Cómo hacer cebolla caramelizada. La receta más sencilla y rica

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 4,25/5 ¡Valórala!
Cebolla caramelizada, la receta mas sencilla y rica

La cebolla tiene algunas propiedades curiosas y una de ellas es que contiene sus propios azúcares naturales, por lo que simplemente hay que cocinarla muy lentamente para conseguir que esos azúcares vayan caramelizándola y así obtener una cebolla tierna y dulce que va fenomenal acompañando una gran variedad de platos.

Aprende cómo hacer cebolla caramelizada con mi receta que es muy sencilla y queda riquísima, por algo la suelo repetir varias veces al año en casa. Es ideal para acompañar muchos tipos de canapés, aperitivos, pasteles salados, carnes, verduras… e incluso para hacer una tortilla de patatas con ella, sustituyendo la cebolla que cocinamos para la tortilla por cebolla caramelizada. Las opciones son prácticamente infinitas y una vez que la tienes lista en casa es un vicio porque parece que va bien con casi todo. Y si te apetece utilizar cebollitas de pequeño tamaño puedes optar a preparar las cebollitas francesas glaseadas y caramelizadas, ideales como guarnición de carnes y pescados.

Para acelerar un poquito el proceso a mi me gusta añadir un poco de azúcar moreno y vinagre balsámico de módena, me gusta el puntito que le aporta. Esta cebolla caramelizada puedes conservarla durante varias semanas en la nevera (no se decir cuantas exactamente pero al menos 3 me ha durado a mi) ya que el azúcar es un excelente conservador por lo que te recomiendo prepararla en gran cantidad y así tenerla lista para cualquier preparación que elabores.

Lo más clásico es servirla con aperitivos con queso como el queso de cabra con cebolla caramelizada y nueces, y por supuesto también le iría genial a estos canapés de salmón marinado con queso de cabra y anchoas. También le va fenomenal a muchos de nuestra selección de entrantes, aperitivos y canapés para Navidad, que por cierto no hay que esperar a Navidad para prepararlos ya que están de auténtico… ¡escándalo!

Al hilo de la Navidad, la cebolla caramelizada acompaña fenomenal a recetas ideales para ocasiones especiales como este solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit, pero también es fantástica acompañando otras recetas más informales como este pastel de cebolla y jamón con hojaldre o las hamburguesas caseras con queso de cabra y cebolla caramelizada.

 

Ingredientes para la cebolla caramelizada:

  • 1 kg de cebollas (ten en cuenta que el resultado final será 1/4 del peso inicial, por lo que esta receta es para obtener alrededor de 250 gr de cebolla caramelizada).
  • 6 cucharadas de azúcar moreno.
  • 50 ml de aceite de oliva.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico de módena (opcional, para acelerar un poco el proceso y darle un pequeño toque ácido).

 

Preparación, cómo hacer cebolla caramelizada:

  1. Corta la cebolla en rodajas o tiras muy finitas. Para ello, aunque puedes hacerlo con un cuchillo, por facilidad y seguridad te recomiendo utilizar una mandolina, así cortarás la cebolla de forma muy rápida y todas las rodajas tendrán el mismo grosor.

    Cortar cebolla con mandolina

    Cortamos la cebolla en rodajas finas

  2. Utiliza un cazo u olla en el que te queda la cebolla pero rebosando, como puedes ver en la fotografía. Es mejor que esté bastante apretada para evitar que se dore y conseguir que se cocine poco a poco.
  3. Pon en el cazo el aceite y la sal junto con la cebolla.

    Cebolla en rodajas

    Ponemos la cebolla en el cazo

  4. La temperatura del fuego deberá ser media-baja, de forma que la cebolla se cocine de forma lenta y sin pegarse ni dorarse. Si en algún momento ves que eso ocurre, añade un poco de agua (2-3 cucharadas soperas serán suficientes) y baja el fuego ya que eso significa que lo tenías demasiado fuerte.
  5. Al cabo de 25-30 minutos la cebolla habrá perdido gran parte de su volumen y estará bastante transparente.

    Cebolla pochada

    Debes conseguir que la cebolla llegue a estar así

  6. Añade el azúcar y opcionalmente el vinagre y mézclalo todo bien.

    Como hacer cebolla caramelizada

    Terminamos de caramelizar la cebolla

  7. Deja que se siga cocinando entre 5 y 10 minutos, hasta que veas que no hay líquido en el cazo y la cebolla tiene este característico color caramelizado brillante.

    Cebolla caramelizada

    Ya está lista la cebolla caramelizada

  8. Espera a que se enfríe y ya puedes guardarla en un recipiente cerrado en la nevera.

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

La cebolla caramelizada se suele utilizar a temperatura ambiente, así que si la acabas de preparar espera a que se enfríe y si la tienes en la nevera sácala una hora antes para que se temple. Aún así, también depende del uso que le des, me refiero al más común que es para servirla sobre canapés o tostadas aunque como habrás podido leer en la introducción hay muchísimas recetas en las que el toque de la cebolla caramelizada es fantástico.

Su textura en forma de hilos queda fenomenal a la vista y es una delicia en boca, con ese sabor dulce pero sin empalagar. Es un acompañamiento de auténtico… ¡escándalo!

 

Variaciones de la receta de cebolla caramelizada:

Más arriba he contado que se puede caramelizar la cebolla simplemente con aceite y sal, o bien acelerar un poco el proceso añadiendo azúcar moreno y vinagre balsámico como suelo hacer yo. La primera opción es la receta tradicional, que tarda un poco más, y con la segunda opción ahorras unos minutos y ganas un leve toque ácido que le sienta genial.

 

Consejos:

Puedes preparar mucha cantidad y mantenerla en la nevera durante varias semanas (no se decir exactamente cuanto tiempo pero 2 o 3 semanas seguro) para acompañar todo tipo de platos y preparaciones. Recuerda que la cantidad final es aproximadamente 1/4 del peso inicial de cebollas, así que haz tus cálculos y prepara la cantidad que necesites.

Evita en todo momento que la cebolla pueda pegarse o dorarse ya que la necesitamos totalmente blanquita y tierna así que si eso ocurre echa un poco de agua en el cazo, baja el fuego, remueve y sigue cocinándola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar