Las recetas de cocina más fáciles, deliciosas y creativas, pero sobre todo, de… ¡escándalo!
recetas de cocina

Aprende cómo hacer sangría casera. Receta con vino tinto y frutas

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Sangria casera, aprende como hacerla. Receta con vino tinto y frutas

Hay recetas que marcan una gastronomía tanto dentro como fuera de sus fronteras, y sin duda en España en cuanto a las bebidas veraniegas, la sangría es nuestra abanderada por excelencia. Aunque bien es cierto que con polémica, ya que a veces la auténtica sangría dista mucho de que se sirve en algunos bares/restaurantes/chiringuitos, sobre todo al público extranjero, por eso aquí os dejamos nuestra receta para que disfrutéis de una auténtica sangría.

Nuestra receta de sangría casera está elaborada con vino tinto (porque si no no podría llamarse así) y frutas de temporada, tanto en forma de zumo (naranjas, limones), como en trocitos para aportar su sabor (melocotones y manzanas). Además te damos todos los consejos y trucos para saber cuanto tiempo dejarla en reposo, cómo enfriarla y conservarla, de qué forma disolver el azúcar y qué otras frutas puedes utilizar.

Si te gusta esta receta, seguro que te va a encantar nuestra sección de recetas de verano, en la que vas a encontrar otras bebidas súper refrescantes y saludables, perfectas para el verano, como la limonada casera, el smoothie de zanahoria, naranja y jengibre, el riquísimo batido de fresa natural, o incluso te enseñamos a preparar la auténtica horchata de chufa valenciana, ¡riquísima!

Y si buscas cremas frías, encontrarás algunas como estos clásico del verano, el salmorejo cordobés tradicional y el gazpacho andaluz, o su exquisita versión del gazpacho en forma de sopa, crema o gazpacho de melón con jamón. Y no podía faltar el ajoblanco malagueño, una sopa fría sorprendente que se elabora con almendras.

 

Ingredientes para preparar sangría casera (1,5 litros):

  • 1 botella de vino tinto joven de 750 ml.
  • 2 melocotones.
  • 1 manzana.
  • 3 naranjas de zumo (también puedes emplear 2 naranjas y 1 limón, al gusto).
  • 1/2 rama de canela.
  • 1 lata (330 ml) de gaseosa (es opcional, pero le queda muy bien).
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 2 cucharadas de agua.

 

Preparación, cómo hacer la receta de sangría casera:

  1. Exprime las naranjas, cuela su zumo y ponlo en la jarra o recipiente donde vayas a servir la sangría.
  2. Incorpora también el vino tinto.
  3. Pela la manzana, descorazónala, córtala en cuadraditos y échalos a la jarra.
  4. Haz lo mismo con los melocotones: pélalos, quítales el hueso, córtalos en cuadraditos y ponlos también en la jarra.
  5. Añade también la rama de canela.
  6. Ahora vamos a preparar un pequeño almíbar. Simplemente se trata de diluir el azúcar para que al añadirlo a la jarra se disuelva perfectamente y no quede posado en el fondo. Para ello pon en un cazo el azúcar y el agua a fuego medio unos minutos hasta que se disuelva el azúcar. Añádelo a la jarra y remuévelo todo bien.
  7. Ahora déjala reposar a temperatura ambiente un par de horas, para que los sabores se fusionen y el vino tome todo el sabor de la fruta. Si vas a consumirla más de dos horas después de haberla preparado, entonces después de esas dos horas de reposo deberás meterla en la nevera hasta el momento de servirla.
  8. Cuando vayas a servirla, puedes ponerle la gaseosa, y para enfriarla pero que no se agüe lo mejor es poner hielo directamente en los vasos de los comensales y verter en ellos la sangría para que se enfríe.

 

Tiempo: 15 minutos más 2 horas de reposo

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Tras las 2 horas de reposo, la sangría está lista para servir. Como te hemos comentado, justo antes de servirla puedes incorporar gaseosa, lo que hará que tenga burbujas y resulte más suave. Y para enfriarla, nada mejor que el hielo en el último momento.

Si te sobra sangría o la vas a consumir más tarde de las 2 horas de reposo, mantenla en la nevera con todas las frutas. Es una bebida de lo más refrescante con un sabor afrutado riquísimo, y por tanto perfecta para el verano, tanto en aperitivos como acompañando comidas y cenas, está de… ¡escándalo!

Receta de sangria casera, aprende como hacerla. Receta con vino tinto y frutas

Aprende cómo hacer sangría casera. Receta con vino tinto y frutas

 

Variantes de la receta de sangría casera:

Puedes cambiar la cantidad de azúcar a tu gusto, o incluso no añadirle ninguno, estará rica igualmente. Sobre todo plantéate no añadirle azúcar si las frutas que has utilizado estaban bastante maduras, ya que aportarán su propio azúcar.

También puedes añadir otras frutas de temporada, como plátano (pero si añades plátano, que no esté maduro), peras o albaricoques.

 

Consejos:

Utiliza un vino tinto joven, es decir, ni un vinazo reserva ni tampoco uno de tetrabrick, sino un vino que resulte económico y tenga un sabor que te guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

¡Es gratis!

Powered by WordPress Popup

¿Aceptas las cookies?Aceptar