Caldo verde portugués. Receta tradicional

NataCocina, Recetas Fáciles, Sopas y cremas, VerdurasDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 de 5)
Caldo verde portugues, receta tradicional

El verano pasado tuvimos el acierto de pasar nuestras vacaciones el Portugal. Parece mentira lo cerca que tenemos al país vecino, y lo desconocido que nos resulta todavía. Fue una ruta desde el Algarve hasta Oporto, y nos encantó todo lo que pudimos ver, por supuesto especialmente la gastronomía.

En España sabemos que en Portugal puedes comer bacalao en todas partes, cocinado de mil y una formas y a cual más rica, sin embargo hay una receta muy extendida en nuestro país vecino que es bastante desconocida para nosotros, y es la que vamos a preparar hoy.

El caldo verde portugués es una receta tradicional que puedes encontrar en prácticamente cualquier lugar de Portugal, aunque sobre todo de Lisboa hacia arriba, por supuesto Oporto, es donde más lo verás en las cartas de los restaurantes. Se trata de un plato a medio camino entre la sopa y la crema, de sabor muy suave, que se sirve caliente y por eso resulta de lo más reconfortante, y además incorpora col y chorizo y cada cucharada es un auténtico gustazo.

Lo único “malo” es que lo preparan con chorizo ahumado y col gallega, y no siempre tenemos acceso a esos ingredientes, pero la buena noticia es que con un chorizo común y col rizada que sí que solemos tener en todos los mercados el resultado también es muy bueno. Y por supuesto, es una receta sencillísima de preparar y siempre dan ganas de preparar una gran cantidad para que sobre y así tener para varios días.

 

Si te gusta la comida portuguesa, completa tu menú con el famoso bacalao dorado o bacalhau à brás, una de las recetas portuguesas más famosas. Y si lo tuyo son las sopas y cremas, disfruta de nuestras recetas entre las que podrás encontrar la clásica crema de puerros, la crema de calabacín, una riquísima crema de coliflor con crujiente de jamón, o la tradicional crema de verduras.

 

 

Ingredientes para preparar caldo verde portugués tradicional (6 personas):

  • 500 gr de col. Lo ideal es que sea col verde rizada, col gallega o incluso berza.
  • 250 gr de chorizo. En la receta tradicional se utiliza chorizo ahumado, pero si no lo encuentras, el chorizo típico que solemos utilizar en los guisos te vendrá genial).
  • 600 gr de patatas. Mejor si son de una variedad harinosa, de las que se utilizan para hacer puré y no para freír.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • Agua.
  • Aceite de oliva, pimienta negra recién molida y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de caldo verde portugués tradicional:

  1. Pelas los ajos y la cebolla, y pícalos muy finitos. Para ello, hemos utilizado nuestra picadora manual, con la que conseguimos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin llorar! También puedes hacerlo con un cuchillo.

    Nosotros usamos la picadora Chop Chop para triturar verduras como la cebolla

    Picadora chop chop manual y cebolla

    Con unos pocos tirones, la cebolla queda perfectamente picada en pocos segundos

  2. En una olla que tenga tapadera, pon un poco de aceite y sal y echa la cebolla y el ajo. Deja que se cocine a fuego medio durante 10 minutos sin dejar que se dore, hasta que la cebolla esté transparente.
  3. Lava las patatas y pélalas. Córtalas en gajos y añádelas a la olla, revuelve bien deja que se cocine durante 5 minutos. Si se pegan o doran las verduras, baja la temperatura del fuego y echa un poquito de agua.
    Patatas y cebolla para el caldo verde

    Salteando la cebolla y las patatas

  4. Añade agua hasta que las patatas queden cubiertas, tapa la olla y deja que se cocine a fuego lento entre 20 y 25 minutos. Estará listo cuando las patatas estén tiernas y se deshagan fácilmente.
    Patatas, cebolla y agua para el caldo verde

    Cubrimos las patatas de agua y empieza la cocción

  5. Mientras, corta el chorizo en rodajas y saltéalo 1 o 2 minutos por cada lado en una sartén a fuego fuerte. Reserva.
    Chorizo ahumado para el caldo verde portugues

    Chorizo ahumado

  6. Lava las hojas de col, escúrrelas y córtalas en tiras muy finitas.
    Col rizada para el caldo verde portugues

    Col rizada

  7. Cuando se hayan cocido las patatas, tritura introduciendo directamente la batidora de mano dentro de la olla, con cuidado de que no salpique. Pruébala y rectifícala de sal.
    Caldo verde triturado

    El caldo ya está triturado

  8. Ahora incorpora la col y el chorizo, y deja que se siga cociendo todo junto a fuego lento otros 5 minutos más.
    Col rizada para el caldo verde portugues

    Añadiendo la col al caldo

    Caldo verde portugues

    Terminando de cocinar el caldo verde portugués

 

Tiempo: 50 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Sirve el caldo verde bien caliente, que está riquísimo recién hecho, pero incluso si lo has preparado el día anterior, genial porque tendrá los sabores más asentados. Verás que su sabor es muy suave, con el contrapunto sabroso del chorizo.

 

Es un entrante ideal, o incluso una cena cuando quieres tomar algo ligero pero calentito en los meses más fríos.

Receta de caldo verde portugues

Caldo verde portugués. Receta tradicional

 

Variaciones de la receta de caldo verde portugués tradicional:

Siendo una receta tradicional admite pocas variaciones, aunque dependiendo del tipo de chorizo y col que añadas, te quedará con un toque distinto. Además, puedes aromatizarlo con un par de hojas de laurel, y si te apetece al servirlo puedes echarle un chorrito de aceite de oliva por encima.

 

Consejos:

La clave de esta receta, para sacar su sabor más tradicional, es utilizar chorizo ahumado y col gallega, pero si no puedes conseguir estos ingredientes, no te preocupes porque estará igualmente riquísimo con un chorizo como los que utilizamos para los guisos, y simplemente col verde rizada o berza.

Aunque puedes utilizar cualquier tipo de patatas, como mejor queda esta receta es con un tipo de patata harinosa, que son las patatas viejas. Este tipo de patatas espesan mejor las preparaciones caldosas, por eso son ideales para que los guisos y estofados tomen más cuerpo, por si alto contenido en almidón. Por cierto, hay un truco para saber si una patata es harinosa, solo tienes que cortarla por la mitad y frotar una parte contra otra, si sale espuma es que es harinosa 😉


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *