Pimientos asados al horno

NataCocina, Recetas de Verano, Recetas Fáciles, VerdurasDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
Pimientos asados al horno

Esta receta de pimientos asados es la base para muchos platos muy ricos, y cantidad de tapas y aperitivos que son ideales para cuando hace calor, sobre todo porque estos pimientos asados se toman habitualmente a temperatura ambiente. Hay pocas recetas más sencillas y agradecidas, ya que los pimientos quedan muy tiernos, y puedes aprovechar la carne para un montón de recetas, e incluso conservarlos varios días en el frigorífico o congelarlos, así siempre tendrás a mano pimientos asados para incorporarlos a tus platos.

 

Ingredientes para asar pimientos rojos (una bandeja entera de horno):

  • 6-7 pimientos rojos (o los que quepan en tu bandeja de horno, aprovecha y hornea el máximo de pimientos posibles a la vez).
  • Aceite.
Preparación de pimientos asados al horno

Pimientos rojos listos para hornear

Preparación, cómo hacer pimientos asados al horno:

  1. Precalienta el horno a 180º mientras lavas los pimientos.
  2. Lávalos con agua, sécalos y ponlos en la bandeja de horno. Mejor si has forrado la bandeja de papel de horno, te aseguras que no se peguen.
  3. Con una brocha de cocina, píntalos de aceite para que queden impregnados.
  4. Introduce los pimientos en el horno a una altura media y hornéalos durante unos 30 minutos. No deben llegar a tener la piel quemada (negra). El mejor punto es cuando empiezan a aparecer algunas pequeñas partes negras en los pimientos.
  5. Apaga el horno  y deja la bandeja sudando dentro (para que luego pelarlos sea muy sencillo). Para evitar que se quemen, puedes colocar la bandeja más abajo en el horno. Déjalos sudar un mínimo de 2-3 horas, hasta que se enfríen. Incluso si quieres dejarlos toda una noche, mejor que mejor.
  6. Pélalos con los dedos, es muy fácil, verás que la piel sale prácticamente sola. También elimina las semillas del interior.
  7. Resérvalos en un recipiente y… úsalos a tu gusto!

 

Receta de pimientos asados al horno

Pimientos asados al horno antes de ser pelados

Tiempo: 40 minutos de preparación y horno, y 2-3 horas de reposo

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Depende de para qué los uses, les echarás posteriormente sal o no (por ejemplo, con bacalao salado no es necesaria la sal). La forma más simple de degustarlo es en tapa, sobre una rodaja de pan con aceite y sal gorda, delicioso!!

Trocéalos a tu gusto e incorpóralos en ensaladas, escalivadas, tapas y aperitivos… te va a quedar de escándalo 🙂

 

Sugerencias receta de pimientos asados:

Hay muchas formas de utilizar los pimientos rojos asados. Por ejemplo, en ensalada o escalivada, con una buena ventresca o bonito en conserva. También asando a la vez berenjenas, la combinación es exquisita.

 

Consejos:

Si los conservas en un bote con el líquido que han soltado y cubiertos de aceite, te pueden aguantar incluso un mes en la nevera. Qué gusto da tener pimientos rojos un montón de días para ir consumiéndolos.

Si quieres aprovechar el calor de horno para cocinar algo más a la vez, puedes por ejemplo asar los pimientos cuando tengas que gratinar una lasaña o cualquier otra preparación que solo requiera calor desde la parte superior. Sitúa la lasaña en una bandeja en un nivel superior a los pimientos, y mientras que se vayan asando. Cuando retires la lasaña, coloca los pimientos más arriba y hornéalos que estén listos (un poco más de tiempo del indicado aquí).


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *