Cómo hacer labneh o queso de yogur casero y muy fácil

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 7 votos, 4,86/5 ¡Valórala!
Labneh o queso de yogur casero y muy facil

Entre lo que nos gustan los quesos y que me encanta prepararlo todo 100% casero, estaba claro que preparar queso en casa iba a ser cuestión de tiempo. Sin duda nuestros preferidos son los quesos con personalidad y potentes de sabor pero también nos encanta tener queso crema en casa y digamos que hemos encontrado una solución casera que se le parece mucho.

El labneh o queso de yogur es muy típico de Oriente Medio y su elaboración es muy sencilla, tanto es así que solo requiere reposo para que el yogur vaya soltando su suero y se vaya compactando hasta tener una cierta consistencia según cuanto tiempo dure su reposo. Su sabor sigue siendo de yogur pero diría que más suave, menos ácido y con un toque salado que le sienta fenomenal.

En apenas unas horas se consigue una consistencia cremosa, muy parecida al queso crema, por lo que es ideal para untarlo o mojarlo con todo tipo de tostadas, panes o palitos de verduras, y se puede servir tal cual aunque lo mejor es ponerle aceite de oliva virgen extra y las especias, hierbas o semillas que prefieras. Si se deja reposar más tiempo (entre 1 y 2 días solamente) su consistencia es como la de un queso blando y se puede moldear en forma de bolitas para conservarlas en aceite y consumirlas como aperitivo, en ensaladas, en platos de pasta… queda genial de muchas formas.

Es todo un clásico tomarlo con pan de pita, un pan de origen árabe cada vez más popular debido a los famosos restaurantes kebab. Lo cierto es que no solo sirve para rellenarse con ensaladas, carnes y salsas sino que también se sirve cortado en triángulos para acompañar aperitivos típicos como el hummus de garbanzos o puré de garbanzos o este riquísima versión, el hummus de garbanzos y remolacha, también con el delicioso baba ganoush, mutabal o paté de berenjenas y el clásico falafel al horno con salsa de yogur casera.

Si quieres completar tu menú árabe puedes preparar el clásico tabulé o tabbouleh, la ensalada libaneas con cuscús, tomate y hierbabuena, o bien servir de plato principal un delicioso cous cous con verduras y pollo y por supuesto un postre a la altura lleno de frutos secos y miel como este baklava.

 

Ingredientes para la receta de labneh o queso de yogur casero:

  • Yogures naturales, la cantidad que prefieras. Yo suelo utilizar 5 yogures de 125 gr cada uno, en total 625 gr, para obtener la cantidad que puedes ver en las fotografías.
  • 1/2 cucharadita de postre de sal (la proporción habitual es 1 cucharadita de postre de sal por cada kg de yogur).
  • Para acompañar puedes servirlo con aceite de oliva virgen extra y perejil o las hierbas y especias que prefieras.
  • Necesitarás una tela de algodón, gasa o similar, amplia, lo suficientemente tupida para que el yogur no pase a través de ella pero que sí deje que vaya cayendo el suero.

 

Preparación, cómo hacer labneh o queso de yogur casero:

  1. Utiliza un bol amplio, pon encima un colador grande o escurridor y encima la tela.
  2. Vierte sobre la tela los yogures y también la sal.
  3. Remuévelo todo un poco con una cuchara para que se mezclen los yogures con la sal.

    Queso de yogur

    Mezclamos los yogures con la sal sobre la gasa

  4. Ahora ata la tela, por ejemplo con una pinza de cocina, de forma que el yogur quede en su interior.

    Como hacer queso en casa

    Dejamos reposar el yogur para que salga el suero

  5. Introdúcelo todo en la nevera (si tu cocina es fría también puedes hacerlo a temperatura ambiente) y déjalo que escurra durante unas 8 o 10 horas si quieres un resultado cremoso como el que he obtenido yo. Míralo a las 8 horas y comprueba con una cuchara su consistencia, si ya no quieres que se compacte más porque lo quieres cremoso ya lo tienes listo así que pásalo a un recipiente con tapadera, ya sin gasa ni nada, ciérralo y mantenlo conservado en la nevera o sírvelo.

    Receta de labneh o queso de yogur

    Este es el aspecto del labneh cuando quieres conseguir una consistencia cremosa

  6. Si quieres conseguir una textura mucho más espesa e incluso hacer bolitas sólidas de queso, déjalo reposar entre 24 y 36 horas, hasta que veas que ya no está cremoso sino bastante sólido.
  7. Forma bolitas del tamaño que prefieras con ayuda de dos cucharas y una vez formadas puedes pasarlas por un plato con semillas o hierbas picadas o simplemente dejar el queso tal cual. Una vez tengas las bolitas ve colocándolas en un tarro con aceite de oliva (lo ideal es que sea del sabor más suave posible), de tal forma que al final del proceso las bolitas queden completamente cubiertas de aceite ya que eso ayudará a que se conserven perfectamente durante un mes o incluso más.

 

Tiempo: 5 minutos más las horas de reposo

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Si has preparado labneh cremoso, diría que aguanta bien 3-4 días en la nevera pero no se si más tiempo porque nunca hemos tardado más días en comérnoslo. En cambio si lo dejas sólido y en bolitas completamente sumergidas en aceite y en la nevera, duran un mes e incluso más.

Puedes servirlo bien fresquito recién sacado de la nevera o bien sacarlo unos 30 minutos antes para atemperarlo un poco. Si es cremoso puedes mojarlo con todo tipo de panes y tostadas crujientes y también con palitos de verduras como pimiento rojo, zanahoria o pepino, e incluso untarlo en tostadas y utilizarlo como el queso crema (hasta he preparado tartas de queso con él y quedan geniales, con un ligero toque a yogur). Si es en bolitas lo más socorrido es servirlo en ensaladas y también me gusta especialmente con ensaladas de pasta. De cualquier forma, está de auténtico… ¡escándalo!

Labneh o queso de yogur casero y muy facil

Cómo hacer labneh o queso de yogur casero y muy fácil

 

Variantes de la receta de labneh o queso de yogur casero:

Hay quien lo prepara con yogur griego, yo no he hecho la prueba y no se si necesitará menos horas para conseguir las texturas (supongo que si). Sobre todo se presta a ser aromatizado de muchas formas, así que te recomiendo añadir todo tipo de hierbas y especias al final del proceso, cuando ya lo tienes listo y con la textura que te gusta. Con un poco de aceite de oliva, pimentón picante y perejil me encanta.

 

Consejos:

Una duda muy frecuente es cómo limpiar la tela o gasa que hemos utilizado. Yo lo que hago es lavarla con agua fría para retirar los posibles restos y después o bien hervirla durante 2-3 minutos en un cazo con agua hirviendo o bien lavarla en la lavadora como cualquier otra prenda. Después es importante que se seque bien, lo ideal es que le de el sol de pleno aunque una secadora también viene genial.

4 comentarios en “Cómo hacer labneh o queso de yogur casero y muy fácil”

  1. Maria Elena Hernandez dice:

    Estupendo. Gracias

    1. Nata dice:

      Hola Maria Elena! Gracias, espero que te animes a prepararlo 😉
      Un saludo!

  2. Ángel dice:

    Soy fantástico del queso y esta receta se presenta muy fácil, tanto así, que ya tengo en el frío el labneh hecho con un yogurt que preparé ayer. Lo he preparado a partir de leche entera en polvo, y bien cargada. Ya les contaré el resultado.

    1. Nata dice:

      Hola Ángel! Seguro que te queda muy rico 😉
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar