recetas de escandalo en telegram
¡Únete a la comunidad de Recetas de Escándalo en Telegram!
telegram
Síguenos en el canal de YouTube de Recetas de Escándalo
¡¡Acabamos de estrenar nueva cocina!!

Cómo hacer crema inglesa casera y cremosa

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 6 votos¡Valórala!
800 gr30 min
Crema inglesa casera y cremosa

Dentro de la repostería es importante conocer algunas elaboraciones que son la base para preparar otras y esta es una de ellas. Suelen prepararse con ingredientes muy comunes y si las dominas tienes muchísimo ganado a la hora de preparar recetas dulces en casa.

Aprende cómo hacer crema inglesa casera y cremosa con esta receta paso a paso que es muy fácil de seguir. Solo necesitas 4 ingredientes para esta fantástica crema que sirve de base para recetas de helados, algunas tartas y cremas cuajadas y también para simplemente acompañar postres, ya sea caliente o fría, de hecho ha sido desde siempre un clásico en los restaurantes.

Lo más importante es que los huevos se cocinen adecuadamente para aportar su particular cremosidad pero que no lleguen a cuajarse ni a formar grumos, y para eso tan solo tienes que seguir la receta al detalle.

Existen infinidad de postres con huevo, algunos de los más famosos son la crema catalana con su azúcar quemada, el flan de huevo casero, las natillas caseras de huevo tradicionales o la crema pastelera casera.

También está buenísimo el pan de Calatrava o pudin de pan, el tocino de cielo o el lemon curd o crema de limón inglesa casera.

 

Ingredientes para preparar crema inglesa casera y cremosa (unos 800 gr):

  • 500 ml de leche.
  • 110 gr de azúcar blanco.
  • 4 yemas de huevo.
  • 1 vaina de vainilla.

 

Preparación, cómo hacer la receta de crema inglesa casera y cremosa:

  1. Pon la leche en un cazo a fuego medio junto con la vaina de vainilla y cuando hierva retira el cazo del fuego.

    Leche crema inglesa

    Hervimos la leche

  2. Mientras en un bol echa el azúcar junto con las yemas de huevo y mezcla con unas varillas hasta que la mezcla esté espumosa y de color amarillo, solo tardarás 3 o 4 minutos.
    Huevos y azucar crema inglesa

    Mezclamos las yemas de huevo con el azúcar

    Azucar y huevos crema inglesa casera

    Así de cremosa debe quedar la mezcla de huevos y azúcar

  3. Retira la vaina de vainilla de la leche y vierte un poco de la leche recién hervida en el bol con el azúcar y las yemas de huevo y mezcla con las varillas durante unos segundos.
  4. Incorpora el resto de la leche y mezcla durante unos pocos segundos más, hasta que la crema esté homogénea.

    Ingredientes crema inglesa tradicional casera

    Añadimos la leche y mezclamos con el resto de ingredientes

  5. Vierte toda la mezcla en el cazo que habías utilizado antes para la leche y pongo a fuego medio-bajo. Cocina la crema removiendo casi todo el tiempo con las varillas hasta que esté cremosa. La idea es que los huevos no se lleguen a cuajar por lo que el punto ideal se consigue cuando la crema alcanza más o menos unos 85ºC (si tienes termómetro de cocina sería lo ideal porque sí controlarás perfectamente todo el proceso). Dependiendo de la temperatura del fuego puedes tardar alrededor de 15 minutos.
  6. Un truco para saber si está lista es mojar una cuchara en la crema inglesa. Sácala, pasa un dedo y si esa zona permanece limpia y la crema no se mueve, ya estará lista.

    Receta de crema inglesa casera

    Ya está lista la crema inglesa casera

  7. Pasa la crema inglesa a otro recipiente para que se enfríe rápidamente, incluso no estaría de más poner ese nuevo recipiente encima de otro con agua fría y unos hielos, para ayudar a cortar la cocción y que no se cuajen los huevos con el calor que aún le queda a la mezcla.
  8. Tapa con papel film a piel, es decir, pegado a la crema inglesa para que no se forme costra por encima. Puedes utilizarla en el momento o conservarla hasta 2 días en la nevera (tendrás que esperar a que se enfríe para poder meterla a la nevera).

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Disfruta de esta crema inglesa recién hecha y caliente aunque también la puedes consumir templada o fría. Guárdala hasta 2 días en la nevera bien tapada con papel film, de hecho un poco de reposo le sienta fenomenal ya que coge más cuerpo y potencia de sabor.

Es una crema fantástica que se utiliza como base para elaboraciones de repostería, sobre todo helados, algunas tartas y también cremas cuajadas pero también se puede servir tal cual acompañando a tartas, bizcochos, brownies e incluso a los crumbles y las torrijas. Disfruta de su fantástica cremosidad, está de auténtico… ¡escándalo!

Como hacer crema inglesa casera y cremosa

Cómo hacer crema inglesa casera y cremosa

 

Variaciones de la receta de crema inglesa casera y cremosa:

Aromatiza la crema inglesa a tu gusto, por ejemplo sustituyendo la vaina de vainilla por una rama de canela. También puedes añadirle a la leche la piel de un limón o de una naranja o de ambos, eso si, siempre bien lavada y con poca parte blanca del interior ya que aporta un cierto toque amargo.

 

Consejos:

Si hierves la lecha y la dejas con la vaina de vainilla reposando al menos media hora o incluso una hora cogerá más sabor a vainilla. Eso si, antes de utilizarla dale un pequeño toque de calor para que hierva de nuevo y así la tengas caliente para seguir con la receta.

Recuerda elaborar la receta siempre con fuego medio e incluso bajo porque, aunque de esta forma se tarda un poco más, te aseguras que no se pega al cazo, que los huevos no se cuajan y queda perfecta de textura y sin grumos. De todas formas si se cuaja un poco o salen algunos grumos y quieres salvarla siempre puedes pasarla por un colador.

Si quieres saber en qué recetas utilizar las claras de huevo sobrantes de esta elaboración anótate todas estas sugerencias, a cual más rica: los tradicionales buñuelos de calabaza, el merengue italiano que es ideal para decoraciones, rellenos y milhojas, el tiramisú casero italiano, la tarta sacher, la mousse de turrón blando deliciosa y esponjosa, los calamares rebozados a la romana y, cómo no, la leche merengada casera (granizada o no).

Recetas, secciones e ingredientes que te pueden interesar:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *