Cómo hacer pollo en salsa al ajillo. Receta fácil

NataCarnes y aves, Cocina, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 3,75 de 5)
Receta de pollo en salsa al ajillo

Me encanta el pollo y todas las posibilidades que ofrece de cocinado, además de que está muy ligado a recetas tradicionales de lo más sencillas y sabrosas, y está claro que si son recetas que perduran es porque están de auténtico… ¡escándalo!

Este pollo en salsa al ajillo es quizás la receta más sencilla de pollo en salsa, ya que con poquitos ingredientes conseguimos una salsa muy sabrosa y el pollo queda tierno y riquísimo. Es una receta que suele gustarle a todo el mundo, y si le añades una buena guarnición a base de patatas o verduras salteadas, tienes un plato de lo más completo.

Si te ha gustado esta receta, te va a encantar el pollo al ajillo tradicional, de sabor muy parecido a esta receta pero sin salsa y con un resultado final más doradito del pollo. También te gustarán el tradicional pollo en pepitoria o el escabeche de pollo, y si buscas un plato de cuchara, nada mejor que un rico caldo de pollo casero con garbanzos.

En cuanto a los asados, una de mis recetas preferidas es el asado de pollo con patatas, y como variante también tenemos en el el blog el pollo asado al horno con champiñones. Si lo que buscas es algo más exótico, prueba el pollo con almendras al estilo chino o las alitas de pollo al horno con miel y salsa de soja.

 

Ingredientes para la receta de pollo en salsa al ajillo fácil (4 personas):

  • 1 kg de pollo cortado en trozos.
  • 4 dientes de ajos secos (aunque si quieres potenciar aún más el sabor del ajo, puedes echarle incluso el doble, ya va en gustos).
  • 1 cebolla.
  • 150 ml de vino blanco.
  • 200 ml de caldo de pollo, o de agua con media pastilla de caldo de pollo concentrado.
  • El zumo de 1/2 limón.
  • 2 hojas de laurel.
  • Una rama de tomillo y otra de romero frescas. Si no tienes frescas, puedes utilizarlas secas.
  • 1 cucharada sopera de harina de trigo.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

 

Preparación, cómo hacer la receta de pollo en salsa al ajillo:

  1. Pon una sartén antiadherente a fuego medio-alto, y echa aceite hasta que se cubra justito el fondo, no más.
  2. Pela los dientes de ajo y aplástalos con una paleta o la hoja del cuchillo para que se abran un poco.
    Ajos secos aplatados

    Ajos secos aplastados

  3. Pela la cebolla y pícala muy finita.
  4. Cuando el aceite esté caliente, echa los ajos y la cebolla a la sartén y deja que se doren sin llegar a quemarse.
  5. Mientras, échale sal y pimienta a los trozos de pollo por ambos lados.
  6. Cuando los ajos estén dorados y la cebolla ligeramente transparente, retíralos y vuelve a poner la sartén en el fuego. Coloca en ella los trozos de pollo junto con las hojas de laurel y las ramas de tomillo y romero para que se vayan cocinando, dejando que se doren ligeramente 3-4 minutos por cada lado. Esto sirve para sellar la carne y que el interior se mantenga jugoso.
    Pollo al ajillo

    Comenzando a cocinar el pollo

    Pollo dorado

    El pollo ya está dorándose

  7. Cuando el pollo esté listo, añade a la sartén los ajos y la cebolla que habíamos retirado junto con el zumo de limón. Revuélvelo todo.
  8. Incorpora el vino blanco y deja que se evapore el alcohol, tardará 2-3 minutos.
  9. Disuelve la cucharada de harina en el caldo de pollo, removiendo con una cuchara.
  10. Ahora añade el caldo de pollo, y deja que se cocine todo junto a fuego medio unos 25-30 minutos, hasta que el pollo esté perfectamente cocinado. Prueba la salsa y rectifícala de sal o pimienta si es necesario.
    Como hacer pollo en salsa al ajillo

    Cocinando el pollo en salsa al ajillo

    Pollo en salsa al ajillo

    Pollo en salsa al ajillo recién hecho

 

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sírvelo en la mesa recién hecho y caliente, y si quieres una guarnición, le va genial son unas patatas fritas o un puré de patatas, así que anímate y mientras cocinas el pollo prepara el acompañamiento.

Si te sobra pollo en salsa, puedes mantenerlo en la nevera durante 2-3 días o incluso congelarlo. Cuando vuelvas a consumirlo seguirá estando riquísimo o incluso un poco más, ya que al día siguiente los sabores estarán más asentados y potentes.

Receta de pollo en salsa al ajillo

Pollo en salsa al ajillo

 

Variantes de la receta tradicional de pollo en salsa al ajillo:

Si quieres que la receta sea más gustosa aún, puedes utilizar pollo de corral, y también puedes decidir utilizar solamente ciertas partes del pollo, como los muslos o las pechugas.

Para darle un puntito picante, incluye unas guindillas secas junto con el ajo y la cebolla, con 3 o 4 es suficiente, o si quieres un resultado más potente añade alguna más, verás qué delicia.

 

Consejos:

Es importante enharinar bien el pollo para después dorarlo en aceite caliente, de forma que se crea una capa que protegerá y mantendrá la jugosidad del interior de la carne y no la perderá.

Lo ideal es que el pollo te lo troceen en la carnicería con un buen cuchillo y con cortes limpios y rápidos, para evitar que queden huesos sueltos que luego son tan desagradables de encontrar, sobre todo para recetas como ésta con salsa. Si te lo arreglan bien, te quedará perfecto y no tendrás este problema.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *