Patatas bravas

NataAperitivos, tapas y pinchos, Cocina, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
Patatas bravas

Esta receta de patatas bravas (o papas bravas como muchos las llaman) es especial por varios motivos. Por un lado, las salsas que la acompañan son simplemente alioli y ketchup, ya que me parece interesante ofrecer una receta bastante exprés como es esta, a la vez que deliciosa.

Por otro lado, el verdadero secreto está en las patatas: no están fritas!! En realidad están cocidas en el microondas y pasadas un poquito por la sartén, por lo que estas patatas bravas en sí son las más sanas y ligeras que puedas tomar. Ya depende de ti la parte calórica que le añadas con las salsitas que tanto nos gustan 😛

Lo dicho, un éxito, y además las tendrás listas en 10-15 minutos, dependiendo de la cantidad que quieras hacer. Seguro que esta forma tan rápida de preparar las patatas te anima a probar otras recetas, como estas patatas con alioli ligero o lactonesa, o las riquísimas y originales patatas al microondas con pimentón y gulas, que son un aperitivo o cena perfecta para cuando apenas tienes tiempo de cocinar. Y por supuesto, la otra versión de patatas bravas en las que se prepara una salsa brava de color naranjita y que es la típica en muchos lugares de nuestra geografía.

Y si lo que quieres es preparar una guarnición, fíjate en la receta de lubina al horno con patatas, quedan geniales 😉

 

Ingredientes para hacer patatas bravas (una ración como la de la foto, para que 2 personas picoteen):

  • 4-5 patatas de pequeño tamaño.
  • Pimentón dulce (o picante si lo prefieres).
  • Un poquito de aceite.
  • Sal al gusto.
  • Salsas: en esta receta se sirven con alioli y ketchup, pero también puedes hacer tu propia salsa brava.

 

Preparación, cómo hacer patatas bravas:

  1. Lava muy bien las patatas y, sin quitar la piel, envuélvelas en papel film e introdúcelas 10 minutos en el microondas. Si aumentas/disminuyes la cantidad de patatas, tendrás que jugar con los minutos. Lo que suelo hacer es ponerlas un mínimo de 10 minutos, y entonces “hacer la prueba del tenedor”: si puedo clavar un poquito un tenedor en las patatas, es que ya están listas (cuidado que no te quemes!!).
  2. Quítale el papel film a las patatas (mucho cuidado, te puedes quemar fácilmente por los vapores que se desprenden) y pélalas (si están muy calientes, pélalas con cuchillo y tenedor, y si prefieres con las manos, déjalas reposar un ratito).
  3. Corta en gajos las patatas, tal y como te gustaría comerlas.
  4. En una sartén antiadherente, echa un poquito de aceite en el centro, espárcelo bien por la sartén y, cuando esté caliente, echa las patatas y sal al gusto. No te pases removiendo (que nos gusta mucho, eh?), simplemente déjalas un rato, y cuando estén un poco doraditas, cámbialas de lado con la ayuda de un tenedor o pinzas. Estarán listas cuando notes que la parte exterior está un poquito crujiente.
  5. Aparta la sartén del fuego y añade un poco de pimentón dulce o picante. Es importante que lo hagas así porque si mantienes la sartén en el fuego, el pimentón se te quemaría y amargaría el sabor de las patatas.

 

Tiempo: 25 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sirve las patatas en un plato, rectifica de sal si es necesario (prúebalas!) y añade las salsas que más te gusten, en este caso ha sido alioli y ketchup.

Disfruta de estas espectaculares patatas bravas, disfruta de su interior tierno y jugoso, y su capa externa crujiente y con el toque del pimentón. Date este capricho sin necesidad de freir 😉

 

Variantes de la receta de patatas bravas:

Añade la salsa que más te gusta y disfruta: salsa brava, salsa alioli, ketchup, mostaza, salsa rosa, salsa de miel y mostaza, salsa yogurt

Puedes dejar las patatas sin pelar si la piel es fina y te gustan así.

Una vez cocidas las patatas y peladas en gajos, en vez de saltearlas un poquito puedes meterlas en el horno con un poquito de aceite y sal y hacerlas igualmente. Quizás sea una solución mejor cuando hay que cocinar una cantidad grande de patatas a la vez.

 

Consejos:

El tamaño de las patatas y su cantidad es determinante para los minutos que deben estar cociéndose en el microondas. Lo mejor es que vayas probando los tiempos de cocción y las raciones. Si te cuesta saber si tus patatas están bien cocidas, puedes sacar una del microondas, abrirla y, si aún no está lista, volverla a introducir y darle más minutos. Eso sí, sitúalas en los bordes del plato del microondas, ya que si colocas patatas en el centro, éstas tardarán más tiempo en cocerse que el resto.


Escrito por

0 Comentarios en “Patatas bravas”

  1. Pingback: Lactonesa, la mayonesa (o alioli) sin huevo - Recetas de Escándalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *