Capón relleno al horno con patatas asadas y uvas. Receta de Navidad

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 2 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
Capon relleno al horno con patatas asadas y uvas. Receta de Navidad

En ocasiones especiales como la Navidad, quienes cocinamos tenemos que pensar los menús e intentamos que gusten a todo el mundo, que se adapten a cierto presupuesto, que podamos hacer las compras con tiempo y que incluso nos podamos dejar algunas preparaciones listas con antelación. Y también es el momento ideal para servir productos e ingredientes típicos de estas fechas y que no solemos comer el resto del año, aunque eso no quiere decir que nos tengamos que complicar innecesariamente, por eso una gran idea es preparar un asado de plato principal.

Este capón relleno al horno con patatas asadas y uvas es una de esas perfectas recetas de Navidad que bien vale la pena preparar en estas fechas tan señaladas ya que se trata de un producto muy especial. El capón es un gallo de corral que se castra de forma temprana para que coja más peso del habitual, consiguiendo alcanzar hasta 6 kg de peso aunque lo habitual es que pese entre 3 y 4 kg. Así, su carne queda muy tierna, sabrosa y aromática.

El relleno va repleto de ingredientes riquísimos y que aportan contrastes dulces y salados, sin olvidar el toque del vino Pedro Ximénez. De guarnición unas patatas y uvas asadas junto con unas alubias verdes cocidas son el acompañamiento ideal ya que es mejor no saturar demasiado el plato.

Si estás buscando recetas de carnes para Navidad y ocasiones especiales visita nuestra sección, seguro que te encantan recetas con aves como la espectacular pularda rellena al horno con guarnición de patatas marinadas y zanahorias baby, el pollo relleno al horno con guarnición de zanahorias asadas, uvas y boniato, el pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos o el pollo al horno asado entero, muy jugoso y con piel crujiente.

Siguiendo con las aves, también están riquísimas las perdices estofadas a la toledana con patatas a lo pobre o los picantones al horno con patatas hasselback y zanahorias baby. Y si lo tuyo es el pato, deléitate con este delicioso confit de pato con salsa Pedro Ximénez y puré de patatas y manzanas o el riquísimo magret de pato con salsa de frambuesas, espárragos y setas.

 

Ingredientes para preparar capón relleno al horno con patatas asadas y uvas (6-8 personas):

  • 1 capón. Suelen pesar entre 3 kg y 4 kg (el mío es de 3,2kg), y va ideal para 6-8 personas. Suelen venir con el interior vacío y sin cabeza ni patas, pero si no es así pide en la carnicería que te lo hagan.
  • 200 ml de caldo de pollo. Mejor si es casero, puedes prepararlo con nuestra receta de caldo de pollo.
  • 100 ml de vino Pedro Ximénez u Oporto.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.
  • Para el relleno:
    • 1 puerro.
    • 200 gr de calabaza.
    • 1 manzana roja.
    • 70 gr de ciruelas pasas.
    • 100 gr de jamón serrano picadito o en lonchas.
    • 80 gr de frutos secos a tu gusto. Yo he utilizado almendras, avellanas y nueces pecanas.
    • 50 ml de vino Pedro Ximénez u Oporto.
    • 1 cucharadita de postre de tomillo seco.
  • Para la guarnición:
    • 2 patatas pequeñas por persona.
    • 200 gr de alubias verdes redondas.
    • 150 gr de uvas sin pepitas.
  • Instrumental:
    • Hilo de bridar.
    • Aguja para poder coser con el hilo de bridar.

 

Preparación, cómo hacer la receta de capón relleno al horno con patatas asadas y uvas:

  1. Saca el capón de la nevera lo primero de todo ya que lo ideal es que esté a temperatura ambiente cuando vayamos a hornearlo. Retírale las plumas que puedan quedarle ya sea tirando de ellas o quemándolas un poco, idealmente con un soplete de cocina.
  2. Sécalo por dentro y por fuera con papel de cocina y salpiméntalo por dentro. Déjalo en un plato o bandeja plana para que te sea fácil rellenarlo.
  3. Ahora vamos a preparar el relleno. Corta el tallo verde y las raíces del puerro y quítale la capa más externa. Córtalo por la mitad y después en rodajas, y colócalo en un bol.
  4. Pela la manzana, retírale el centro con las semillas y córtala en trozos pequeños. Pela también la calabaza, córtala igual que la manzana y echa ambas al bol.
  5. Si has comprado el jamón en lonchas córtalo en tiras finas. Añade al bol el jamón junto con  las ciruelas, los frutos secos, el tomillo y el vino Pedro Ximénez del relleno. Échale al conjunto un poco de sal y pimienta negra recién molida y mézclalo bien.

    Relleno capon de navidad

    Ya tenemos preparado el relleno

  6. Precalienta el horno a 180ºC con resistencia arriba y abajo y ventilador.
  7. Ahora toca rellenar el capón. Con una cuchara ve introduciendo el relleno en su interior y presiónalo para que quede bien compacto y el capón completamente relleno pero que se puedan unir las zonas de piel para coserlo después.
  8. Enebra el hilo en la aguja, hazle un nudo al extremo del hilo y cose la abertura hasta tenerla completamente cerrada para que el relleno no se escape del interior. Haz un nudo al terminar y corta el hilo sobrante.
  9. También se pueden atar un poco los muslos para que no se separen demasiado, yo esta vez no lo hice pero debería haberlo hecho porque queda un poco más estético y el interior de los muslos se reseca menos.

    Como coser un capon relleno

    Cosemos el capón para que no se salga el relleno

  10. Unta el capón con un poco de aceite de oliva por todas partes ayudándote de tus manos y salpiméntalo también.
  11. Ponlo en una bandeja para horno en la que quede un poco de espacio alrededor para después asar la guarnición, y vierte en la bandeja (no sobre el capón porque entonces arrastraríamos la sal y la pimienta) el caldo de pollo y el vino Pedro Ximénez.

    Capon relleno asado al horno

    El capón ya va directo al horno

  12. Introduce la bandeja en el horno a altura media y hornea el capón durante unas 3 horas.
  13. Tápalo con papel de aluminio si ves que se está dorando demasiado la piel y no te olvides de regarlo con sus jugos cada 30 minutos y añadir más caldo o agua si la bandeja se queda sin líquidos.
  14. Mientras lava muy bien las patatas y cuando el capón lleve 2 horas coloca las patatas en la bandeja y dales la vuelta a los 30 minutos. Si las patatas no son pequeñas como las que yo he utilizado, puedes partirlas por la mitad o bien introducirlas en el horno con más antelación.
  15. Lava bien las uvas y sepáralas de su rama, y cuando el capón lleve 2 horas y 30 minutos ponlas en su bandeja y hornéalo todo junto hasta el final.
  16. Mientras lava con agua fría las alubias verdes, córtales los extremos y cocínalas durante 10-15 minutos en una olla con agua hirviendo y sal. Pruébalas y cuando estén a tu gusto las pasas a un escurridor.

    Alubias verdes cocidas

    Cocemos las alubias verdes

  17. Cuando el capón lleve 3 horas horneándose sácalo del horno. Si las patatas no están listas (puedes comprobarlo pinchándolas con un tenedor y si las notas tiernas ya están perfectas) puedes volver a introducir la bandeja en el horno solo con las patatas hasta que estén a tu gusto, habiendo dejado fuera el capón y las uvas.
  18. Si al final quieres que la piel del capón esté más dorada o más crujiente, puedes hornearlo 5 o 10 minutos más a 200ºC.
  19. Deja el capón en una bandeja y que repose 10-15 minutos antes de trincharlo. Recoge sus jugos en una salsera que podrás servir en la mesa por si alguien quiere echarlos sobre la carne en su plato.

    Como hacer capon relleno al horno con patatas asadas y uvas. Receta de Navidad

    Ya tenemos listo el capón junto con su guarnición

  20. Coloca las patatas, las uvas y las alubias verdes junto al capón.
  21. Cuando haya pasado el reposo retira los hilos para poder extraer el relleno y ponlo en un bol para servir al centro de la mesa. Trincha el capón y reparte las porciones entre los comensales.

 

Tiempo: 4 horas

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Pon en la mesa la guarnición de patatas, uvas y alubias verdes, los jugos en una salsera, el bol con el relleno del capón y por último trincha el capón y sirve la sporciones en una fuente al centro. Lo ideal es que separes las alas, los muslos y los contramuslos y las pechugas y trocees en rodajas las pechugas y los contramuslos deshuesados. Si te sobra carne o relleno no dudes en conservarlos en la nevera 2-3 días o congelarlos ya que se pueden aprovechar de muchas formas y se conservan riquísimos, e incluso el jugo que quede (y que es básicamente la grasa del capón) la suelo utilizar después para cocinar patatas, verduras o incluso pollo, le da un sabor muy especial.

Para quienes prueba el capón por primera vez es toda una sorpresa ya que se trata de una carne jugosísima y que no solemos asociar a las aves. Junto con su relleno con un ligero toque dulce y la deliciosa y sencilla guarnición de patatas, alubias verdes y uvas forma un plato de auténtico… ¡escándalo!

Receta de capon relleno al horno con patatas asadas y uvas

Capón relleno al horno con patatas asadas y uvas. Receta de Navidad

 

Variaciones de la receta de capón relleno al horno con patatas asadas y uvas:

Puedes cambiar el relleno del capón a tu gusto eligiendo otras frutas secas como orejones, frutos secos como pistachos o cacahuetes, e incluso cambiando el jamón serrano por bacon, ¡siempre queda espectacular!

Para la guarnición escoge siempre algo muy sencillo y ligero ya que le va genial desde una ensalada verde y fresca hasta unas verduras a la plancha o un cremoso puré de patatas.

 

Consejos:

El capón es un ave que no solemos hornear habitualmente en las casas y para quien se enfrenta a algo así por primera vez son todo miedos e incertidumbre por saber cuando estará listo, cómo saber si aún no está cocinado y algo crudo por dentro o, en cambio, si nos estamos pasando con el horneado. Si tienes dudas y nunca lo has preparado, te recomiendo taparlo con papel de aluminio cuando lleve la mitad del tiempo, es decir, 1,5 horas, y así es muy difícil que se te reseque o que te quede crudo. Para que llegue en su punto a la mesa, cuando se haya horneado las 3 horas puedes cortar un trocito de la pechuga que asoma por la zona cercana al cuello y ver si está bien hecha. Ten en cuenta que el reposo posterior hace que se siga cocinando en su propio calor, así que cuando pruebes la pechuga lo ideal es que esté prácticamente hecha y jugosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *