Pak choi salteado con sésamo

NataCocina, Recetas Fáciles, Salsas y guarniciones, VerdurasDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Pak choi salteado con sésamo

El pak choi (también llamado bok choy) es una verdura china que actualmente sólo se puede encontrar en establecimientos especializados en productos asiáticos, aunque su uso cada vez se ha ido extendiendo más. Se trata de un tipo de col, bastante parecido a la acelga, y se presta a ser preparada de las formas más sencillas y básicas: al vapor, salteada al wok o en sopas.

Esta receta de pak choi salteado con sésamo es rapidísima de preparar, y debido a que la cocción previa de la verdura es al vapor, mantiene un ligero toque crujiente, muy al estilo wok que tanto nos gusta.

Ya utilizamos esta verdura para acompañar de guarnición a nuestra receta de salmón al horno con salsa de mostaza y miel, y con su exótico aporte quedó de… ¡escándalo!

Si te gusta esta receta, pásate por nuestra sección de verduras, donde encontrarás más recetas a la plancha como los espárragos a la plancha con salsa romesco y rollitos de tortilla o, como opción más exótica, el salteado de verduras al wok con ternera.

Pasando al horno, aprende a preparar una deliciosa y 100% casera pizza vegetariana, una riquísima lasaña de espinacas o unas aperitivo como las berenjenas al horno con miel de caña.

 

Ingredientes para preparar pak choi salteado con sésamo (4 personas):

  • 500 gr de pak choi.
  • 1 cucharada sopera de semillas de sésamo (también llamado ajonjolí).
  • 3 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 2 cucharadas de aceite de girasol.
  • 1 cucharada de aceite de sésamo (opcional, para potenciar más aún el sabor del sésamo si te gusta).
  • Salsa de soja.

 

Preparación, cómo hacer pak choi salteado con sésamo:

  1. Lava los pak choi de forma delicada bajo un chorro de agua fría.
  2. Ahora vamos a cocerlos al vapor. En una olla grande pon agua cubriendo el fondo abundantemente, y cuando esté hirviendo, coloca encima un colador o vaporera con los pak choi. Tápalo y deja que se cocine apenas 5 minutos.
  3. Una vez cocidos, córtalos por la mitad.
    Cociendo pak choi al vapor

    Cómo cocer pak choi al vapor

  4. Pela los ajos y córtalos en rodajas gruesas.
  5. Pon una sartén en el fuego a fuerte temperatura y añade el aceite de girasol. Cuando esté caliente, incorpora los ajos y deja que se doren durante aproximadamente un minuto.
  6. Añade los pak choi y las semillas de sésamo, remuévelos suavemente para no romper su estructura, y deja que se cocinen durante 3-4 minutos, hasta que comiencen a dorarse tanto la verdura como las semillas de sésamo. Si empiezan a saltar, puedes bajar el fuego un poco e incluso tapar la sartén.
  7. Por último, incorpora la salsa de soja y opcionalmente el aceite de sésamo, revuelve durante un minuto y retira del fuego. ¡Listo!
    Como saltear bok choy con sesamo

    Salteando bok choy con sésamo

 

Tiempo: 20 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sirve el pak choi salteado inmediatamente, que es cuando estará caliente y “al dente”, con ese puntito crujiente súper apetecible. Acompáñalo con semillas de sésamo y algunos trocitos de ajo.

Puedes añadirle al gusto más salsa de soja mezclada con aceite de sésamo, en crudo.

Receta de pak choi salteado con sésamo

Pak choi salteado con sésamo

 

Variaciones de la receta de pak choi salteado con sésamo:

Siguiendo la técnica de cocerlo al vapor y después saltearlo, en este último paso puedes aromatizarlo como prefieras. Para darle un toque picante, incorpora pimienta negra recién molida o incluso un poco de guindilla troceada junto con las semillas de sésamo.

Y por supuesto, si sirves nuestra salsa agridulce china casera al centro de la mesa, seguro que tus comensales la disfrutan enormemente acompañando al pak choi.

 

Consejos:

Para cocinar al vapor, puedes utilizar vaporeras especialmente diseñadas para tal fin, aunque una simple olla con un colador grande pueden servirte perfectamente. La clave está en que el agua que contiene la olla nunca llegue hasta la altura del colador, los ingredientes nunca deben estar en remojo. Pero también vigila que el agua del fondo no se evapore por completo, porque se podría quemar tu olla y además no completarás la cocción.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *