Calamares rellenos de carne en salsa. Receta paso a paso

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 3,40 de 5)
Calamares rellenos de carne en salsa. Receta paso a paso

Me encanta preparar calamares de cualquier forma posible, están riquísimos simplemente a la plancha con limón y perejil, pero también en su tinta, a la brasa, encebollados, en salsa… Además ofrece muchas posibilidades en función de su tamaño, ya que los más pequeños son las puntillas y que suelen freírse o rebozarse, los de tamaño medio son chipirones y están increíbles preparados en su tinta, y los calamares de tamaño grande-medio son ideales para recetas como la de hoy.

Estos calamares rellenos de carne en salsa son una receta de lo más resultona y además suele gustar a todo el mundo porque se pueden rellenar de lo que se quiera, ya sean simplemente verduras, marisco o pescado o como los de hoy, con carne. Además me he atrevido a darles un puntito exótico con un poco de curry y pasas pero más abajo os doy otras opciones que podéis utilizar si preferís un relleno más clásico.

Puedes servirlos con la guarnición que prefieras pero típicamente un sencillo arroz blanco le va genial porque si lo vas mezclando con la salsa y los chipirones está riquísimo. También unas patatas cocidas, asadas o salteadas son ideales.

Quizás la única dificultad por así decirlo está en limpiar los calamares, que aunque no es complicado sí que requiere echarle un ratito y un poco de paciencia, personalmente no me gusta mucho arreglar pescado o productos del mar pero siempre acabo animándome porque el resultado merece la pena.

Si te gusta esta receta te encantarán igualmente nuestros calamares en su tinta con arroz blanco o sus “hermanos menores”, los chipirones en su tinta con salsa y arroz blanco, al igual que el arroz con calamares fácil y muy rico y el arroz negro con calamares y salsa alioli casera. También están deliciosos los calamares encebollados.

Te van a encantar también otras recetas con mariscos como las zamburiñas a la plancha con salsa verde, las navajas a la plancha con ajo, perejil y limón, las almejas a la marinera o los mejillones a la marinera, sin menospreciar los clásicos mejillones al vapor que no pueden ser más sencillos y están listos en pocos minutos, de hecho es uno de mis aperitivos preferidos para los fines de semana. También vas a disfrutar con los berberechos en salsa verde que resultan muy sabrosos y por supuesto la clásica receta de pulpo a la gallega o pulpo a feira.

 

Ingredientes para preparar calamares rellenos de carne en salsa (4 personas):

  • 8 calamares de tamaño medio-grande.
  • Para el relleno:
    • 2 huevos.
    • 1 cebolla.
    • 250 gr de carne picada (de magra de cerdo y la otra mitad de babilla de ternera). La mejor carne picada es la que tú eliges en la carnicería y te la pican en el momento, olvídate de las que ya están envasadas.
    • 2 cucharadas soperas de pasas.
    • 1/2 cucharadita de postre de curry o las especias que más te gusten.
    • 50 ml de vino blanco.
    • Palillos para cerrar los calamares.
    • Aceite de oliva, pimienta negra recién molida y sal.
  • Para la salsa:
    • 1 cebolla.
    • 2 zanahorias.
    • 1 puerro.
    • 1 cucharadita de postre de harina de maíz.
    • 100 ml de vino blanco.
    • 250-300 ml de caldo de carne. Si no tienes también puedes utilizar la misma cantidad de agua y 1/4 de pastilla de caldo concentrado.
    • Aceite de oliva y sal.
  • De guarnición te recomiendo servirlos con arroz blanco cocido o unas patatas a tu gusto.

 

Preparación, cómo preparar la receta de calamares rellenos de carne en salsa:

  1. Empezamos limpiando los calamares. Reconozco que hay que tener un poco de paciencia, pero es sencillo:
    1. Agarra la bolsa y tira de las patas. Idealmente con las patas saldrán las tripas, pero si no es así, aprieta la bolsa para expulsar todo lo que contenga en su interior, e incluso si puedes introduce tus dedos para intentar vaciarla por completo.
    2. Para terminar con la bolsa tira de la pluma, se parece a un plástico transparente y suele notarse duro. No es necesario que retires la piel exterior ya que aporta sabor aunque personalmente y por comodidad se la retiro entera y así los dejo totalmente blancos y limpios.
    3. Ahora vamos con las patas. Corta por debajo de los ojos y deshecha todo lo que no sean los tentáculos. Entre esas tripas estarán las bolsitas de tinta cuyo exterior es de color metalizado, si quieres puedes cogerlas con cuidado y reservarlas en un bol para utilizar su propia tinta aunque yo suelo optar por utilizar un sobre de tinta. Ya solo te falta quitar la boca o pico que tienen los calamares en medio de los tentáculos, tiene forma de bola con un pico como de pájaro.
    4. Lava muy bien tanto la bolsa como las patas bajo un chorro de agua fría y déjalos en un escurridor para que se vayan secando. El resto (tripas, pluma y pico) tíralo.

      Calamares limpios

      Qué gusto da ver los calamares ya limpios 🙂

  2. Pon un cazo con agua a calentar y los huevos en su interior (ponerlos en el agua antes de que hierva es mi truco para que no se resquebrajen). A partir de que hierva el agua cuenta 10 minutos y tendrás los huevos cocidos. Cuando estén listos sácalos del cazo para que se vayan enfriando un poco y poder pelarlos.
  3. Vamos a preparar el relleno. Pela la cebolla y pícala bien finita. Para ello, hemos utilizado nuestra picadora manual, con la que conseguimos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin llorar! También puedes hacerlo con un cuchillo.
    Nosotros usamos la picadora Chop Chop

    Nosotros usamos la picadora Chop Chop

    Picadora chop chop manual y cebolla

    Cebolla perfectamente picada en pocos segundos

  4. Pon una olla baja o cacerola a fuego medio (nosotros hemos puesto nuestra placa de inducción Brandt al 6) con un chorrito de aceite y añade la cebolla y un poco de sal. Rehoga hasta que la cebolla esté transparente y sin que llegue a dorarse, tardarán unos 10 minutos.
  5. Pica las patas de los calamares y échalas a la cacerola junto con la carne picada. Remueve bien para que la carne se vaya cocinando y ve separándola con una espátula para que quede suelta. Échale sal y pimienta negra recién molida al gusto además de tus especias favoritas, yo en este caso he elegido curry.
  6. Cuando la carne deje de estar rosada, incorpora el vino blanco y deja que se evapore el alcohol (tardará 2-3 minutos). Añade también las pasas y cocínalo todo junto unos 10 minutos a fuego bajo. Reserva en un plato aparte.

    Relleno de calamares

    Ya tenemos listo el relleno de los calamares

  7. Pela los huevos, pícalos y añádelos a la mezcla del relleno.
  8. Ahora toca rellenar los calamares, es una tarea que requiere algo de paciencia por lo resbalosos que resultan pero simplemente se trata de ir introduciendo el relleno en su interior con una cuchara de postre mientras sujetamos el calamar con la otra mano. No los rellenes hasta arriba, deja algo más de 1 cm de margen para poder cerrarlos con un palillo como puedes ver en la fotografía.

    Calamares rellenos de carne

    Así quedan los calamares rellenos

  9. En una sartén o incluso en la misma olla que habías utilizado para el relleno, echa un poco de aceite, ponla a fuego medio-alto y dora los calamares por ambos lados, tardarán apenas 5 minutos. Reserva.

    Calamares rellenos en salsa

    Doramos los calamares por ambos lados

  10. Ahora vamos a preparar  la salsa. Pela la cebolla y el puerro (córtale también las raíces), lava las zanahorias y pícalo todo bien finito.
  11. Pon una sartén o cacerola ancha a fuego medio con un chorrito de aceite y, cuando esté caliente, incorpora las verduras. Deja que se cocinen unos 10 minutos sin llegar a dorarse, simplemente para que queden blanditas. Échales un poco de sal.

    Verduras para la salsa

    Cocinando las verduras para la salsa

  12. Añade la cucharada de harina y revuélvelo todo bien, y cuando esté integrada con las verduras, incorpora el vino. Deja que se evapore el alcohol durante 2-3 minutos, y entonces añade el caldo de carne. Cocina durante 10 minutos a fuego lento con la sartén tapada.

    Salsa para albondigas

    Preparando la salsa para albóndigas

  13. Tritura la salsa pasándola por un pasapurés o con una trituradora y vuelve a ponerla en la sartén, ahora es cuando incorporas los calamares rellenos. Deja que se cocine todo junto 30 minutos a fuego suave para que los calamares se impregnen de todo el sabor de la salsa y queden tiernos.
  14. Mientras puedes preparar una clásica guarnición de arroz blanco. Pon abundante agua a hervir en una olla con una cucharada sopera de sal, y cuando hierva echa tu arroz (si quieres que quede suelto utiliza arroz basmati) y cuécelo los minutos que indique el paquete. Escurre y ya lo tienes listo.

 

Tiempo: 1 hora y media (más el tiempo de limpiarlos que pueden ser unos 20 o 30 minutos)

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Sirve los calamares con abundante salsa en los platos de los comensales y acompaña con la guarnición de arroz blanco o la que prefieras. Si quieres puedes prepararlos con antelación y simplemente calentar la olla unos minutos justo antes de servirlos, se mantienen tiernos incluso si los conservas 2-3 días en la nevera ya hechos.

El relleno queda muy exótico con el toque del curry y las pasas y la salsa aporta un sabor muy rico y potente, por eso acompaña genial el arroz porque si lo mezclamos con la salsa está de auténtico… ¡escándalo!

Receta paso a paso de calamares rellenos de carne en salsa

Calamares rellenos de carne en salsa. Receta paso a paso

 

Variantes de la receta de calamares rellenos de carne en salsa:

Si te gusta un toque picante se lo puedes añadir con unos trocitos de guindilla a la vez que doras la carne del relleno.

El relleno de los calamares puede ser tan variado como quieras, ya sea utilizando solo verduras o incluso algún producto del mar como gambas. También a la hora de condimentarlo puedes preparar nuestra opción exótica pero también te puedes decantar por sabores más tradicionales añadiendo pimentón dulce o hierbas aromáticas como tomillo, romero, perejil u orégano.

 

Consejos:

Elige unos calamares de tamaño medio o grandes porque así será más fácil rellenarlos.

Una vez listos puedes guardarlos en la nevera 2-3 días sin problema y también congelarlos y así tener la comida lista para otra ocasión 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner tienda online liquidación

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar