tortilla de patatas y jamón serrano con salsa de mostaza y miel, quedan genial. Y si te gustan las tortillas seguro que te encantará preparar la deliciosa tortilla de calabacín y cebolla, muy jugosa y apetecible, la tortilla de espinacas frescas, muy rica y sencilla, o la tortilla vasca más famosa, la tortilla de bacalao.

Si tienes poco tiempo, anímate con estos espárragos verdes a la plancha con salsa romesco y rollitos de tortilla, te va a sorprender cómo quedan, y también puedes incluir una sencilla tortilla en esta ensalada de arroz y atún con tortilla francesa, fácil y muy rica, le queda fenomenal.

 

Ingredientes para hacer la receta de la tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos (1 tortilla para 1 persona):

  • 2-3 huevos L.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.

 

Preparación, cómo hacer una tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos:

  1. Tortilla francesa doblada por la mitad:
    1. Casca los huevos en un plato hondo y échales un poco de sal.

      Huevos para tortilla

      Cascamos los huevos en un plato hondo

    2. Bátelos un poco con un tenedor hasta que la mezcla sea homogénea, nada más, no es necesario crear ninguna espuma.

      Huevos batidos para tortilla

      Batimos los huevos con un tenedor

    3. Pon una sartén antiadherente a fuego medio con un poco de aceite.
    4. Cuando esté caliente echa los huevos batidos en ella y espera a que se cuaje un poco la parte que están en contacto con la sartén, tardará apenas 1 o 2 minutos.

      Tortilla francesa casera

      Esperamos a que se cuaje un poco la base de la tortilla

    5. Dobla la mitad de la tortilla sobre sí misma con la ayuda de una paleta de cocina y sigue cocinándola medio minuto más.

      Tortilla francesa doblada por la mitad

      Doblamos la tortilla francesa sobre sí misma

    6. Tienes la opción de darle la vuelta para que el otro lado se dore un poco más, cocinándolo otro medio minuto.
  2. Tortilla francesa enrollada y muy jugosa por dentro:
    1. Casca los huevos en un plato hondo y échales un poco de sal. Bátelos un poco con un tenedor hasta que la mezcla sea homogénea, nada más, no es necesario crear ninguna espuma.
    2. Echa un poco de aceite en una sartén antiadherente a fuego suave y pásale un papel de cocina para que el aceite quede bien repartido.
    3. Cuando esté un poco caliente echa los huevos en la sartén y muévelos como si fueras a preparar huevos revueltos, rompiendo cualquier zona que empiece a cuajarse.
    4. Cuando ya empiece a haber muchos trozos cuajados deja de moverla y aplástala un poco con una paleta de cocina para que se asiente bien.
    5. Pasa la paleta por alrededor de los huevos para que se separen los laterales y envuélvela hacia dentro. Para ello, dóblale un poco un lado hacia dentro y entonces coge la sartén y haz que la tortilla se eche hacia el lado que todavía no está doblado, para que el borde de la tortilla rebose por el borde de la sartén. Dobla ese otro lado sobre la tortilla y dale la vuelta con cuidado para que se sellen ambos lados y la tortilla quede cerrada y gordita.
    6. Si quieres que el interior esté muy jugoso e incluso un poco líquido retírala de la sartén a los pocos segundos, pero si quieres que quede bien cuajada puedes seguir cocinándola un par de minutos más, siempre a fuego suave.

      Como hacer tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos

      Así de bien queda la tortilla francesa

 

Tiempo: 10 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sírvela recién hecha y caliente ya que, aunque las tortillas también están ricas templadas o frías, la tortilla francesa que va directamente de la sartén al plato tiene una textura y aroma muy especial. Si vas a prepararla con antelación, lo ideal es que elabores una tortilla totalmente cuajada para no tener problemas al consumir huevo crudo, y si vas a servirla al momento puedes dejar que el interior permanezca aún un poco líquido.

En este caso la he acompañado con un poco de rúcula, dos lonchas de jamón serrano y una rebanada de pan tostada y cortada en trozos, ¡espectacular! A mi me encanta la tortilla cuajada y doblada por la mitad, pero de vez en cuando también la preparo con el otro método ya que queda muy jugosita. En cualquier caso, una tortilla francesa siempre está de auténtico… ¡escándalo!

Receta de tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos

Tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos

 

Variantes de la receta de la tortilla francesa perfecta, con trucos y consejos:

Aromatízala añadiendo especias o hierbas aromáticas a tu gusto, por ejemplo un poco de pimentón dulce, comino, curry, orégano, tomillo, romero o albahaca.

Es una delicia preparar una tortilla francesa rellena. A mi me gusta muchísimo ponerle jamón cocido y queso, simplemente se lo echas en un lado antes de doblarla y listo, el queso se funde y queda deliciosa.

 

Consejos:

La clave para hacer la tortilla es el control de la temperatura del fuego. Para no equivocarte lo mejor es que lo mantengas medio-suave para que se cuaje poco a poco (más bien suave en el caso de que quieras hacerla jugosa con el segundo método) y, sobre todo, que no se te queme, ya que es lo único que no podrás arreglar.

La cantidad de aceite influirá en cómo queda la tortilla por fuera, así que si buscas que se dore un poco más deberás añadir más aceite pero sin pasarte, y también subir la temperatura del fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar