Pastel de salmón fresco, receta muy fácil

NataAperitivos, tapas y pinchos, Cocina, Pescados y mariscos, Recetas de Navidad, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,25 de 5)
Pastel de salmon fresco, receta muy facil

Nos encanta cocinar con salmón, y una buena muestra de ello es la cantidad de recetas que hemos publicado con este ingrediente como protagonista. Es un pescado especialmente versátil, ya que es de los pocos pescados que incluso crudo (previa congelación para prevención del famoso anisakis) está exquisito en preparaciones como el sushi.

También puedes marinarlo con azúcar, sal y eneldo para obtener un salmón marinado que nada le envidia al comercial salmón ahumado, y con el que puedes preparar el exquisito tartar de salmón y aguacate. Y por supuesto, puedes hornearlo, como en esta receta de salmón en papillote al horno con verduras y patatas o el salmón al horno con salsa de mostaza y miel, o prepararlo a la plancha, como el salmón a la plancha en salsa a la naranja.

Este pastel de salmón fresco es un aperitivo perfecto para las ocasiones especiales, sobre todo para la Navidad, ya que siempre vamos esos días con prisas en la cocina y este plato te lo puedes dejar hecho uno o dos días antes, así que más cómodo imposible. Queda con una textura casi tipo paté, por lo que se suele servir con tostadas y una salsa, nosotros hemos elegido la salsa rosa.

 

Ingredientes para preparar pastel de salmón fresco, muy fácil:

  • 500 gr de salmón fresco sin piel ni espinas.
  • 4 huevos.
  • 100 ml de nata.
  • 1 cebolla.
  • 4 cucharadas soperas de salsa de tomate.
  • 1 cucharada sopera de mostaza a la antigua.
  • Un poco de mantequilla para engrasar el molde.
  • Eneldo fresco o seco.
  • Aceite de oliva y sal.
  • Un molde rectangular desmontable.
  • Para la salsa rosa:
    • 100 gr de mayonesa (puedes comprarla ya hecha o prepararla con nuestra receta de mayonesa casera, de esta forma te quedará a tu gusto y con un puntito muy personal).
    • 25 gr de ketchup.
    • 15 ml de zumo de naranja.
    • 15 ml de brandy.

 

Preparación, cómo hacer la receta de pastel de salmón fresco, muy fácil:

  1. Precalienta el horno a 180ºC, sin la resistencia superior.
  2. Pela la cebolla y córtala finita. En una sartén a fuego medio con un poco de aceite y sal, saltéala 5 minutos hasta que empiece a estar blandita, sin llegar a dorarse.
  3. Mientras, coloca el salmón en un recipiente apto para microondas e introdúcelo en el microondas y deja que se cocine alrededor de 1 minuto y medio. Ve comprobando su aspecto, que deberá dejar de estar crudo, pero sin cocerlo en exceso (como en la fotografía). Si le falta un poquito, ve dándole 15 segundos más y vuelve a comprobar, hasta que esté como te hemos indicado.
    Salmon fresco

    Salmón fresco

    Salmon al microondas

    Salmón recién cocido en el microondas

  4. Vierte el salmón en la sartén con la cebolla y revuélvelo todo bien. Deja que se cocine todo junto un par de minutos, y retira del fuego.
    Salmon con cebolla

    Salteando el salmón con la cebolla

  5. En un bol casca los huevos y bátelos. Incorpora la salsa de tomate, la mostaza, la nata y una cucharada sopera de eneldo picado, y revuélvelo todo bien.
  6. Añade al bol el salmón con la cebolla, y un poco de sal. Revuélvelo de nuevo hasta que la mezcla sea lo más homogénea posible.
    Mezcla pastel de salmon fresco

    Ya tenemos lista la mezcla del pastel de salmón fresco

  7. Engrasa con un poco de mantequilla un molde rectangular desmontable y vierte la mezcla en él.
  8. Utiliza una bandeja de horno con cierta profundidad y llénala de agua hasta la mitad. Introduce en ella el molde con el pastel de salmón, y todo junto al horno para que se cocine al baño María.
    Pastel de salmon antes de hornearse

    Pastel de salmon en el molde, antes de ser horneado

  9. Hornéalo alrededor de 30 minutos, aunque antes de sacarlo definitivamente haz la prueba del palillo, introdúcelo hasta el fondo y, si sale limpio, el pastel ya está cuajado; si no es así, sigue cocinándolo unos minutos más. Además vigílalo durante el horneado, ya que si se dora la superficie deberás taparla con papel de aluminio para que no se queme.
  10. Mientras podemos preparar la salsa rosa, es muy muy fácil.
    1. En un bol, vierte la mayonesa y el ketchup, y mezcla bien con una cuchara.
    2. A continuación, incorpora el zumo de naranja y el brandy, y vuelve a mezclar para que todos los ingredientes queden bien integrados y el resultado tenga un aspecto homogéneo. Pruébala y rectifícala de cualquier sabor que prefieras 😉
  11. Saca el pastel de salmón del horno cuando esté listo, y déjalo reposar a temperatura ambiente. Espera a que esté completamente frío para desmoldarlo.

Tiempo: 35 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Una vez frío y desmoldado, colócalo en un plato plano para que después sea sencillo de servir. Puedes acompañarlo con un poco de cebollino o incluso lechugas variadas, y por supuesto con unas tostadas de pan y la salsa rosa en un recipiente, todo al centro de la mesa.

Incluye una cucharilla con la salsa y un cuchillo de untar para que los comensales vayan poniendo rodajas de pastel de salmón en sus tostadas, y un poco de salsa rosa encima. Está de… ¡escándalo!

Si te sobra, puedes conservarlo en la nevera 3-4 días sin problemas. Y si te apetece prepararlo con antelación ganarás en sabor, ya que está mucho más rico al día siguiente 😉

Receta de pastel de salmon fresco, muy facil

Pastel de salmón fresco, receta muy fácil

 

Variaciones de la receta de pastel de salmón fresco:

Si te gusta el bacalao, puedes sustituir la mitad del salmón por bacalao fresco y hacerlo todo igual, te quedará riquísimo, pero eso sí, no le añadas sal porque el bacalao ya la aporta.

Si quieres regarlo con una salsa diferente, sin duda te recomendamos nuestra salsa tártara casera, le da un toque fresco y cremoso, y especialmente con el salmón siempre queda increíble.

 

Consejos:

Es una receta perfecta para dejártela hecha con antelación, de hecho su sabor es mucho mejor cuando ha pasado un día e incluso 2 desde que lo has cocinado. Mientras, consérvalo en la nevera, y sácalo al menos 30 minutos antes de servirlo. La salsa también puedes prepararla con antelación y conservarla en la nevera.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *