¡¡ATENCIÓN!! Tenemos una OFERTA IRREPETIBLE para ti: 35 cursos y libros de cocina valorados en 1.186€ por sólo 47,50€
¡Date prisa! Termina en QUIERO CONSEGUIRLOS >>

Aprende cómo cocer percebes para que te queden perfectos

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 4,14 de 5)
Aprende como cocer percebes para que te queden perfectos

Para las ocasiones más especiales, los pescados y mariscos son una de las estrellas. Tanto por su aporte nutricional como por su increíble sabor pero también por lo sencillísimos que son de preparar, son una opción perfecta para días señalados o fiestas como la Navidad, aunque como aperitivo “porque sí” son lo más de lo más (y si te sales de la época navideña puedes conseguirlos a un precio más económico). Al horno, a la plancha, al vapor… ¡de cualquier forma están riquísimos! Y además admiten una gran cantidad de variaciones, pero eso sí, sin necesidad de complicarse nada de nada.

Los percebes cocidos son uno de los productos estrella en ocasiones especiales como la Navidad, aunque precisamente es cuando más alto precio tienen. Si te gustan aprovecha cualquier época del año para comerlos e incluso pregunta en tu pescadería de confianza cuando los puedes encontrar a mejor precio.

En esta receta encontrarás la sencilla técnica para prepararlos, quizás sea el marisco más sencillo de cocer y eso que los langostinos, las almejas o los mejillones son sencillísimos. “Auga ferver percebes botar, auga ferver percebes quitar”, una sencilla expresión gallega que no deja lugar a dudas sobre cómo prepararlos y que queden súper jugosos y con todo su potente sabor a mar.

Si te ha gustado esta receta seguro que te encanta saber cómo cocer langostinos en su punto y jugosos, ya sean frescos o congelados, o cómo preparar unas riquísimas navajas a la plancha con ajo, perejil y limón, sin olvidar las deliciosas zamburiñas a la plancha con salsa verde.

Además puedes coger un montón de ideas de nuestros aperitivos a base de mariscos como nuestras brochetas de langostinos a la plancha y anguriñas salteadas con salsa de soja, un entrante de lujo para las ocasiones más especiales, o las conocidísimas gambas al ajillo, que suelen gustar a todo el mundo. Si nos vamos a los langostinos tenemos estos sencillos y resultones langostinos o gambones a la plancha con limón y sal, el salpicón de marisco o la ensaladilla de marisco con mayonesa ligera, ambas recetas ideales para los menús navideños.

Si prefieres recetas elaboradas al vapor, prueba estos mejillones al vapor o los mejillones a la marinera, e igualmente ricos están nuestros berberechos en salsa verde, o el pastel de puerros y gambas.

 

Ingredientes para cocer percebes perfectos:

  • Percebes. La calidad puede variar bastante y lo ideal es conseguir percebes gallegos, aunque suelen ser los menos económicos. Esta receta la puedes preparar con cualquier tipo de percebes, te quedarán estupendos.
  • Agua. Como guía, para unos 500 gr de percebes necesitaremos entre 2 y 3 litros de agua para que puedan quedar cubiertos mientras se cuecen.
  • Sal. Hay que añadir 60 gr de sal gruesa por cada litro de agua.
  • 1 hoja de laurel (opcional).
Percebes gallegos

Percebes gallegos frescos

Preparación, cómo hacer la receta de percebes cocidos perfectos:

  1. En una olla amplia vierte el agua con la correspondiente cantidad de sal y la hoja de laurel y ponla a fuego alto para que hierva. Yo he puesto mi placa de inducción Brandt al 8.
  2. Cuando el agua esté hirviendo echa los percebes y tapa la olla con su tapadera. Al echarlos verás que ha parado de hervir el agua.

    Como cocer percebes

    El agua deja de hervir durante un tiempo cuando echamos los percebes en ella

  3. Cuando vuelva a hervir y borbotear es el momento de sacarlos con una espumadera.
  4. Ponlos en un plato y, para que se mantengan calientes y lleguen a la mesa al menos tibios, lo ideal es que los tapes con un paño.

    Tiempo de coccion de los percebes y como se comen

    Percebes recién cocidos

¿Cómo se comen los percebes?

Deberás coger con una mano su uña y con la otra intenta cortar la piel que los recubre justo a continuación de la uña del percebe (para hacerlo lo más sencillo es hacerlo con la uña de tu propio pulgar). A continuación retuerce la piel para que se desprenda de la uña y tira de dicha uña hacia arriba para descubrir el percebe. Con un poco de práctica conseguirás hacerlo con cuidado de no salpicar (aunque no siempre se consigue!), ya que en su interior se aloja líquido que a veces es más y otras menos, y suele salir disparado a presión cuando abres el percebe.

Y aunque parezca mentira, el interior de la uña también se puede comer. Para ello puedes utilizar tus propios dedos hasta conseguir abrir la uña por la abertura superior que tiene y que suele tener un color rojo. En su interior encontrarás un poco de carne junto con unos pelillos que suelen estar crujientes, así que si la textura no te molesta te recomiendo comerlo porque está tan rico como el propio cuerpo del percebe. Eso sí, si al abrir está lleno de arena mejor deséchalo, pero en muchas ocasiones está totalmente limpio y, además de rico, cruje un poquito en la boca y es una sensación que o te encanta o te desagrada, pero te recomiendo probarla.

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Con lo poco que tardan en hacerse, lo ideal es que los prepares justo antes de comerlos para que estén calientes o al menos tibios, que no se hayan enfriado, y siempre tapados con un paño incluso mientras nos estamos comiendo uno para que el resto no pierdan temperatura.

Ya solo falta ponerse manos a la obra para pelarlos y descubrir lo jugosos que son. Su sabor es muy característico, cuando todavía no los hemos probado nos dicen que “saben a mar” pero no puedes imaginarte hasta qué punto. Resulta muy poético decir que saben a acantilado, a rocas saladas, incluso te estás imaginando las olas rompiendo… puro mar de… ¡escándalo!

Receta de como cocer percebes para que te queden perfectos

Cómo cocer percebes para que te queden perfectos

 

Variaciones de la receta de percebes cocidos perfectos:

Esta técnica de cocina es tan sencilla que admite pocos cambios, pero los percebes también se pueden preparar salteados. Para ello calienta en una sartén un poquito de aceite, vierte los percebes junto con un poco de sal y ve salteándolos hasta que veas que la piel está más flexible y puedes abrirlos sin problemas. El tiempo estimado será entre 5 y 10 minutos.

 

Consejos:

Los percebes son uno de los mariscos más caros que podemos encontrar, fundamentalmente debido a la complicada tarea de recogida de los mismos. Eso si, si quieres darte un capricho intenta evitar épocas como la Navidad o pregunta en tu pescadería de confianza cuando tendrán mejor precio (después de Navidad es un buen momento) y así comerlos sin que el bolsillo se resienta tanto.

Los mejores percebes son los gallegos, y lo ideal es que sean cortos y gruesos ya que resultan más sabrosos que los que son más espigados y finitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner popup bundle gastronomia

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar