Patatas con salsa de queso cabrales

NataAperitivos, tapas y pinchos, Cocina, Recetas Fáciles, Salsas y guarnicionesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
Patatas con salsa cabrales

Cualquier receta que lleve algún queso fuerte me encanta, y si encima es una delicia asturiana y el protagonista es el queso cabrales, mejor que mejor. Esta salsa de queso cabrales es perfecta para acompañar un montón de platos, desde estas patatas, pasando por carnes, verduras, pasta… a todo le va bien!

Para quien no lo conozca, el queso cabrales es un queso azul asturiano que se elabora con leche de cabra, vaca u oveja, y su textura es cremosa y su sabor inconfundible, muy sabroso y potente, y para los que nos gustan este tipo de quesos es una auténtica delicia. Aprende a hacer esta salsa cabrales y riega tus platos preferidos con ella, alucinarás.

Si te gusta esta receta, pásate por nuestra sección de recetas con patatas, donde encontrarás básicos como el puré de patatas casero, las patatas fritas al ajillo, o unas increíblemente sencillas patatas cocidas al microondas. También compañando riquísimos asados como la merluza al horno con patatas panaderas y cebolla o el clásico asado de pollo con patatas.

Y si prefieres experimentar con las salsas de acompañamiento, puedes averiguar cómo hacer salsa barbacoa casera, fácil y rápida, o deleitarte con una sencillísima salsa de mostaza y miel para crear contrastes dulce-salado. Ah, y si quieres sorprender de verdad, prepara esta original salsa deluxe casera, ideal para las patatas!

 

Ingredientes para la receta de patatas con salsa de queso cabrales (una ración como la de la foto, para que 2 personas picoteen):

  • 4-5 patatas de pequeño tamaño.
  • Aceite para freir y sal.
  • Para la salsa de cabrales:
    • 50 gr de queso cabrales.
    • 100 gr de nata para cocinar.
    • 1 chorrito de sidra (opcional).

Preparación, cómo hacer patatas con salsa de queso cabrales:

  1. Ya que la salsa es “consistente”, he decidido aligerar las grasas de las patatas y las he cocinado un poco en el microondas.
  2. Empieza lavando las patatas y, sin quitar la piel, envuélvelas en papel film e introdúcelas 10-12 minutos en el microondas a máxima potencia. El tiempo depende de la cantidad de patatas y la potencia de tu microondas, por lo que vigila su punto: si puedes hundir un poco tu dedo en la patata (cuidado no te quemes!) es que están listas.
  3. Mientras puedes hacer la salsa de queso cabrales. En un cazo y con el fuego medio, incorpora el queso cabrales en trocitos y el chorrito de sidra (opcional), y deshazlo con ayuda de unas varillas y el calor. Cuando esté casi deshecho, sin llegar a pegarse, incorpora la nata, remueve y deja que se haga y espese durante unos 10 minutos. Cuando lo notes con cierta consistencia espesita, retira del fuego y reserva.
  4. Quítale el papel film a las patatas (mucho cuidado, te puedes quemar fácilmente por los vapores que se desprenden) y pélalas (si están muy calientes, pélalas con cuchillo y tenedor, y si prefieres con las manos, déjalas reposar un ratito). Córtalas en tiras como ves en la fotografía, o si lo prefieres en gajos, como más te guste.
  5. En una sartén antiadherente, echa un poquito de aceite en el centro, espárcelo por la sartén y, cuando esté caliente, echa las patatas y sal al gusto. No te pases removiendo (que nos gusta mucho, eh?), simplemente déjalas un rato, y cuando estén un poco doraditas, cámbialas de lado con la ayuda de un tenedor o pinzas. Estarán listas cuando notes que la parte exterior está crujiente.

Tiempo: 25 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Es un gustazo poder aprovechar un pedacito de cabrales para elaborar esta rica salsa, espesa y jugosa, y añadirla a unas patatas recién hechas. Si te gusta repelar, ten un poco de pan a mano porque sería una pena que no dejaras bien limpio el plato antes de devolverlo a la cocina 😛

 

Variantes de la receta de patatas con salsa de queso cabrales:

Puedes hacer esta misma salsa con otros quesos, como el queso de rulo de cabra, o cualquier otra variedad de queso azul, ya que a no ser que vivas en asturias, no es muy común tener a mano un poco de cabrales.

Esta salsa es perfecta para acompañar carnes o pastas, y también patatas de cualquier otra forma, por ejemplo cocidas sin más. Seguro que te aficionas a esta salsa y empiezas a utilizarla con un montón de platos.

Consejos:

Cuando hagas la salsa, vigila que no hierva en casi ningún momento para que no espese en exceso la nata. Si eso te ocurriese, puedes aligerarla con un poquito de leche, dejándola en su punto. Ah, y no le añadas sal, este queso ya se la aporta.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *