Solomillo de cerdo a la pimienta verde con patatas aromatizadas

NataCarnes y aves, Cocina, Recetas de Navidad, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,75 de 5)
Solomillo de cerdo a la pimienta verde

No sólo es cierto lo que dicen que del cerdo se aprovechan hasta los andares, sino que a cada parte del mismo se le puede sacar partido de infinitas formas. Eso sucede con el solomillo de cerdo, pues se puede preparar rellenoal hornosalteado, o a la plancha como en esta receta de solomillo de cerdo con salsa roquefort, o esta otra de solomillo de cerdo con salsa de mostaza y miel

Si además lo combinamos con ingredientes dulces, el resultado es de… ¡escándalo! Como en este exquisito solomillo de cerdo en salsa al Pedro Ximénez, todo un espectáculo gourmet, o el solomillo de cerdo en salsa a la naranja.

Este solomillo de cerdo a la pimienta verde con patatas aromatizadas es una de esas recetas clásicas que casi todo el mundo ha tenido el placer de probar, y cuyo éxito se basa en que sorprende lo delicioso que queda frente al poco tiempo que hay que dedicarle en la cocina. La salsa a la pimienta verde que lo riega es muy sencilla de preparar, y puedes utilizarla para otras carnes o para platos de pasta.

Te recomendamos que elabores una guarnición, por ejemplo a base de patatas, porque esta salsa a la pimienta hay que mojarla bien, y con unas rapidísimas patatas al microondas a las que puedes añadir hierbas aromáticas durante la cocción para tener unas patatas aromatizadas que están de… ¡escándalo!

 

Ingredientes para el solomillo de cerdo a la pimienta verde con patatas aromatizadas (4 personas):

  • 2 solomillos de cerdo (la ración será abundante).
  • 200 ml de nata para cocinar.
  • 1 cebolleta o 1 cebolla pequeña.
  • 1/2 pastilla de caldo concentrado (de carne o de pollo, ambos sirven).
  • 1 cucharada de pimienta verde. ¡Importante! Se trata de la pimienta verde que venden en un tarrito con líquido, por lo que no está seca ni deshidratada. El tarrito, aunque suele parecer pequeño, será suficiente para preparar muchas veces esta salsa a la pimienta verde.
  • 1/2 vasito de vino blanco o jerez.
  • Aceite de oliva, pimienta negra molida y sal.
  • Para la guarnición, utiliza 4 patatas medianas, hierbas a tu gusto (orégano, tomillo, romero…), aceite y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de solomillo de cerdo a la pimienta verde con patatas aromatizadas :

  1. Para preparar la guarnición, pela las patatas, lávalas y pártelas en gajos como en las fotografías.
  2. Pon los gajos de patata en un recipiente con tapadera apto para microondas, echa un poco de sal y las hierbas que prefieras, y por encima un chorrito de aceite de oliva.Cierra el recipiente y agítalo para que todas las patatas queden impregnadas con el aderezo.
  3. Destapa alguna esquina del recipiente (para que tenga cierta transpiración) e introdúcelo en el microondas a máxima potencia durante unos 8 minutos (si fuese más cantidad de patatas necesitaría más minutos). Al cabo de ese tiempo, pincha un gajo con un tenedor, y si notas que está blandito y no presenta mucha resistencia, están cocidos. Reserva.
  4. A continuación vamos a preparar la salsa a la pimienta verde. Lava la cebolleta, córtale el rabo y las raíces y pícala muy finita.
  5. En una sartén con un poco de aceite y sal a fuego medio, saltéala durante 5 minutos, hasta que esté ligeramente transparente.
  6. Agrega el polvo de caldo concentrado (puedes desmenuzarlo con tus propios dedos) y el vino blanco. Revuelve bien y deja que el alcohol se evapore, tardará un par de minutos.
  7. Añade una cucharada de pimienta verde y la nata, remueve bien y deja que se cocine y espese un poquito durante 5 minutos. Si espesa demasiado, puedes añadir un poco de leche hasta dar con la textura que más te guste. Pruébala y rectifícala de sal si es necesario, y reserva.
    Cómo hacer la receta de salsa a la pimienta verde

    Cómo preparar la salsa a la pimienta verde

  8. En una sartén antiadherente con un poquito de aceite y fuego medio-fuerte, echa los gajos de patata y saltéalos removiendo de vez en cuando, para que queden tiernos por dentro y con una capa ligeramente crujiente y algo dorada por fuera. Prueba alguno y añade sal si es necesario.
  9. Corta el solomillo en filetes con el grosor que prefieras (lo ideal es alrededor de 1,5 cm para que te quede jugoso). Echale un poco de pimienta negra molida (mejor si está recién molida con el molinillo) y sal por ambos lados.
  10. En una sartén a fuego fuerte con un poquito de aceite dora los solomillos, primero dos minutos por un lado, y después dales la vuelta y dos minutos por el otro (estos tiempos son orientativos porque cambian en función del grosor del solomillo y el punto que más te guste).
    Cómo hacer el solomillo de cerdo a la pimienta verde y guarnición de patatas aromatizadas

    Cómo preparar el solomillo de cerdo a la pimienta verde y guarnición de patatas aromatizadas

 

Tiempo: 40 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Cuando esté todo listo, asegúrate que la salsa esté caliente, y si no es así, pon la sartén durante un minuto a fuego fuerte. Sirve en los platos de los comensales los medallones de solomillo y riega por encima con la salsa.

Salsa a la pimienta verde

Salsa a la pimienta verde

Pon también en el plato la ración de patatas aromatizadas, y por supuesto sirve al centro una salsera si hay excedente de salsa a la pimienta. Tómalo bien caliente y recién hecho, que es cuando más jugoso estará, y simplemente… disfruta 🙂

Receta de solomillo de cerdo a la pimienta verde

Solomillo de cerdo a la pimienta verde

 

Variaciones de la receta del solomillo de cerdo a la pimienta verde con patatas aromatizadas:

La cebolleta o cebolla es opcional para la preparación, aunque le da un toque y textura que queda genial. Solo prescindiría de ella si tengo muy poco tiempo para cocinar. Y si la añades y quieres que la salsa quede finita, puedes triturarla con una batidora.

Esta salsa a la pimienta verde puedes utilizarla en otras recetas, para acompañar cualquier tipo de carne, verduras, pescado o incluso pasta (deliciosa!).

 

Consejos:

Prueba siempre la salsa antes de servirla, para que esté perfecta para ti en cuanto a textura y sabor. Si te queda muy espesa, puedes ir añadiendo un poco de leche. En cuanto a la sal, ten en cuenta que el propio caldo concentrado aporta bastante, por lo que debes probarla antes de hacer cualquier cambio.

El punto del solomillo es muy importante, y lo ideal es que te quede jugoso y no se reseque en exceso. Si sigues los pasos de la receta, verás que te queda muy jugoso pero no sangriento (que es como me gusta a mi), ya que el exceso de jugos en el interior de los medallones de solomillo puede arruinar la salsa.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *