Aprende cómo cocer cigalas y a prepararlas a la plancha y al horno

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 6 votos, 4,33/5 ¡Valórala!
Aprende como cocer cigalas y a prepararlas a la plancha y al horno

El marisco está estrechamente asociado a la Navidad, ya que es una ocasión especial en la que solemos aprovechar para consumir productos que no solemos comer durante el resto del año (lo cual es un error sobre todo para el bolsillo) y además son muy fáciles de preparar, obteniendo un resultado de 10 en cuestión de minutos.

Aprende cómo cocer cigalas y a prepararlas a la plancha y al horno de forma sencilla y manteniendo su jugosidad. De las tres formas quedan riquísimas así que os animo a prepararlas cada vez de una forma. Para elaborarlas a la plancha y al horno he preparado un majado con una clásica base de ajos y perejil y después he añadido algunos ingredientes más, simplemente con eso ya quedan estupendas. Además se pueden cocinar enteras o abiertas, pueden comprarse frescas o congeladas y con nuestros trucos y consejos te van a quedar geniales.

Si te ha gustado esta receta seguro que te encanta saber cómo cocer langostinos en su punto y jugosos, ya sean frescos o congelados, o cómo hacer langostinos al horno con ajo y limón de forma rápida y fácil sin olores, al igual que ocurre con las gambas al horno con majado de ajo y perejil, que quedan jugosísimas.

Sin embargo si prefieres la plancha, aprende a preparar estos sencillos y resultones langostinos o gambones a la plancha con limón y sal, sirviéndote para preparar un riquísimo cóctel de gambas a la plancha con salsa picante y mango. También quedan riquísimos los carabineros a la plancha con mayonesa de wasabi, romanesco al vapor y chips de verduras y las navajas a la plancha con ajo, perejil y limón, sin olvidar las deliciosas zamburiñas a la plancha con salsa verde.

Si nos vamos al marisco cocido y que impone un poco en la cocina aunque está tremendo y es mucho más fácil de preparar de lo que parece, aprende cómo cocer un centollo o txangurro y prepararlo a la donostiarra, o conoce cómo cocer bien un buey de mar, tanto sus tiempos de cocción como la forma de abrirlo y presentarlo en la mesa. Me gusta destacar que además de ser una delicia, el proceso para preparar ambos es bastante curioso.

 

Cómo descongelar cigalas:

Para cocinar cigalas siempre te recomendaré que previamente las descongeles si son congeladas, nada de cocerlas congeladas porque se pierde el control de los tiempos. Para ello puedes dejarlas unas horas en la nevera o, si quieres hacerlo de forma rápida, sumérgelas en agua fría y en una hora o incluso menos estarán descongeladas.

 

Cómo cocer cigalas:

Ingredientes:

  • Cigalas frescas o congeladas y del tamaño que prefieras. Las mías son de tamaño medio-pequeño.
  • Agua.
  • Hielo.
  • Sal gruesa. Por cada litro de agua se añaden 70 gr de sal.
  • Una hoja de laurel.

Preparación:

  1. Una vez que las hayas descongelado o si son frescas, comenzamos. En una olla amplia vierte 2 litros de agua con 140 gr de sal y la hoja de laurel y ponla a fuego alto para que hierva.
  2. Mientras prepara un bol amplio con unos cubitos de hielo (8-10 unidades) y justo antes de que terminen de cocerse las cigalas le echaremos agua al bol para poder sumergirlas en él y cortarles la cocción.
  3. Cuando el agua esté hirviendo echa las cigalas y cuenta 3 minutos. Recuerda cocer las cigalas en pequeñas tandas de 8 o 10, que no estén unas encima de otras, para evitar que el agua baje demasiado de temperatura.

    Cigalas cocidas

    Cocemos las cigalas en el agua salada

  4. Al cabo de ese tiempo sácalas con una espumadera o unas pinzas de cocina y ponlas en el bol con hielo al que ya habremos echado agua.
  5. Déjalas en el agua helada 3 minutos y después escúrrelas y déjalas en un plato con papel de cocina para que terminen de secarse.

    Cocer cigalas

    Cortamos la cocción de las cigalas para que no se resequen

  6. Si vas a preparar más tandas, cuando saques las cigalas de la olla ponla de nuevo en el fuego para que hierva el agua, y respecto al bol con hielo si ves que los cubitos se han deshecho bastante échale más para que el agua siga bien fría.

 

Cigalas a la plancha:

Ingredientes:

  • Cigalas frescas o congeladas y del tamaño que prefieras. Las mías son de tamaño medio-pequeño.
  • 1 diente de ajo.
  • Unas hojas de perejil.
  • 1 cucharada sopera de vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

Preparación:

  1. Pela el diente de ajo y lava las hojas de perejil, sécalas con papel de cocina y sepáralas de los troncos ya que no vamos a utilizarlos.
  2. El majado lo puedes preparar picando los ingredientes muy finos con un cuchillo o bien en un mortero como he hecho yo. Pon el ajo y el perejil en el mortero y machácalos hasta que se forme una pasta. Añade sal y el vino blanco y vuelve a machacar. Por último incorpora el aceite de oliva y mezcla. Si lo haces con cuchillo, pica los ingredientes sólidos y después simplemente mezcla con el resto en un pequeño recipiente.
  3. Para cocinar las cigalas a la plancha puedes dejarlas enteras o bien partirlas por en medio.
  4. Utiliza una plancha o sartén que pueda alcanzar altas temperaturas (yo utilizo mi sartén de hierro porque calienta y dora de maravilla) y ponle un poco de aceite de oliva.
  5. Cuando esté caliente coloca encima las cigalas con el caparazón hacia abajo, de forma que se vean las patas por arriba.
  6. Cocínalas apenas 1 minuto y mientras échales la mitad del majado por encima, con ayuda de un pincel de cocina o con una cucharilla.

    Cigalas a la plancha

    Empezamos cocinándolas con el caparazón hacia abajo

  7. Dales la vuelta y cocínalas 2 minutos más mientras las pintas de nuevo con el resto del majado. Si las cocinas enteras necesitarán un minuto más por cada lado.

    Receta de cigalas a la plancha

    Les damos la vuelta y las seguimos cocinando

  8. Retíralas al plato en el que vayas a servirlas o si lo prefieres en la propia sartén y échales un poco de sal y pimienta negra recién molida.

 

Cigalas al horno:

Ingredientes:

  • Cigalas frescas o congeladas y del tamaño que prefieras. Las mías son de tamaño medio-pequeño.
  • 1 diente de ajo.
  • Unas hojas de perejil.
  • 1 o 2 cucharadas soperas de zumo de limón.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal en escamas.

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  2. Para preparar el majado pela el diente de ajo, lava el perejil, sécalo con papel de cocina y quédate solo con las hojas.
  3. Puedes elaborarlo picando el ajo y el perejil con cuchillo o bien machacándolos en un mortero.
  4. Después añade el zumo de limón y el aceite de oliva y mezcla bien.
  5. Para cocinar las cigalas al horno puedes dejarlas enteras o bien partirlas por en medio. Para partirlas parte primero la cola, dale la vuelta para que mire hacia ti y parte la cabeza, como puedes ver en la fotografía.
    Cigalas partidas por la mitad

    Primero se parte la cola de las cigalas

    Cigalas partidas por en medio

    Después se corta la zona de la cabeza

  6. Echa en una bandeja de horno un poco de aceite de oliva, coloca encima las cigalas de forma que estén todas con el caparazón hacia abajo o, si las has partido, con la carne hacia arriba visible, y píntalas por encima con el majado, con ayuda de un pincel de cocina.
  7. Introduce la bandeja en el horno a altura media y cocínalas tan solo 4 o 5 minutos, o hasta que estén a tu gusto. Las mías han estado 5 minutos, es muy importante evitar que se resequen. Si las cocinas enteras, el tiempo que necesitarán es de unos 8 minutos.
  8. Ponlas en el plato en el que vayas a servirlas y échales sal en escamas por encima.

    Cigalas al horno con majado de ajo y perejil

    Así quedan las cigalas al horno

 

Tiempo: 25 minutos cocidas, 10 minutos a la plancha y 15 minutos al horno (contando con que solo se cocine una tanda)

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Cocidas, a la plancha o al horno, las cigalas quedan riquísimas y jugosas. Mi forma preferida es a la plancha aunque con este tipo de marisco, al igual que sucede con las gambas, hay que pensárselo dos veces por el olor que deja en la cocina. Si esto te importa, al horno quedan fantásticas y sin apenas olores y lo más clásico es servirlas cocidas. Te recomiendo no prepararlas con antelación ni a la plancha ni al horno ya que tardan poquísimo en hacerse, sin embargo si quieres puedes cocerlas con unas horas de antelación y guardarlas en un recipiente en la nevera hasta el momento de consumirlas.

A la hora de comerlas, el cuerpo es lo más carnoso pero también están deliciosos los jugos de la cabeza y si nos animamos podemos partir las pinzas con un cascanueces, el mazo de un mortero o idealmente una herramienta para marisco y de ahí también sacaremos un poquito más de carne. Las prepares como las prepares, siempre están de auténtico… ¡escándalo!

 

Variaciones de la receta de cigalas cocidas, al horno y a la plancha:

El majado o aliño lo puedes preparar a tu manera, de hecho hay quienes solamente utilizan aceite y sal para quedarse con el sabor más puro de la cigala, y quienes preparan un majado más elaborado con ingredientes un poco más potentes como guindillas, cilantro en vez de perejil, lima en vez de limón, salsa de soja, mostaza

 

Consejos:

Las cigalas pueden tener distintos tamaños y haber grandes diferencias entre ellas, además de que no es lo mismo cocinarlas enteras o partidas por en medio. Por ello te recomiendo utilizar estos tiempo de modo orientativo y hacer pruebas con el tamaño de cigala que más te guste para averiguar cuantos minutos necesitan para que estén a tu gusto. A mi con estos tiempos siempre me quedan tiernas si son del tamaño que puedes ver en las fotografías. Si son más grandes puedes dejarlas cocinándose unos minutos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar