Cómo hacer mermelada de higos o brevas casera. Receta muy fácil

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 1 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
Mermelada de higos o brevas casera. Receta muy facil

Me encanta preparar de forma casera cualquier elaboración, ya sea una salsa o incluso una mermelada, ya que aparte de que me gusta liarme en la cocina para este tipo de cosas (aunque lo de liarme es un decir porque suelen ser súper sencillas), la satisfacción de cocinarla a tu gusto y con los ingredientes escogidos por ti es muy grande y sin duda vale la pena.

Aprende cómo hacer mermelada de higos o brevas casera de forma muy fácil y sencilla. Queda riquísima y su color y sabor dependerá en gran medida del tipo de higos o brevas que utilices. Aprovecha el verano que es cuando están en temporada y elabora mermelada para todo el año, conservándola en botes esterilizados o bien congelándola.

Además en nevera suele aguantar varias semanas (no sabría decir cuantas porque en casa vuela) y así la tienes disponible para utilizarla de la forma que prefieras, ya sea para acompañar unas tostadas o unas tortitas para el desayuno, o para incluirla en canapés de patés y quesos e incluso en hamburguesas, ensaladas, dulces y tartas.

Otras preparaciones que pueden tener un uso similar a esta mermelada son la mermelada de tomate casera y muy fácil, el dulce de membrillo casero o carne de membrillo, el coulis de fresa casero o la compota de manzana casera, con (o sin) azúcar.

Y en cuanto a los usos, encajarían fenomenal sustituyendo al membrillo en estos crujientes de queso brie y pasta filo con dulce de membrillo casero. También puede sustituir a la miel en recetas como el queso fresco con miel y nueces (mel i mató) o ser la parte dulce que acompaña a unas riquísimas tostadas con queso Camerano e higos frescos aliñados, sustituir la cebolla caramelizada de estas hamburguesas caseras con queso de cabra, acompañar de forma fantástica unas tostadas con queso fresco casero o poner un toque dulce en estos blinis de nueces y albahaca con requesón y tomate seco.

También podría darle un toque ideal a ensaladas como la burrata con ensalada de higos, piñones y vinagreta de albahaca o la ensalada de canónigos con queso de cabra, frutos secos y vinagreta de miel. También va genial con postres, por ejemplo coronando esta deliciosa tarta de queso al horno o una clásica panacota o panna cotta italiana.

 

Ingredientes para preparar mermelada de higos casera y muy fácil:

  • 500 kg de higos o brevas, del tipo que prefieras o que tengas disponible. El color final es lo que podrá variar, yo lo he preparado con brevas y queda muy rojo.
  • 125 gr de azúcar blanco (siempre 1/4 de azúcar respecto al peso total de los higos).
  • El zumo de 1/2 limón (en torno a 40-50 ml).
  • 100 ml de agua.

 

Preparación, cómo hacer la receta de mermelada de higos o brevas casera:

  1. Córtales el rabo a los higos si lo llevan, lávalos muy bien con agua fría y córtalos en trocitos. El tamaño de los trozos depende de tus gustos ya que pueden ser más o menos grandes en función de cómo quieras que que sea la textura final e incluso puedes triturarla al terminar. A mi me gusta que quede grumosa por lo que un poco más abajo verás una fotografía con el tamaño que yo les he dejado.
  2. Exprime el limón y cuela su zumo para que no contenga semillas.
  3. Pon en una olla los higos ya cortados junto con el azúcar, el agua y el zumo de limón, y mézclalo todo junto.

    Receta de mermelada de higos casera

    Empezamos a cocinar los ingredientes para la mermelada de higos

  4. Enciende el fuego para que esté a temperatura media y en cuanto la mezcla empiece a hervir baja la temperatura para que esté suave y deja que se cocine entre 30 y 40 minutos.
  5. El tiempo total irá en función del tipo de higos, de la temperatura del fuego y también de cómo te guste que quede de textura aunque te recomiendo apartar la olla del fuego cuando la mezcla no esté demasiado compacta ya que después al enfriarse se compactará aún más.
  6. Mientras se cocinan puedes ir desmenuzando los trozos con un cucharón si prefieres que queden más pequeños y también puedes triturar la mermelada una vez la tengas lista.

    Como hacer mermelada de higos casera

    Ya tenemos lista la mermelada de higos casera

  7. Este tiempo sirve para esta cantidad de mermelada ya que si preparas más o menos tendrías que cocinarla un tiempo diferente, sobre todo si hablamos de cantidades muy grandes.
  8. Antes de que se enfríe guárdala en recipientes de cristal. Te recomiendo realizar el proceso de conserva o bien guardarla en varios tarritos y congelarlos. En nevera aguanta mucho tiempo, no sabría decir cuanto pero varias semanas seguro.

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Conserva la mermelada con las indicaciones que he dado más arriba. Si la sueles utilizar a menudo puedes preparar de una vez más cantidad y así tener para todo el año aprovechando el verano que es cuando los higos y brevas están en plena temporada.

La suelo utilizar como cualquier otra mermelada de frutas y lo primero que se me vienen a la cabeza son unas estupendas tostadas para desayunar con mantequilla o con queso crema y esta mermelada de higos por encima. También queda fenomenal para incluirla coronando canapés, acompañando a patés y otros untables, con quesos e incluso en todo tipo de dulces y tartas, sirviendo de relleno de magdalenas o bizcochos, entre las capas de una tarta de chocolate o encima de una buena tarta de queso. La tomes como la tomes, está de auténtico… ¡escándalo!

Receta muy facil de mermelada de higos o brevas casera.

Cómo hacer mermelada de higos o brevas casera. Receta muy fácil

 

Variaciones de la receta de mermelada de higos casera muy fácil:

Son pocas las variaciones que se pueden introducir en una receta así, aunque si quieres darle un toque diferente de aroma puedes incluir clavos de olor o alguna otra especia que te guste y que pueda combinar bien, por ejemplo cardamomo o canela, e incluso ralladura de cítricos como limón, naranja o pomelo.

 

Consejos:

Si preparas una gran cantidad de una vez puedes guardarla en varios recipientes en la nevera o en el congelador para ir consumiéndola o incluso regalarla.

Es importante que la vigiles en los minutos finales para que no se seque demasiado ya que una vez guardada y fría se compacta un poco más y sería una pena que después costase utilizarla para untarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar