Cómo hacer mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 2 votos, 4,00/5 ¡Valórala!
Mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla

Tantos tipos de fruta tenemos disponibles que solemos tener nuestras favoritas, y para mi una de ellas son los albaricoques. Seguramente influirá que vivo en Caravaca de la Cruz (Murcia), una tierra rodeada de albaricoqueros y que de hecho tengo cerquísima de casa desde siempre, y es un gustazo poder comerlos recién cogidos del árbol. A mi me encanta cuando están aún un poco verdes y empiezan a amarillear pero para esta receta los necesitamos naranjas y maduros.

Aprende cómo hacer mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla aprovechando la temporada de albaricoques, que aunque varía según el lugar, yo suelo encontrarlos en su punto para esta receta en el mes de junio.

Con esta receta aprenderás a preparar mermelada con medio kilo de albaricoques pero te animo a que elabores una mayor cantidad y la conserves durante todo el año ya sea en botes esterilizados o bien congelándola. De textura puedes elegir si no te importa que haya trocitos de albaricoque o si la prefieres más homogénea, e incluso más líquida o por el contrario densa.

Si te gustan las mermeladas seguro que te encantará preparar la mermelada de higos o brevas casera, la mermelada de moras casera, con o sin pepitas, la mermelada de manzana casera con canela, la mermelada de calabaza con canela, la mermelada de ciruelas amarillas casera, la mermelada de tomate casera y muy fácil, el dulce de membrillo casero o carne de membrillo, el coulis de fresa casero o la compota de manzana casera, con (o sin) azúcar.

Para utilizarla lo más típico es untarla en una tostada con mantequilla o queso crema pero también queda genial extendida en unos estupendos crepes caseros o en unas tortitas americanas caseras, e incluso acompañando unos riquísimos y calentitos gofres o waffles caseros. Siguiendo con las opciones dulces, iría genial coronando coronando esta deliciosa tarta de queso al horno o una clásica panacota o panna cotta italiana.

También va genial en canapés como estos crujientes de queso brie y pasta filo con dulce de membrillo casero, puede sustituir la cebolla caramelizada de estas hamburguesas caseras con queso de cabra o poner un toque dulce en estos blinis de nueces y albahaca con requesón y tomate seco.

También podría darle un toque ideal a ensaladas como la burrata con ensalada de higos, piñones y vinagreta de albahaca o a la ensalada de canónigos con queso de cabra, frutos secos y vinagreta de miel.

 

Ingredientes para preparar mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla:

  • 500 gr de albaricoques. Lo ideal es que estén maduros y de color anaranjado.
  • 200 gr de azúcar blanco.
  • 25 ml de zumo de limón.

 

Preparación, cómo hacer la receta de mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla:

  1. Lava bien los albaricoques con agua fría y sécalos. Ábrelos por la mitad con la ayuda de un cuchillo y extráeles el hueso. Ve dejándolos en la olla en la que los vas a cocinar.

    Albaricoques maduros

    Buenísima pinta estos albaricoques recién cogidos

  2. Exprime el limón y cuela su zumo para que no contenga semillas.
  3. Echa en la olla el limón y ponla a fuego medio. Cuando empiece a hervir y haya algunas burbujas baja el fuego para que esté suave y cocina los albaricoques con el limón durante 10 minutos o hasta que veas que están blandos, ya que cuanto más maduros menos tardarán.
  4. Añade el azúcar y sigue cocinándolos a fuego suave durante unos 30 minutos. Durante el proceso cada 10 minutos puedes ir partiendo un poco los albaricoques con una cuchara para que se vayan deshaciendo.
  5. El tiempo total irá en función de la temperatura del fuego y también de cuanto de maduros estén los albaricoques y la textura que quieres conseguir. Ten en cuenta que al enfriarse se espesa más, así que para mi el punto ideal es cuando empieza a espesarse y al moverla con una cuchara el rastro en la olla se queda durante unos segundos.

    Mermelada de albaricoques casera

    Ya tenemos lista la mermelada de albaricoques (yo no la trituro)

  6. Esta mermelada no hace falta triturarla ya que los albaricoques se deshacen bastante y también los hemos ido partiendo poco a poco con la cuchara, pero si te gusta que quede homogénea es el momento de triturarla, con cuidado de que no salpique ya que podrías quemarte.
  7. Este tiempo sirve para esta cantidad de mermelada ya que si preparas más o menos tendrías que cocinarla un tiempo diferente, sobre todo si hablamos de cantidades muy grandes.
  8.  Antes de que se enfríe guárdala en recipientes de cristal. Te recomiendo realizar el proceso de conserva o bien guardarla en varios tarritos y congelarlos. En nevera aguanta mucho tiempo, no sabría decir cuanto pero varias semanas seguro.

    Como hacer mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla

    Así de bien queda la mermelada de albaricoques casera

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Guarda la mermelada conservada de la forma que prefieras según lo que he comentado al final de la receta, y si te ha gustado la próxima vez puedes preparar mucha más cantidad de una vez, dándole más tiempo para que se cocine y hasta que la veas que está lista, y conservarla durante todo el año ya sea congelada o en conserva.

Es una de mis mermeladas preferidas por su sabor pero también porque donde vivo podemos conseguir los albaricoques directamente del árbol y la fruta recién cogida tiene un sabor increíble. Como cualquier otra mermelada, queda buenísima en tostadas con mantequilla o incluso queso crema, y se puede utilizar para darle un toque dulce a preparaciones como los crepes, tortitas y gofres, e incluso de relleno en bizcochos o magdalenas y entre capas o coronando una fantástica tarta de chocolate o de queso. Además es genial utilizarla con patés y quesos, y de cualquier forma está de auténtico… ¡escándalo!

Receta de mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla

Mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla

 

Variaciones de la receta de mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla:

Si te animas a ir variando un poco la receta puedes aromatizarla a tu gusto. Lo más clásico es utilizar ramas de canela o vainas de vainilla durante la cocción para después retirarlas, pero también le quedan genial otras especias como el cardamomo, los clavos o el anís. Los cítricos también van geniales y un poco de ralladura de lima, limón, naranja o pomelo le sienta fenomenal.

 

Consejos:

La primera vez que prepares una receta que quieras hacer en conserva lo ideal es que elabores poca cantidad, por ejemplo la de esta receta. Una vez que la hayas hecho y probado y compruebes que está a tu gusto, anímate a preparar una gran cantidad y así tenerla siempre a mano, conservada de la forma que más te guste, ya sea en congelador o en conserva.

No te pases de cocción para que no quede demasiado seca, aunque tampoco la retires demasiado pronto del fuego para que no esté demasiado líquida y después se escurra al ponerla sobre tostadas. Si tienes dudas, coge un poco con una cuchara sopera, sácala fuera, déjala reposar unos minutos para que se enfríe y decide si esa textura ya te gusta (recuerda que cuando se enfríe completamente se espesará un poco más). También es verdad que la textura puede ir en función de como quieras utilizarla, por ejemplo para extenderla y untarla mejor que no quede demasiado espesa, pero si es para cubrir una tarta o para poner un poco sobre algún canapé, lo ideal es que esté densa.

2 comentarios en “Cómo hacer mermelada de albaricoques casera de forma muy sencilla”

  1. La cocina de Lila dice:

    Riquisima!! nada mejor que las mermeladas caseras y la tuya tiene un color maravilloso. Un besote

    1. Nata dice:

      Hola! Gracias, la verdad es que preparar las mermeladas caseras es un gustazo 😉
      Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *