Solomillo Wellington. Cómo preparar esta receta de solomillo de cerdo al horno

NataCarnes y aves, Cocina, Masas, Recetas de Navidad, Recetas Fáciles4 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Solomillo Wellington. Como preparar esta receta de solomillo de cerdo al horno

Si hay una carne que nos encanta en casa, además del pollo, es el solomillo de cerdo. Es una pieza muy agradecida, que se suele preparar en poco tiempo, y cuyo resultado da siempre sensación de ocasión especial, lo cual está genial tanto para esos días como para uno cualquiera en el que te apetece llevarte un bocado exquisito a la boca.

Este solomillo Wellington es un solomillo asado al horno con una particularidad muy especial: va recubierto de hojaldre. Además, para aportarle sabor y conservar su jugosidad, se envuelve entre lonchas de jamón serrano y una mezcla de paté y champiñones. Curioso, ¿verdad?

Lo que más cuesta es dar con el punto exacto, aunque si sigues nuestros consejos de más abajo vas a tener muchas probabilidades de éxito. Eso sí, a excepción de este detalle, es una receta súper facilísima y que queda fenomenal en la mesa, tanto en las ocasiones especiales como Navidad, como cuando quieres darte un homenaje sin complicarte.

Si te gusta el solomillo tanto como a nosotros, te va a encantar esta receta de solomillo de cerdo con salsa roquefort, el solomillo de cerdo con salsa de mostaza y miel, o un clásico entre los clásicos, el solomillo de cerdo a la pimienta verde con patatas aromatizadas.

Si además lo combinamos con ingredientes dulces, el resultado es de… ¡escándalo! Como en este exquisito solomillo de cerdo en salsa al Pedro Ximénez, todo un espectáculo gourmet, o el solomillo de cerdo en salsa a la naranja.

 

Ingredientes para el solomillo Wellington (4-6 personas):

  • 1 solomillo de cerdo grande. *
  • 1 plancha de hojaldre rectangular.
  • 150 gr de champiñones.
  • 50 gr de castañas.
  • 1 cebolla.
  • 1 lata de paté (unos 200 gramos). *
  • 10-12 lonchas finitas de jamón serrano. *
  • Unas ramitas de romero fresco, o si no tienes, seco también sirve.
  • 1 cucharada de mostaza.
  • 1 huevo.
  • Aceite de oliva, pimienta negra recién molida y sal.

* Si quieres que tu solomillo Wellington sea más especial aún, puedes utilizar solomillo ibérico, paté de cerdo ibérico, y un jamón que, aunque no te recomiendo que sea de la máxima calidad porque sería una pena utilizarlo para hornearlo, sí que tenga cierta calidad y cuente con vetas de tocino para aportar jugosidad.

 

Preparación, cómo hacer la receta de solomillo Wellington:

  1. Pon una sartén de hierro a fuego medio-alto con un poco de aceite. Salpimenta el solomillo y, cuando la sartén esté caliente, dóralo por todos los lados para que quede sellado y los jugos no se escapen de su interior, algo fundamental para hornearlo después. Ten paciencia, deja que adquiera ese color doradito sin moverlo, y cuando eso ocurra, dale la vuelta y sigue sellándolo. Reserva.
    Solomillo de cerdo sellado en sarten de hierro

    Sellando el solomillo de cerdo en la sartén de hierro

  2. Pela las castañas. Para ello, lo más fácil es hacerles un corte a lo ancho e introducirlas sobre un plato en el microondas 30 segundos. Si se pueden pelar fácilmente ya están listas, y si no, dales unos segundos más. Pélalas.
  3. Pela la cebolla y lava los champiñones.
  4. Pica finamente la cebolla, los champiñones y las castañas. Para ello, hemos utilizado nuestra picadora manual, con la que conseguimos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin llorar! También puedes hacerlo con un cuchillo.
    Ingredientes picados con chop chop

    Champiñones, cebolla y castañas picados en segundos con la Chop Chop

  5. Precalienta el horno a 200ºC.
  6. En la sartén de hierro en la que habías sellado el solomillo, añade un poquito de aceite y sal, y echa la picada. Pon el fuego medio-suave y deja que se cocine todo junto 10 minutos removiendo de vez en cuando, para que adquieran una textura blanda. Añade pimienta molida al gusto, y también le van genial unas ramitas de romero fresco, aunque si no tienes puedes utilizarlo seco.
    Mezcla de champinones, cebolla y castanas

    Salteando la mezcla de champiñones, cebolla y castañas

  7. Cuando la mezcla esté bien cocinada, apártala del fuego y mézclala con el paté.
  8. Ahora vamos a montar el solomillo Wellington. Coloca el hojaldre sobre una bandeja de horno con papel de horno, y encima extiende la mezcla que acabamos de cocinar. Por cierto, si quieres decorar el hojaldre, córtale unos pocos centímetros de borde y reserva.
    Hojaldre y picada

    Comenzando a montar el solomillo Wellington, primero el hojaldre y la picada con el paté

  9. Por encima pon las lonchas de jamón de forma que quede todo cubierto. Unta todo el solomillo con la mostaza, y colócalo en el centro del hojaldre.
    Montando el solomillo wellington

    Todo listo para terminar de montar el solomillo Wellington

  10. Doblarlo es sencillísimo, tan solo tienes que levantar el papel y volcar uno y otro lado del hojaldre sobre el solomillo. Cierra las puntas de forma sencilla con tus dedos.
    Solomillo Wellington con hojaldre

    Terminando de cerrar el solomillo Wellington

  11. Ahora puedes realizar alguna decoración. Yo tengo siempre a mano unos cortadores con forma de hoja y de flores que utilizaba para realizar manualidades cuando era pequeña, y me encanta volver a utilizarlos para este tipo de cosas.
  12. Por último, pinta con huevo batido el hojaldre, e introdúcelo en el horno a temperatura media sin la resistencia de arriba.
    Pintando con huevo el hojaldre del solomillo wellington

    Solo queda pintar con huevo el hojaldre del solomillo Wellington

  13. Y llega la parte en la que siempre tenemos más dudas: ¿cuanto tiempo tarda en cocinarse? Esto es un problema porque depende de vuestro horno y del grosor del solomillo. La verdad es que el hojaldre y el solomillo suelen estar listos a la vez, por lo que en cuanto está dorado el hojaldre, normalmente el solomillo está listo, aunque como digo todo depende. Este solomillo en concreto no era muy grueso, le di 35 minutos y creo que con 30 también habría bastado, aunque en casa gusta más que quede completamente cocinado en su interior. ¿Mi consejo? Si lo preparas para una ocasión especial, que no sea la primera vez que lo hagas, practícalo antes al menos una vez 😉
  14. Sácalo del horno, deja que se temple 5 minutos y… ¡a la mesa! Si además sirves tu salsa favorita para carnes, ¡vas a triunfar!

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Déjalo reposar solamente 5 minutos antes de llegar a la mesa, pero no te estreses, personalmente pienso que es un plato que está muy rico caliente pero también ligeramente tibio, así que no tienes que agobiarte esperando a que todos estén sentados para sacarlo del horno.

Si además preparas una salsa casera, sírvela al centro de la mesa y que cada comensal riegue con ella su solomillo en el plato. ¿Necesitas ideas? Aquí tienes nuestra selección de salsas para carnes, y para este solomillo Wellington me parece que las mejores son la salsa a la pimienta verde y la salsa de mostaza  y miel.

Receta de solomillo Wellington al horno

Solomillo Wellington

 

Variaciones de la receta del solomillo Wellington:

Cambiando el tipo de paté serás capaz de cambiar bastante el sabor de la receta. Hay patés con aromas a trufas o especias riquísimos, y si usas foie es perfecto para las ocasiones más especiales. Si además añades algo dulce, como mermelada o algún chutney o compota de fruta, habrás creado tu propio solomillo Wellington de… ¡escándalo!

 

Consejos:

El punto del solomillo es muy importante, y lo ideal es que te quede jugoso y no se reseque en exceso. Si es la primera vez que preparas esta receta, sigue nuestro truco: el momento en el que el hojaldre se dore puede servirte de indicador para que saques el solomillo Wellington del horno, lo dejes reposar 5 minutos al menos y lo cortes. Si no ha quedado al punto que te gusta, seguro que así sabrás si a la próxima vez deberás dejarlo más minutos o menos en el horno.


Escrito por

4 Comentarios en “Solomillo Wellington. Cómo preparar esta receta de solomillo de cerdo al horno”

    1. Nata
      Nata

      Hola! El único detalle un poco más "complicado" es controlar el horno, pero haciendo una prueba es algo superado, y cocinar se cocina muy poquito en esta receta, así que anímate y ya nos contarás qué tal 😉
      Un saludo!

  1. Roser

    Estoy pensando en hacerlo para estas fechas, ya lo he hecho otras veces (con algunas variaciones a tu receta) pero mi duda es que tal estará recalentado… quisiera dejar el menú de año nuevo listo el día anterior y que sea solo añadir aperitivos y recalentar. Tienes idea de que tal está recalentado al horno? Lo dejo cortado y lo calentamos ya cortado?

    1. Nata
      Nata

      Hola Roser! La verdad es que no he probado a recalentarlo, y aquí el problema que yo veo es el hojaldre, que recién hecho es como más rico está. Te doy dos opciones, que no he probado pero que yo diría que pueden quedar bien. Una es formar el solomillo con el hojaldre y todo el día anterior, y hornearlo justo para la cena, quieras que no el horno lo hace todo, y otra es cocinarlo el día anterior a falta de 5 minutos, y terminar de hornearlo esos últimos 5 minutos justo para la cena. En todo caso, creo que mejor sin cortar para que no pierda jugosidad 😉
      Un saludo y espero que te sirva!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *