Acelgas rehogadas con patatas y pimentón, ¡riquísimas!

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Acelgas rehogadas con patatas y pimenton, riquisimas

Me encanta cocinar verduras y es en recetas tradicionales, más aún. Desde siempre mi verdura preferida es la espinaca y por supuesto también me encantan las acelgas ya que se parecen bastante aunque con sus matices. Cocidas simplemente con un buen aceite de oliva y sal están riquísimas, o salteadas, pero como más me gusta prepararlas es con esta receta.

Estas acelgas rehogadas con patatas y pimentón están buenísimas y se preparan de forma sencilla, sobre todo con los trucos que te doy más abajo para cocer las patatas de forma rápida. Las acelgas, al igual que las patatas, quedan tiernas y muy sabrosas y el conjunto es una delicia, en parte también gracias al sofrito que preparo y para el que utilizo cebollas o incluso ajos tiernos si están en temporada. El toque final lo aporta el pimentón, sin duda es un plato de auténtico… ¡escándalo!

Si te ha gustado esta receta seguro que te encantarán las recetas con espinacas, entre las que destacaría las espinacas salteadas con ajos y piñones, las espinacas a la crema gratinadas o la ensalada de espinacas frescas con champiñones y mango. También están presentes en platos tradicionales y de cuchara como el potaje de garbanzos con bacalao y espinacas o potaje de vigilia, el potaje de garbanzos con espinacas y chorizo, la tapa de garbanzos con espinacas o el puré de verduras o crema de verduras fácil, rica y saludable, y en muchas de ellas se podrían utilizar perfectamente acelgas en vez de espinacas.

También las podemos encontrar en el interior de algunas recetas en forma de relleno como por ejemplo en la lasaña de espinacas, las empanadillas de espinacas con queso de cabra y nueces, las croquetas de espinacas y piñones, el hojaldre relleno de salmón con queso feta y espinacas o la quiche de verduras y queso.

 

Ingredientes para hacer acelgas rehogadas con patatas y pimentón (4 personas):

  • 1 kg de acelgas.
  • 3 patatas grandes.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla grande. En esta ocasión he utilizado ajos tiernos que estaban en temporada y le van geniales pero con cebolla es lo más habitual.
  • 1 cucharada de postre de pimentón dulce.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de acelgas rehogadas con patatas y pimentón:

  1. Vamos a empezar cociendo las patatas. La forma más práctica, sabrosa y rápida de hacerlo es al vapor, y aunque puedes cocerlas por el clásico método de sumergirlas en agua hirviendo durante unos 20 minutos, yo te recomiendo ésta.
  2. Lava las patatas si tienen tierra y colócalas en un estuche para cocinar al vapor en el microondas. Introdúcelo en el microondas a máxima potencia durante 8 minutos. Si las pinchas con un tenedor y notas que están cocidas (o simplemente ya no están crujientes), ya puedes sacarlas, pero si les falta todavía un poco, dales un minuto más y vuelve a hacer la prueba. Deja el estuche abierto para que se vayan enfriando y reserva.
  3. Mientras pon una olla con abundante agua a fuego alto con una cucharada de postre de sal y espera a que hierva.
  4. Córtale a las acelgas el extremo de las pencas (los tallos), es decir, apenas el último cm, y divide las acelgas en dos partes, por un lado las pencas y por otro las hojas.
  5. Lávalas muy bien con agua fría, para ello lo mejor es que las dejes sumergidas en un recipiente con agua y las repases un poco con tus manos para que eliminen la tierra que puedan llevar.

    Acelgas frescas

    Separamos las pencas de las hojas de las acelgas y las lavamos bien

  6. Corta los tallos en trozos y haz lo mismo con las hojas, poniéndolas todas juntas unas encima de otras y cortándolas a la vez.
  7. Cuando el agua esté hirviendo introduce las pencas y cuando vuelva a hervir cuenta 5 minutos.
  8. Al cabo de ese tiempo introduce también las hojas de las acelgas y cuenta 5 minutos más.
  9. Ya tienes las acelgas cocidas así que vierte todo el contenido de la olla en un escurridor y deja que escurran bien todo el agua.
  10. Pela las patatas, córtalas por la mitad, cada mitad de nuevo por la mitad y en rodajas. También hay quien las cocina para esta receta chafándolas un poco con un tenedor, como si fuera a hacer un puré pero desmigándolas solo un poco.
  11. Pela los dientes de ajo y córtalos en rodajas finas.
  12. Pela la cebolla y pícala finita. Si vas a utilizar ajos tiernos, quítale las raíces y solo la parte más seca de la zona verde, retira la capa más externa y córtalos en rodajas finas.
  13. En una sartén con un poco de aceite y a fuego medio echa los ajos y la cebolla o los ajos tiernos junto con un poco de sal y cocínalos hasta que empiecen a dorarse.

    Sofrito de ajo y ajos tiernos

    Preparamos el sofrito con ajos secos y ajos tiernos

  14. A continuación añade las patatas y el pimentón, mézclalas bien y cocina 2 minutos, evitando que el fuego esté fuerte para que el pimentón no se queme ya que amargaría el plato.
  15. Incorpora las acelgas junto con un poco de sal y revuélvelo todo bien. Baja el fuego para que esté flojito y cocínalo todo junto durante 5 minutos o hasta que esté a tu gusto.

    Acelgas rehogadas con patatas y pimenton

    Añadimos las acelgas y lo cocinamos todo junto

  16. Pruébalo de sal por si tienes que rectificar.

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Se puede comer calientes o frías y siempre están riquísimas. También es una receta que se puede preparar en el momento o bien con unas horas de antelación y calentarla justo antes de servirla. No te recomiendo guardarla demasiado en la nevera y sobre todo no congelarla, ya que las patatas no se llevan muy bien con el frío, aunque si te sobra o si lo tienes que preparar con antelación puedes dejarla sin problemas hasta 2 días en la nevera.

Casi siempre que las preparo las tomo como plato único, ya sea en la comida o sobre todo en la cena, pero también me parece que es una guarnición fantástica para platos de carne o pescado ya que la combinación de verduras y patatas les va fenomenal. Las acelgas y las patatas quedan tiernas y sabrosas y el puntito que les da el pimentón y el sofrito hace que estén de auténtico… ¡escándalo!

Receta de acelgas rehogadas con patatas y pimenton, riquisimas

Acelgas rehogadas con patatas y pimentón, ¡riquísimas!

 

Variantes de la receta de acelgas rehogadas con patatas y pimentón:

En vez de pimentón se puede aromatizar con otras especias como el comino, el curry o la pimienta negra, y con hierbas como el tomillo, el romero o el orégano. También es muy típico añadir un chorrito de vinagre de vino blanco al sofrito cuando ya está listo, justo antes de incorporar el pimentón y las patatas.

Si quieres completar aún más el plato, te recomiendo preparar unos huevos fritos o a la plancha y un poco de jamón serrano y, cuando ya tengas las acelgas con patatas presentadas en una fuente, poner por encima los huevos y el jamón. Es una versión más ligera e igualmente deliciosa de los clásicos huevos rotos o huevos estrellados.

 

Consejos:

Cuando eches el pimentón procura que el fuego no esté fuerte para que no se queme y no amargue el plato.

Las acelgas también se pueden cocer en el microondas, solo que como suelen ocupar tanto muchas veces opto por hacerlo en una olla con agua hirviendo, pero para una ración o dos el microondas va fenomenal. Hazlo todo igual pero en vez de ponerlas en una olla con agua ponlas en un estuche apto para el microondas y cocínalas 4 o 5 minutos a máxima potencia o hasta que estén a tu gusto de tiernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar