Cómo hacer queso fresco en casa de la forma más fácil

NataCocina, Recetas Fáciles, Salsas y guarnicionesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Queso fresco casero

Nos gusta tanto tanto el queso que no se cómo hemos esperado tanto tiempo hasta preparar nuestro propio queso fresco. El queso es un producto mágico, el ingrediente que hace milagros con las recetas que toca, y aunque para los más queseros todo queso es válido (y cuanto más fuerte y potente mejor), lo cierto es que hay un queso para cada paladar, y hay pocas personas que se resistan a un buen queso fresco.

Esta receta de queso fresco casero es, posiblemente, una de las más sencillas que podáis encontrar, para la que necesitarás solamente 2 ingredientes y, si te animas, te vamos a sugerir un kit gracias al cual no te va a dar pereza nunca prepararlo, vas a conseguir un resultado extraordinario y le vas a sacar muchísimo partido porque viene con libro de recetas y todo.

Es cierto que puedes prepararlo cocinando la leche, utilizando coladores o telas, pero os tengo que decir que estoy encantada con mi kit para preparar queso fresco de Lékué. A much@s os sonará de haberlo visto en algún sitio, no se por qué yo tardé bastante en decidirme a comprarlo, y ahora se ha convertido casi en una rutina preparar un queso para los findes, tanto para desayunos así en plan guay, como para cuando tengo invitados y quiero sorprenderlos. Porque no solo puedes preparar el queso fresco tal cual, sino que el kit viene con un libro con un montón de recetas sorprendentes para mezclarlo con otros ingredientes antes de compactarlo y tener opciones saladas, dulces, de aperitivo, de postre, etc.

Kit para preparar queso fresco casero

Kit para preparar queso fresco casero, con libro de recetas

 

 

Ingredientes para la receta de queso fresco casero:

  • 1 litro de leche fresca pasteurizada (mejor si es entera). Es la que venden refrigerada en los supermercados, no sirve la leche que solemos comprar de brick. Puede ser de vaca, cabra u oveja, y con cada una el sabor será distinto.
  • 30 ml de zumo de limón.

* En el libro que incluye el kit para preparar queso fresco de Lekue hay otras combinaciones sugeridas para preparar queso fresco, que cambian el ácido por zumo de lima o vinagre, y también la leche la combinan con yogures o con nata, pero esta receta que hago aquí es la más básica.

 

Preparación, cómo hacer queso fresco en casa de la forma más fácil:

  1. Para preparar este queso fresco hemos utilizado el kit para queso fresco de Lekue. Puedes utilizar otros utensilios que tengas más a mano, pero este kit es genial porque lo tiene todo, ocupa poco espacio y es perfecto para elaborar la receta en pocos minutos en el microondas.
  2. Vierte la leche en el recipiente e introdúcelo en el microondas y calienta durante 13 minutos a máxima potencia (800ºC). Para los cocinillas más detallistas, sabed que el objetivo es que la leche alcance como mínimo la temperatura de 90ºC.
    Leche fresca para preparar queso fresco

    Vierte la leche fresca en el recipiente

  3. A continuación pasamos al ácido, en este caso he elegido zumo de limón pero también podría haber sido de lima o vinagre. Para saber la cantidad exacta, en la tapadera verde del kit puedes ir vertiendo zumo de limón o lima, o vinagre, hasta la línea que hay marcada. En las fotografías se aprecia regular, pero cuando lo tienes delante es muy sencillo.
    Zumo de limon

    Exprimiendo el zumo de limón

    Cantidad de acido

    Puedes medir la cantidad de ácido con la línea marcada en la tapadera

  4. Ahora vierte el ácido en el recipiente con la leche ya caliente.
    Acido para preparar queso fresco

    Vierte el ácido en la leche

  5. Remueve la mezcla con una espumadera y comenzarás a ver la “magia” del queso, ya que la leche se cortará y observarás una especie de precipitado, estará todo cuarteado y grumoso, ¡perfecto! Si por lo que fuera tu mezcla no tiene este aspecto, caliéntala 1 o 2 minutos más en el microondas.
    Precipitado queso fresco

    Así debe estar la leche al mezclarla con el ácido

  6. Ahora toca un reposo de 30 minutos a temperatura ambiente. Volviendo al detalle, la mezcla deberá alcanzar los 45-50ºC. Es al comienzo del reposo cuando podrás añadir tu toque personal al queso, por ejemplo una pizca de sal, un poco de azúcar, especias o hierbas secas, a tu gusto. Así durante estos 30 minutos se impregnará de ese matiz y quedará de… ¡escándalo!
  7. Ya puedes colar la mezcla sobre el colador que incluye el kit, y puedes presionar con una cuchara para que salga todo el suero y el queso se compacte en el molde.
    Colando el queso fresco

    Colamos el queso fresco con el molde

    Queso fresco en molde

    Presionamos el queso con una cuchara para que adopte la forma del molde

  8. Introduce el molde en el recipiente blanco, tápalo y déjalo reposar en la nevera al menos 1 hora para que el queso tome la forma definitiva y se enfríe. Si lo vas a utilizar de forma que no te interesa que tome la forma del molde, puedes sacarlo antes de la nevera y utilizarlo a conveniencia.
    Queso fresco

    Colocamos el molde en el interior del recipiente

    Kit para preparar queso fresco

    Cerramos el recipiente con su tapa, y a la nevera a reposar

  9. Ya solamente queda desmoldar el queso y servirlo como más te guste.

 

Tiempo: 20 minutos + 30 minutos de reposo + 1 hora de nevera

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Mantén tu queso bien guardado en un recipiente hermético en la nevera durante un máximo de 3 días, que suele ser la caducidad de la leche fresca. Para servirlo puedes hacerlo bien fresquito recién sacado, o bien mantenerlo un rato antes a temperatura ambiente para que no esté tan frío.

Puedes utilizarlo de mil formas, por ejemplo untado sobre tostadas para el desayuno, desmigado en una ensalada, en combinación con miel o mermeladas en forma de postre, cortado en cubitos para un aperitivo, o mezclado con ingredientes como olivas o alcaparras picadas, tomate seco, salmón ahumado, anchoas… y por supuesto con todo tipo de hierbas o especias. ¿Quién dijo que el queso fresco es aburrido?

Eso si, nosotros nos comimos éste sobre tostadas, con un chorrito de aceite de oliva y un poco de pimienta molida y sal, ¡exquisita sencillez!

Queso fresco casero facil

Queso fresco casero

 

 

Variantes de la receta de queso fresco casero:

Tal y como he comentado en la sección de ingredientes, existen diversas combinaciones para preparar queso fresco, ya que se puede utilizar leche distinta (de vaca, cabra u oveja), varios tipos de ácidos (limón, lima, vinagre o yogur), y además combinar la leche con nata para obtener una textura más cremosa. Todas estas opciones está en el libro que viene con el kit para preparar queso fresco y que nosotros hemos utilizado.

Además en el libro vienen un montón de ideas para servir el queso, con resultados más cremosos o compactos, dulces o salados, acompañado de especias, hierbas o frutos secos… ¡imaginación al poder!

 

Consejos:

La receta de queso fresco se puede preparar no solo en el microondas sino también en una olla al fuego, y también puedes prescindir de este kit, pero si realmente te gustaría preparar habitualmente queso fresco, con estos utensilios lo vas a tener mucho más a mano y les vas a sacar muchísimo partido.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *