Pastéis de Belém (pasteles de Belém) o pasteis de nata. Postre portugués

NataDulces Tradicionales, Postres y repostería, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 de 5)
Pasteis de belem, pasteles de belem o pasteis de nata, postre portugues

Cuando hablo de recetas tradicionales, no solamente me refiero a recetas españolas, sino que me encanta conocer los platos más auténticos de cualquier parte del mundo, y en este caso, cómo no, del país vecino. El verano pasado tuvimos el acierto de pasar nuestras vacaciones el Portugal. Parece mentira lo cerca que tenemos al país vecino, y lo desconocido que nos resulta todavía. Fue una ruta desde el Algarve hasta Oporto, y nos encantó todo lo que pudimos ver, por supuesto especialmente la gastronomía.

Eso si, las confiterías se llevan la palma, sobre todo en Lisboa. Es una delicia asomarte a cada escaparte y verlo a rebosar de propuestas dulces, a cual más atractiva, desde chocolates a hojaldre, pasando por bizcochos y todo tipo de preparaciones rellenas. Pero los reyes sin duda alguna son los pastéis de Belém o pasteis de nata, y es la receta que vamos a preparar hoy.

Los pasteles de Belém son un dulce a base de hojaldre y crema, pero cuya receta tradicional es todo un secreto, ya que no se conocen los ingredientes exactos que se utilizan, y se venden en la Casa Pastéis de Belém en Lisboa. Sin embargo, es uno de los dulces más populares de Portugal y en cualquier confitería puedes encontrar una versión de estos pequeños y cremosos pasteles.

La nuestra es una receta que, si bien no conocemos el secreto, se parece mucho a los que pudimos probar durante nuestra visita allí, y si además ese día preparamos el típico caldo verde portugués y el bacalao dorado o bacalhau à brás, tenemos un menú portugués de auténtico… ¡escándalo! Perfecto para rememorar esos fantásticos días de vacaciones descubriendo la gastronomía portuguesa 🙂

 

Ingredientes para los pastéis de Belém o pasteles de nata (12 pasteles):

  • 1 lámina de hojaldre.
  • 4 yemas de huevo L.
  • 200 ml de nata para montar. Lo ideal es que lleve al menos 35% de materia grasa.
  • 50 ml de leche.
  • 75 gr de azúcar blanco.
  • 30 gr de maicena.
  • 1/2 palo de canela.
  • La piel de 1 limón.

 

Preparación, cómo hacer la receta de pasteles de Belém o pasteis de nata:

  1. En un cazo a fuego fuerte, pon la leche junto con la nata, el palo de canela y la piel del limón. Cuando empiece a hervir, retíralo del fuego.
  2. Mientras, en un bol pon las yemas de huevo junto con el azúcar y la maicena, y bátelo todo con unas varillas. Verás que al principio la mezcla es muy seca, pero si sigues batiendo enérgicamente, poco a poco se volverá cremosa, y finalmente tendrá un aspecto bastante homogéneo, que es lo que buscamos.
    Huevos, azucar y maicena para los pasteles de nata

    Empezamos mezclando las yemas de huevo con el azúcar y la maicena

  3. Vierte en el bol la leche y la nata infusionadas poco a poco y removiendo a la vez.
  4. De nuevo vierte la mezcla en el cazo que habías utilizado, y ponlo a fuego lento mientras remueves sin parar para que no se te pegue, a la vez que se va espesando.
    Crema para los pasteis de belem

    Mezclando todos los ingredientes para la crema

  5. Ten paciencia porque tarda unos minutos, finalmente verás que se va espesando bastante, y cuando el aspecto sea como el de nuestra fotografía, en el que los surcos de las varillas se notan bastante, apártala del fuego, ¡ya está lista!
    Crema de nata para los pasteles de belem

    Ya tenemos lista la crema

  6. Ponla en un bol y deja que se temple. Cuando esté a temperatura ambiente, retira la piel del limón y la rama de canela.
  7. Precalienta el horno a 250ºC.
  8. Saca el hojaldre de la nevera, estíralo un poco con un rodillo y córtalo con un cortador de galletas o un vaso, de unos 10 cm de diámetro aproximadamente. Deberás obtener 12 círculos.
  9. Engrasa con un poco de mantequilla el molde que vayas a utilizar. Yo suelo derretir un poco de mantequilla en un vaso en el microondas durante unos segundos, y utilizo una brocha de cocina para pintar el molde.
  10. Ahora coloca los 12 círculos de hojaldre en los huecos, presionando los laterales para que no queden ondulados y cubran bien los huecos.
    Hojaldre para los pasteis de nata

    Colocamos los círculos de hojaldre en los huecos del molde

  11. Ve rellenando el interior con la crema que hemos preparado, aproximadamente hasta los 2/3 de capacidad de cada hueco, intentando no llegar al borde por los lados.
    Hojaldre y crema para los pasteis de belem

    Con la crema sobre los hojaldres, ¡listos para hornear!

  12. Introduce el molde en el horno y hornéalos unos 15-20 minutos, hasta que veas que la superficie está dorada, como puedes ver en las fotografías.
  13. Saca el molde, déjalo enfriar unos minutos y a continuación desmolda los pasteles y déjalos que se enfríen del todo sobre una rejilla.

 

Tiempo: 25 minutos de preparación y 20 minutos de horneado

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Templados y fríos es como mejor están estos pasteles, con su hojaldre crujiente y el interior cremoso y con su particular sabor. Son perfectos como postre o para una merienda, y la verdad es que no necesitan ser acompañados con nada más 🙂

Receta de pasteis de belem, pasteles de belem o pasteis de nata, postre portugues

Pasteis de Belém (pasteles de Belém) o pasteis de nata. Postre portugués

 

 

Variaciones de la receta de pastéis de Belém o pasteles de nata:

La auténtica receta de los pastéis de Belém es un secreto y todo un misterio, pero las recetas como la nuestra se llegan a parecer bastante y, aunque no podamos ir a Lisboa a disfrutar de los genuinos, al menos podemos quitarnos el gusanillo en casa siempre que queramos.

Si quieres variar esta receta, puedes cambiar la rama de canela por una vaina de vainilla, o la cáscara de limón sustituirla por cáscara de naranja. Así conseguirás unos pastéis de nata igualmente riquísimos pero con un aroma diferente.

 

Consejos:

Vigila bien los pasteles en el horno, ya que es una pena que se quemen. Para evitar problemas, si la superficie se está dorando demasiado pronto pero el hojaldre todavía no ha estado horneándose al menos 15 minutos, tapa la parte superior con papel de aluminio o desactiva la resistencia superior de tu horno. Seguro que enseguida le coges el punto exacto a tu horno y los pasteles te quedan perfectos 😉

 


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *