Cómo hacer anchoas caseras en salazón. Receta de un aperitivo ideal

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 5 votos, 3,80/5 ¡Valórala!
Anchoas caseras en salazon. Receta de un aperitivo ideal

Los pescados en general se pueden elaborar de muy diversas formas y la mayoría de ellas son sencillas ya que, con un buen producto, pocos adornos se necesitan. Ese es el caso de los boquerones o bocartes, que están riquísimos fritos pero también quedan geniales asados al horno, en vinagre o convertidos en anchoas.

Aprende cómo hacer anchoas caseras en salazón, un aperitivo ideal, saludable y muy sencillo de preparar. Requiere de un proceso de varios días pero quedan fenomenales y siguiendo todos nuestros trucos y consejos limpiarás los boquerones en un momento. Es una forma fantástica de preparar pescado azul sin olores, sin encender fuegos ni hornos y sin apenas necesitar menaje de cocina.

Eso si, no tiene nada que ver este proceso con las anchoas en conserva que se elaboran de forma tradicional en lugares como Santoña, en Cantabria (donde por cierto estuvimos estas pasadas vacaciones). Esta forma de elaborar anchoas en casa solo necesita unos días y no meses, y aunque el sabor no se parece, estas anchoas en salazón también están muy ricas, más aún cuando se preparan en primavera-verano que es cuando los boquerones están en temporada.

Son un aperitivo fantástico en sí si se comen tal cual, pero lo cierto es que como acompañamiento a aperitivos, tostadas, ensaladillas e incluso platos de pasta o cocas quedan fenomenal. En Murcia por ejemplo es muy típico pedir una marinera que es una rosquilleta con ensaladilla y una anchoa encima, así que bien podríamos ponerle una de éstas.

Si te gustan los boquerones no dejes de preparar nuestra receta de boquerones fritos, jugosos y crujientes o los boquerones en vinagre. También te encantarán las sardinas al horno, fáciles y con trucos contra el olor, o las sardinas en escabeche, riquísimas y sin tener que freírlas.

Y si lo tuyo son los aperitivos con pescado te recomiendo preparar los buñuelos de bacalao esponjosos y crujientes por fuera, el bonito encebollado, delicioso y fácil o el cazón en adobo o bienmesabe que es típico de Cádiz al igual que las tortillitas o tortitas de camarones, finas y crujientes. También está riquísima la clásica empanada gallega de bonito y pimientos con masa de empanada casera, el bacalao al ajoarriero o atascaburras, el pastel de cabracho asturiano, los pimientos del piquillo rellenos de bacalao, las croquetas de bacalao, las más cremosas y deliciosas o la brandada de bacalao con salsa verde. Si nos apetece un aperitivo con pescado con un toque original te recomiendo el tartar de atún rojo y aguacate o el tartar de salmón ahumado y aguacate.

 

Ingredientes para hacer anchoas caseras en salazón de aperitivo:

  • 1/2 kilo o la cantidad que prefieras de boquerones muy frescos, es decir, con el cuerpo bastante rígido, la piel brillante y los ojos transparentes. También, a poder ser, que tengan buen tamaño, es preferible que sean grandes a que sean pequeños, ya que se encogen un poco con el proceso.
  • 1 kg de sal gruesa.
  • Aceite de oliva virgen extra. Yo prefiero para este tipo de preparaciones utilizar uno de sabor suave, por ejemplo de la variedad hojiblanca o arbequina.

 

Preparación, cómo hacer anchoas caseras en salazón, un aperitivo ideal:

  1. Los boquerones, como no los vamos a cocinar, es necesario congelarlos para evitar el famoso anisakis. Puedes congelarlos antes de limpiarlos o después, lo que prefieras, y aunque normalmente se recomendaban 48 horas ahora lo indicado son 5 días así que yo suelo congelarlos de una semana para otra. En este caso los he congelado enteros.
  2. Para descongelarlos simplemente pásalos del congelador a la nevera y al día siguiente estarán descongelados.
  3. Lava bien los boquerones, yo los pongo en un bol con agua y los repaso un poco con las manos para retirar todas las escamas posibles. Voy cambiando el agua cuando veo que se ensucia por el pescado y las escamas sueltas.
  4. Quizás tengas la suerte de poder pedir en tu pescadería de confianza que te limpien los boquerones pero, si no es así, no te preocupes que es muy sencillo.
  5. Para limpiarlos hay que retirar la cabeza, las tripas y la espina interior. Para ello realiza un corte justo debajo de la cabeza pero no muy profundo para no llegar a cortar la espina y que siga pegada a la cabeza. Tira de la cabeza hacia abajo y si lo haces suavemente normalmente las tripas y la raspa van saliendo también.

    Como limpiar boquerones

    Así se limpian los boquerones en vinagre

  6. Separa ambos lomos del boquerón y quédate o no con la cola, esto ya va en gustos (yo prefiero quitársela). Además verás que entre lomo y lomo hay una pequeña espina que los une, te recomiendo también retirarla.
  7. Ve poniendo los lomos de boquerón en un recipiente con agua fría. Déjalos ahí unos 10 minutos para que se limpien bien y suelten la sangre.

    Lomos de boquerones

    Limpiamos los lomos de los boquerones

  8. Sobre una bandeja o plato pon papel de cocina y encima los boquerones, si es necesario vuelve a poner encima más papel para hacer más capas, y así los tendrás todos secos enseguida.

    Boquerones limpios

    Secamos bien los boquerones

  9. Ahora cubre un recipiente por dentro con papel film, que sobre, y echa una capa de sal gruesa. Pon encima los lomos de los boquerones sin que estén unos encima de otros y cúbrelos con sal, y encima otra capa de boquerones, así hasta terminar con todos.

    Boquerones en salazon o marinados

    Vamos intercalando capas de sal y de boquerones

  10. Utiliza el sobrante de film para tapar completamente el interior y déjalo reposar en la nevera entre 48 y 72 horas. Si solo los dejaras 24 horas simplemente sería un marinado, lo ideal son 48 o 72 horas que ya sería un salado y curado, y más de eso te quedarán demasiado salados.

    Anchoas en salazon

    Dejamos reposar en la nevera las futuras anchoas

  11. Saca las anchoas del recipiente, quítales un poco la sal y ve poniéndolas en un recipiente con agua fría para que se limpien bien de sal.
  12. Sécalas de nuevo con papel de cocina como hicimos al principio, creando capas con el papel.

    Anchoas caseras en salazon

    Secamos bien las anchoas

  13. Pon las anchoas en un recipiente en el que quepan rectas (a mi casi me cabían en este, solo se curvaban un poco) y cúbrelas por completo con aceite de oliva virgen extra.

    Anchoas caseras en salazon con aceite de oliva

    Colocamos las anchoas en un bote con aceite de oliva virgen extra (AOVE)

  14. Se pueden consumir en el momento aunque a mi me gusta más a partir del día siguiente ya que ese día en aceite les sienta fenomenal.

    Como hacer anchoas caseras en salazon. Receta de un aperitivo ideal

    Así de apetecibles quedan las anchoas en salazón

 

Tiempo: 30 minutos de preparación y 1 hora de maceración

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Para consumirlas, te recomiendo sacar el recipiente de la nevera unos 30 minutos antes para que no lleguen a la mesa frías. Bien guardadas en un tarro de cristal y, muy importante, siempre totalmente cubiertas de aceite, duran 1 mes o incluso más tiempo en la nevera.

Puedes tomarlas solas tal cual o incluirlas en aperitivos, por ejemplo en tapas con ensaladillas, tostadas con queso, pimientos del piquillo o verduras asadas, en pizzas y cocas, en empanadas, y por qué no en bocadillos, ensaladas o platos de pasta (por ejemplo trituradas en una salsa). Las posibilidades son casi infinitas y están de auténtico… ¡escándalo!

Receta de anchoas caseras en salazon, un aperitivo ideal

Anchoas caseras en salazón. Receta de un aperitivo ideal

 

Variaciones de la receta de anchoas caseras en salazón, un aperitivo ideal:

A las anchoas en aceite les puedes añadir un poco de guindilla o ajo y perejil picados para darles un toque diferente. Si no sabes cuanta guindilla ponerle, empieza con un pedacito pequeño, déjalo reposar en el aceite de un día para otro y compruebas qué tal está de picante.

 

Consejos:

Recuerda seguir los consejos para evitar el anisakis. Para ello, congela los boquerones sin limpiar o ya limpios durante al menos 5 días según las últimas recomendaciones. También puedes prepararlos frescos recién traídos de las pescadería y congelarlos cuando ya tienes las anchoas en aceite.

Utiliza un aceite de oliva virgen extra de calidad ya que puede marcar la diferencia de sabor de las anchoas, pero también es importante que lo elijas de una variedad que te guste. A mi por ejemplo no me gusta que el aceite sea el protagonista así que procuro utilizar uno de la variedad hojiblanca o arbequina, que son más suaves que los que se producen con otros tipos de oliva más picantes y potentes.

Cuando acabes las anchoas no tires el aceite en el que han estado, es un aliño perfecto para ensaladas o los platos que prefieras, conservará cierto sabor de las anchoas y también es posible que esté un poco salado, tenlo en cuenta a la hora de salar tus platos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *