Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso

NataCarnes y aves, Cocina, Recetas Fáciles2 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso

Una de las formas más vistosas de preparar pechugas de pollo, además de estar riquísimas y ser una receta muy fácil de preparar y que le aporta jugosidad a esa parte del pollo que en ocasiones queda demasiado seca. No creas que me limito pechugas de pollo rellenas de jamón y queso, ya que además le añado pasas, tápenas (o alcaparras), y preparo una riquísima salsa de miel y mostaza para acompañarlas en el plato al servir.

Verás cómo con un toque de microondas y un poco de sartén las tienes listas enseguida, sin necesidad de utilizar el horno para que el acabado sea perfecto. Además, una vez que aprendas a rellenarlas, puedes incluirle cualquier cosa: bacon, jamón serrano, mermelada o fruta, distintos quesos… Deja volvar la imaginación y prepara unas pechugas de pollo rellenas de escándalo!

 

Ingredientes para preparar pechugas de pollo rellenas de jamón y queso:

Estas cantidades son para 1 persona, para que así puedas multiplicar por los comensales que seais y conocer más fácilmente las cantidades:

  • 2 filetes de pechuga de pollo, grandes. Si son pequeños, añade otros 2.
  • 2 lonchas de jamón cocido.
  • 1 loncha de queso havarti (o cualquier queso que te guste y se funda bien).
  • Tápenas.
  • Pasas.
  • Orégano.
  • Aceite y sal.
  • Papel film.
  • Para la salsa de miel y mostaza:
    • Mitad de miel y mitad de mostaza, para la cantidad que quieras. La mostaza debe ser tipo antigua, por ejemplo de Dijon, y quedará más espectacular la que está en grano, como se ve en la fotografía.

 

Preparación, cómo hacer la receta de pechugas de pollo rellenas de jamón y queso:

  1. En una tabla, extiende un trozo de papel film, suficiente para poder enrrollar posteriormente la pechuga de pollo rellena.
  2. Pon la pechuga de pollo encima, échale un poquito de sal y orégano (incluso pimienta si te apetece).
  3. A continuación, añade media loncha de queso, en el centro.
  4. Pon encima una loncha de jamón cocido.
  5. Añade tápenas y pasas al gusto.
  6. Ahora debes enrrollarla. Para ello, une el papel film por los lados, apretando para que la pechuga recoja todo lo que hemos añadido en su interior, que no se salga nada. Ahora, coge el film de los extremos y haz rular la pechuga para que se quede hecha un paquetito alargado, parecido a una salchicha.
  7. Repite este proceso dos veces para cada comensal.
  8. Cuando las tengas listas, introdúcelas en el microondas, encima de un plato, durante 5 minutos. Deberás ver que la carne exterior se ha cocido y ya no está rosa sino más bien blanca y cocinada. Si lo haces con muchas pechugas a la vez, necesitarás darle más tiempo en el microondas.
  9. Quítales el papel film (con cuidado de no quemarte!) y, en una sartén con aceite caliente y un poco de sal, ve dorándolas, dándoles la vuelta cuando ya estén por un lado.
  10. Prepara la salsa de miel y mostaza, mezclando ambos ingredientes por ejemplo en un vaso. Pruébala y añádele más miel o más mostaza en función de tu gusto.
Receta de pechugas de pollo rellenas de jamón y queso y salsa de miel y mostaza

Cómo rellenar las pechugas de pollo

Cómo preparar pechugas de pollo rellenas

Cómo hacer la salsa de miel y mostaza, y terminar de dorar las pechugas de pollo

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Corta las pechugas con cuidado y un buen cuchillo, para que no se desenrrollen. Ponlas en los platos, un trozo detrás de otro, y añade salsa de miel y mostaza por encima. Lo dicho, de escándalo!

 

Variantes de la receta de pechugas de pollo rellenas de jamón y queso:

Puedes rellenar las pechugas con lo que quieras, te van a quedar estupendas. Por ejemplo, con espinacas y queso roquefort o gorgonzola, o con miel y queso de cabra, o con cebolla caramelizada… A mi se me suelen ocurrir variaciones con elementos dulces y salados, pero las posibilidades son infinitas, y la forma de proceder es siempre la misma.

 

Consejos:

Utiliza una mostaza de calidad, ya que la mostaza común no sirve para este tipo de preparaciones, se cargaría todo el plato, por lo que si no tienes mostaza a la antigua, mejor utiliza otra salsa.

Cuando envuelvas las pechugas con el papel film, asegúrate de que queda bien cerrado, ya que de lo contrario la pechuga tenderá a abrirse y quedará descubierto el relleno, por lo que cuando la pases por la sartén tendrán un poco de lío.


Escrito por

2 Comentarios en “Pechugas de pollo rellenas de jamón y queso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *