Cómo cocinar alcachofas al horno. Receta saludable

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 6 votos, 4,83/5 ¡Valórala!
Como cocinar alcachofas al horno. Receta saludable

Me gusta mucho consumir las verduras de temporada ya que es cuando más ricas (y también económicas) están, y prepararlas de todas las formas posibles. La temporada de las alcachofas suele ir de noviembre a marzo y están buenísimas cocidas, salteadas, guisadas y por supuesto al horno.

Aprende cómo cocinar alcachofas al horno, quizás la forma más sencilla de cocinar alcachofas ya que el horno se encarga de todo y quedan riquísimas además de que se aprovecha el máximo de ellas ya que se cocinan prácticamente enteras y a la hora de comerlas solo hay que retirar unas pocas hojas del exterior. El corazón queda tierno y gracias a su sabor suave y delicioso no necesitan mucho más para llevárnoslas a la boca. Van geniales como aperitivo o entrante pero también como guarnición de carnes y pescados.

Si te gusta esta verdura, puedes seguir deleitándote con otra versión de esta receta, las alcachofas asadas al horno con cebolla, o las clásicas alcachofas con jamón y cebolla, con todos los trucos y consejos para que te queden increíblemente tiernas y sabrosas. No pueden faltar las alcachofas en mi menestra de verduras con jamón, fácil y saludable, ni tampoco en el arroz con verduras o paella de verduras o en una deliciosa focaccia italiana con olivas, alcachofas y mozzarella.

Si te decides a preparar verduras así no dejes de consultar nuestros consejos y trucos para hacer verduras al horno, y también te quedará riquísima la coliflor al horno con especias y las berenjenas al horno con miel de caña, mucho más sanas que las berenjenas fritas pero igualmente de auténtico… ¡escándalo!

También puedes utilizar el horno para preparaciones tan originales como el baba ganoush, mutabal o paté de berenjenas, los calabacines al horno con queso parmesano, la famosa ratatouille de la película o una escalivada de pimientos y berenjenas con vinagreta dulce y atún. Y por supuesto para rematar platos y gratinarlos, como es el caso de estas jugosas espinacas a la crema gratinadas.

 

Ingredientes para hacer la receta de alcachofas al horno:

  • Alcachofas frescas, la cantidad que prefieras. Pueden ser 3 o 4 por persona por ejemplo.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

 

Preparación, cómo preparar alcachofas asadas al horno con cebolla:

  1. Para preparar las alcachofas lo primero que hay que hacer es cortarles el rabo en la zona más pegada a la cabeza de la alcachofa de forma que al cortar consigamos también crear una base recta para que la alcachofa pueda dejarse apoyada sobre ella. En esta fotografía puedes ver el corte al que me refiero.
  2. Los rabos se pueden aprovechar así que no los tires. Puedes pelarlos y el interior cortarlo en tiras y saltearlo o bien aprovecharlo en alguna crema de verduras.

    Alcachofas frescas

    Cortamos así la base de las alcachofas

  3. Corta el extremo de las hojas de las alcachofas, aunque no es un paso imprescindible a mi me gustan más así.
  4. Ahora hay que aplicar la famosa técnica del “puñetazo” a las alcachofas. Colócalas con las hojas hacia abajo y presiónalas desde arriba varias veces (no hace falta que sea muy fuerte pero sí que notes que las hojas ceden un poco), de esta forma lo que se consigue es que las hojas se abran un poco.
  5. Para completar la tarea con tus propias manos abre un poco las hojas de las alcachofas, con cuidado de no romperlas. Así se consigue que se horneen mejor y que podamos aliñarles el interior. En la fotografía de abajo verás cómo deben quedar.

    Alcachofas peladas preparadas

    Así entran las alcachofas en el horno, con las hojas ligeramente separadas

  6. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  7. Ponlas en una bandeja de horno con papel de horno. Rocíalas por dentro con un chorrito de aceite de oliva y échales sal y pimienta negra recién molida. Realmente lo único que necesitan sí o sí es aceite y sal, y a partir de ahí puedes añadir las especias y hierbas que prefieras, por ejemplo un ajo picadito les va fenomenal al igual que el tomillo o el romero.
  8. Introduce la bandeja en el horno a altura media y deja que se cocinen en torno a 40 o 45 minutos. Estarán listas cuando las hojas más externas se vean crujientes y muy hechas, ya que así nos aseguramos que el interior está tierno y perfectamente cocinado.

    Alcachofas al horno

    Con este aspecto salen del horno las alcachofas cuando están listas

  9. Para presentarlas a mi me gusta abrirlas ya que quedan con forma de flor. Lo que hago es ir abriendo las hojas hacia el exterior, con cuidado de no quebrarlas, hasta llegar casi al corazón que estará tierno y verde. También se pueden retirar las hojas más externas si están bastante quemadas.
  10. Si quieres puedes echarles un poco de aceite de oliva en el interior.

    Receta de alcachofas al horno

    Así de bonitas y tiernas quedan las alcachofas al horno

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Recién hechas y calientes están riquísimas aunque también se pueden tomar templadas o incluso frías. Si tienes que prepararlas con unas horas de antelación o incluso el día anterior no hay problema, puedes darles un golpe de calor en el horno o en el microondas en el último momento antes de servirlas.

Ve retirando las hojas más externas ya que estarán duras y sin apenas carne. Enseguida te encontrarás con algunas hojas de las cuales puedes comer la mitad más interna que estará tierna, y por último encontrarás el corazón de la alcachofa que tiene un sabor increíble y estará tierno. Son ideales como aperitivo y también como guarnición, están de auténtico… ¡escándalo!

Alcachofas al horno. Receta saludable

Cómo cocinar alcachofas al horno. Receta saludable

 

Variantes de la receta de alcachofas al horno:

Puedes aliñarlas como más te guste, ya sea utilizando hierbas aromáticas como el tomillo o el romero, especias como el comino, el pimentón o el curry, e incluso preparar un majado de ajo y limón o uno de anchoas y tápenas que les sienta genial.

 

Consejos:

Al comprar las alcachofas compra las que tengan las hojas muy pegadas al cuerpo, que estén duras y no ennegrecidas, así te aseguras que su interior está tierno y fresco y tendrás que desperdiciar menos hojas al irlas pelando.

Por si no llenas la bandeja de tu horno al preparar alcachofas, y ya que tienen que estar 40 minutos horneándose, te recomiendo aprovechar para asar a la vez otras verduras que tarden más o menos el mismo tiempo, por ejemplo berenjenas o pimientos rojos. De hecho con ellas puedes preparar una riquísima escalivada y tener así dos platos listos en un momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar