Cómo hacer patatas fritas perfectas: tiernas por dentro y crujientes por fuera

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Patatas fritas, como hacerlas perfectas, tiernas por dentro y crujientes por fuera

Las guarniciones son las preparaciones con las que acompañamos los platos que parece que nos están pidiendo algo más, como suele ser el caso de las carnes y los pescados fundamentalmente. Solemos recurrir a guarniciones con verduras o patatas elaboradas de diferentes formas, pero si hay que destacar una guarnición realmente popular y socorrida son las patatas fritas.

Con esta receta aprenderás a elaborar patatas fritas perfectas, para mi eso implica que están tiernas por dentro y crujientes por fuera, mucho de ambas cosas. Son muy sencillas de preparar aunque reconozco que para freír bien lo mejor es ir adquiriendo cierta experiencia para saber entender el aceite y sus temperaturas y conseguir resultados perfectos. También puedes utilizar una freidora, ayuda mucho en esta labor. ¿Qué significa para mi freír bien? Pues que después cojas una patata frita, una croqueta o lo que sea que hayas frito y que apenas te quede aceite en los dedos

Personalmente no suelo freír prácticamente nunca en casa, no es una técnica que me apasione pero reconozco que de vez en cuando y para recetas como ésta vale la pena, ya que aunque las patatas al horno me encantan, así fritas están muy ricas.

Estas patatas fritas van ideales como guarnición al cachopo asturiano de ternera, incluso si quieres que sean las protagonistas puedes preparar estas sencillas patatas con salsa de queso cabrales, ¡qué delicia!

Si te gusta preparar patatas de todas las formas posibles, no te pierdas la técnica de las patatas al microondas, una vez que la pruebas ya no puedes parar de preparar patatas así. También hay clásicos como las patatas a lo pobre, el puré de patatas casero o las patatas fritas al ajillo. Si buscas una receta llena de tradición anímate a preparar las patatas revolconas, meneás, machaconas o revueltas o las resultonas patatas duquesa. Y disfruta con los increíbles resultados que ofrece el horno preparando patatas al horno gratinadas o tartiflette o las famosas patatas deluxe o patatas gajo asadas al horno, con su salsa.

 

Ingredientes para preparar patatas fritas perfectas, tiernas por dentro y crujientes por fuera:

  • Patatas para freír.
  • Aceite de oliva o de girasol, cantidad suficiente para freír.
  • Sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de patatas fritas perfectas, tiernas por dentro y crujientes por fuera:

  1. Pela las patatas y córtalas en palitos más o menos del mismo tamaño. Yo he utilizado una mandolina que incluye unas cuchillas con las que cortar las patatas en palitos es de lo más sencillo, pero también puedes hacerlo con un cuchillo.

    Como hacer patatas fritas

    Cortamos las patatas en palitos

  2. Ponlas a remojar en un bol con agua fría durante 5 minutos para que suelten el almidón y así evitar que después se peguen unas con otras.

    Patatas a remojo en agua

    Sumergimos las patatas en agua

  3. Sécalas muy bien con papel de cocina o con un paño.
  4. Pon abundante aceite a calentar, ya sea en freidora o en sartén. Yo he utilizado mi freidora Brandt y la puesto a 140ºC, pero si lo hacéis en sartén esta temperatura es cuando introducís una patata y burbujea de forma constante y sin dorarse para nada, y por supuesto que el aceite no humee.
    Como freir patatas

    Una de las ventajas de la freidora es que controlas la temperatura y la puedes tapar cómodamente

    Patatas fritas caseras

    Las he preparado en dos tandas para que se frían bien

  5. Hay que cocinarlas alrededor de 5 minutos. El punto perfecto es cuando podáis atravesar una patata con un cuchillo y la notéis tierna.
  6. Saca el cestillo de la freidora o retíralas a un plato con una espumadera si estás con la sartén, y sube la temperatura. En freidora es hasta 180ºC, y en sartén sin que llegue a humear el aceite pero que esté bastante caliente, de forma que las patatas se doren en cuestión de 2-3 minutos. Están listas cuando se vean doradas a tu gusto, aunque vigílalas bien porque cambian de color muy rápidamente.

    Patatas fritas

    Ya tenemos listas y doradas las patatas fritas

  7. Escúrrelas y déjalas en una bandeja amplia con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite. Insisto en lo de la bandeja amplia para que no estén amontonadas, escurran bien el aceite y así conseguir que queden lo más crujientes posible.
  8. Es en este momento cuando todavía están calientes que deberás echarles sal al gusto por encima.

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Recuerda echarles sal nada más las saques del aceite, y ya las tienes listas. Lo ideal es degustarlas recién hechas, aunque si quieres prepararlas con cierta antelación puedes darles la primera fritura, reservarlas e incluso congelarlas y, justo cuando las vayas a servir, darles la segunda fritura a temperatura alta para que terminen de cocinarse y se doren.

Tiernas por dentro, crujientes y doraditas por fuera, acompañan genial como guarnición a cualquier plato porque están de… ¡escándalo!

Receta de patatas fritas perfectas, tiernas por dentro y crujientes por fuera

Cómo hacer patatas fritas perfectas: tiernas por dentro y crujientes por fuera

 

Variaciones de la receta de patatas fritas perfectas, tiernas por dentro y crujientes por fuera:

La mejor técnica que yo he probado es la que he descrito en la receta, aunque puede haber muchas más igualmente válidas. También se pueden cocer en el microondas hasta que estén tiernas, lo que equivaldría a la primera fritura. Después podemos freírlas con las indicaciones de la segunda fritura para que se doren o bien ponerlas en una bandeja de horno sobre papel de horno, separadas unas de otras, pintarlas con un poquito de aceite y asarlas a 200ºC hasta que estén doradas.

 

Consejos:

Manejar bien las frituras es cuestión de experiencia, ya que si el aceite tiene poca temperatura las patatas absorberán demasiado aceite y no quedarán bien, pero si por el contrario está demasiado fuerte quemarás la superficie más externa y el interior no estará bien cocinado e incluso es posible que quede crudo. Una ayuda extra puede ser la utilización de un termómetro de cocina o directamente una freidora si te estás iniciando.

2 comentarios en “Cómo hacer patatas fritas perfectas: tiernas por dentro y crujientes por fuera”

  1. Juan Carlos dice:

    Me gusan tus recetas, las seguré de cerca, aunque las que prefiero son las de repostería

    1. Nata dice:

      Hola Juan Carlos! Me alegro que te gusten, suelo preparar tanto saladas como de repostería 😉
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo
¿Aceptas las cookies?Aceptar