Salsa de champiñones sin nata para carne, pasta…

NataCocina, Recetas Fáciles, Salsas y guarniciones4 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,83 de 5)
Salsa de champiñones sin nata para carne o pasta

Los champiñones y las variedades de setas en general son ingredientes ideales para aromatizar todo tipo de platos, desde salteados hasta sopas, pasando por asados y sobre todo integrados en salsas.

Esta salsa de champiñones sin nata es ideal para acompañar carnes, pastas, verduras, pescados a la plancha… Potencia el sabor de los platos y le aporta la cremosidad característica de este tipo de salsas.

Eso sí, sin nata, pero sigue siendo facilísima y muy rápida de preparar. Queda cremosa, con un potente sabor a champiñones, el toque de la cebollita ligeramente pochada, un poco de pimienta negra… Sin duda es una salsa que repetirás a menudo. Ah, y puedes mantenerla en la nevera durante 2-3 días o incluso congelarla para tenerla siempre a mano.

Existen otras salsas que igualmente no llevan nata, como esta otra salsa roquefort casera para ensalada, con base de yogur, que queda ideal para platos fresquitos y veraniegos, o si la prefieres caliente, elabora esta deliciosa salsa roquefort sin nata. Otra de esas salsas ligeras que puede sorprenderte es la salsa de mostaza y miel, muy fácil de preparar y apta para carnes, pescados, ensaladas… Un auténtico comodín!

 

Ingredientes para la salsa de champiñones sin nata para carne o pasta:

  • 300 ml de leche desnatada.
  • 5o ml de vino blanco.
  • 150 gr de champiñones.
  • 1 cebolla.
  • 1 cucharadita de harina de maíz.
  • Aceite, sal y pimienta negra molida.

 

Preparación, cómo hacer la receta de salsa de champiñones sin nata para carne o pasta:

  1. Pela la cebolla y pícala muy finita. En una sartén o cazo con un poco de aceite y fuego medio, añade la cebolla y un poco de sal, y deja que se poche durante 10 minutos, para que quede transparente sin llegar a dorarse.
  2. Lava los champiñones, córtales la parte del tronco que está con tierra y alguna raíz, y pícalos con el cuchillo en trocitos pequeños. O si lo prefieres, puedes también dejarlos en rodajas finitas, que para la carne queda incluso mejor. Si vas a acompañar pasta, mejor picados.
  3. Añade los champiñones a la cebolla, remueve y saltéalos para que se hagan durante un par de minutos. Añade el vino blanco y deja que se evapore el alcohol, removiendo durante otro par de minutos.
  4. En un vaso, mezcla parte de la leche con la harina de maíz, y con ayuda de una cucharilla disuélvela bien.
  5. Incorpora al cazo la leche con la harina de maíz, remueve un poco y ve añadiendo el resto de la leche, sin dejar de remover. Añade un pimienta negra molida al gusto y sal.
  6. Deja el fuego lento y, removiendo, deja que se haga durante 5-10 minutos, hasta que veas que se espesa ligeramente. Si se ha espesado demasiado añade un poco de leche y aparta del fuego, y si por el contrario está demasiado líquida para tu gusto, vuelve a diluir un poco de harina en leche y añádela.
  7. Apártala del fuego cuando comience a espesarse y déjala reposar.
Receta de salsa de champiñones sin nata para carne o pasta

Cómo preparar salsa de champiñones sin nata para carne o pasta

 

Tiempo: 25 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sírvela en una salsera bien caliente si se trata de acompañar carnes o pescados, o si es un plato de pasta, puedes mezclarlo todo directamente en la cocina y servirlo ya preparado a los comensales.

Si espolvoreas con un poco de pimienta negra recién molida por encima, le darás el toque definitivo a cualquier plato 😛

 

Variaciones de la receta de salsa de champiñones sin nata para carne o pasta:

Puedes preparar esta misma salsa pero con otras variedades de setas. Prácticamente cualquier variedad se presta a ello, y cuando más aromáticas mejor. Eso sí, si aportan mucho sabor, podrás reducir la cantidad, y en vez de 150 gr pueden ser solamente 100 gr, incluso si las setas son secas, con 40 gr bastará.

 

Consejos:

Prueba la salsa antes de servirla, siempre, para dejarla a tu gusto y que tanto en sabor como en textura esté perfecta.

Si preparas una gran cantidad o te sobra, puedes mantenerla en la nevera durante 2-3 días, o también congelarla. Para congelarla, te recomiendo que lo hagas en pequeñas raciones para descongelar solo la cantidad que necesites. Cuando vayas a servirla, puedes calentarla en un cazo al fuego o en el microondas, y si está muy espesa puedes ir añadiendo leche 😉


Escrito por

4 Comentarios en “Salsa de champiñones sin nata para carne, pasta…”

    1. Nata
      Nata

      Hola! Gracias por tu comentario 🙂
      Como habrás podido leer, tenemos unas cuantas salsas en las que hemos optado por esa opción de leche con harina, y están de… ¡escándalo!
      Anímate a probarlas 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *