Pollo asado al horno con champiñones

NataCarnes y aves, Cocina, Recetas Fáciles2 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Receta de pollo asado al horno con champiñones

Pollo y horno siempre es una combinación ganadora. El pollo es una carne que admite infinitas preparaciones, y a mi especialmente las que incluyen cocinarlo en el horno son las que más me suelen gustar.

La estrella por excelencia es el asado de pollo con patatas o “tartera”, como lo decimos en mi tierra, es la receta más conocida y sencilla, pero innovando un poquito con los ingredientes podemos obtener un acabado muy distinto e igualmente delicioso. Además lo empiezas a disfrutar desde el mismo momento en que el horno empieza a emanar esa olorcilla a especias tan característica.

Prepares el asado que prepares, sírvelo siempre con salsa alioli casera, que está lista en 5 minutos y puedes darle un toque más fuerte o suave, a tu gusto.

 

Ingredientes para la receta de pollo asado al horno con champiñones (una bandeja entera de horno, para unas 6 raciones):

  • 1-2 patatas grandes por persona (intenta cubrir prácticamente toda la bandeja de horno, si sobra alguna ración te encantará).
  • 3-4 cebollas grandes, para cubrir el fondo de la bandeja de horno.
  • 1 muslo de pollo con su contramuslo por persona.
  • 150 ml de vino blanco: 100 para el pollo y 50 para los champiñones.
  • Especias al gusto: pimienta, pimentón dulce, orégano, tomillo, romero…
  • 200 gr de champiñones frescos.
  • 100 ml de caldo de pollo.
  • Aceite y sal.

 

Preparación, cómo hacer pollo asado al horno con champiñones:

  1. En la bandeja de horno, añade un poco de aceite y sal.
  2. Pela las cebollas, córtalas en rodajas y ponlas en la bandeja, cubriendo todo el fondo.
  3. Lava las patatas y pélalas. Pártelas en rodajas y distribúyelas cubriendo toda la cebolla. Así te aseguras que la cebolla no se queme y quede confitada, una delicia! Pinta las patatas con aceite, y añade un poco de sal y las especias que prefieras (yo le echo de todas las que he listado: pimienta, pimentón dulce, orégano, tomillo y romero).
  4. Precalienta el horno unos 10 minutos a 180º.
  5. Coloca encima los muslos de pollo con la piel hacia arriba (mejor si les has abierto un poco la carne por la parte inferior) y haz lo mismo que con las patatas: píntalos de aceite, échales sal y las especias.
  6. Añade 100 ml de vino blanco entre los huecos de las patatas, con cuidado de no “barrer” las especias, e introduce en el horno unos 45-60 minutos, o hasta que las patatas estén ligeramente doradas y a tu gusto, y la piel del pollo se vea crujiente.
  7. Mientras, elaboramos los champiñones. Límpialos bajo un chorro de agua fría para eliminar la tierra que puedan tener, y córtales la parte inferior del tronco. Córtalos en láminas no demasiado finas.
  8. En una sartén con un poquito de aceite a fuego medio, añade los champiñones y un poquito de sal y cocínalos durante 3-4 minutos, mientras sueltan sus jugos y se evaporan. Añade el romero y el tomillo, revuelve bien durante unos segundos y a continuación añade los restantes 50 ml de vino blanco, dejando que se evapore.
  9. Añade el caldo de pollo y cocina unos 10 minutos más, hasta que los champiñones queden muy jugosos pero sin exceso de líquido.

 

Receta de pollo asado al horno con champiñones

Cómo preparar pollo asado al horno con champiñones

Tiempo: 25 de preparación y 45-60 minutos de horneado.

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Saca el pollo asado del horno y sirve las raciones en los platos de los comensales: el pollo junto con unas cuantas patatas, un poquito de cebolla y por supuesto añade los champiñones que has preparado. La piel del muslo de pollo asado bien crujiente y las patatas, doradas por encima y tiernas por dentro, con el añadido de esos champiñones que quedan ligeramente dulces por el vino. Acompáñalo con una deliciosa salsa alioli casera, quedará de escándalo!

 

Variantes de la receta de pollo asado al horno con champiñones:

Puedes sustituir los muslos de pollo por pechugas o alitas, o incluso otras carnes como cordero o cerdo, o tu pescado favorito. En el caso de las pechugas, y sobre todo si no llevan piel, sitúalas entre la cebolla y las patatas para que no se quemen.

En vez de champiñones, puedes utilizar setas o incluso una combinación de ellas, procurando que queden jugosas y no se sequen en exceso.

Consejos:

La piel de estos muslos de pollo es una locura para quienes disfrutamos de comérnosla, a pesar de ser una parte bastante grasa. Sin embargo, aunque no te la vayas a comer, SIEMPRE hornea con la piel, ya que eso hará que la carne esté mucho más jugosa y no se queme o reseque. Al servirla a tu plato podrás retirarla entera sin problemas, aunque prefiero pensar que no lo harás y te darás ese capricho 😉


Escrito por

2 Comentarios en “Pollo asado al horno con champiñones”

  1. Jaime

    Nata, imprssionante receta. Me has regalado una tarde de domingo espectacular…y una cena de Marqués. Gracias por compartir tus conocimientos.

    1. Nata
      Nata

      Hola Jaime!
      Muchas gracias por el comentario, nos alegramos de que nuestras recetas hayan entrado en tu cocina con tanto éxito 🙂
      Nosotros también hemos estado cocinando un nuevo asado que pronto verás en el blog, está de… ¡escándalo!

  2. Pingback: Merluza al horno con patatas panaderas y cebolla - Recetas de ¡Escándalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *