Masa para pizza casera, fina y fácil

NataCocina, Masas, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 4,00 de 5)
Pizza de cebolla y roquefort

Desde siempre me han gustado las pizzas, y cuando era más pequeña me gustaba utilizar bases de pan porque me parecía la forma más “casera” en que podía hacerlo, ya que no tenía ni idea de masas. Con el tiempo, me he ido aficionando a hacer mis propias masas, lo cual tiene varias ventajas: es más fácil de lo que piensas, puedes preparar grandes cantidades sin dedicar demasiado tiempo, y además ajustas el grosor a tu gusto personal. Además, si la horneas en un molde especial para pizza perforado, te quedará súper crujiente y perfectamente hecha.

A mi me suelen gustar bastante finitas, de esas que parece que se te van a escurrir entre los dedos, aunque para mayor comodidad la suelo dejar con cierto toque crujiente para que eso no ocurra. Aquí te explico cómo hacer masa de pizza casera y fina, de forma muy sencilla, pero incorporaré más adelante otras recetas para que puedas ajustar el grosor como más te guste. Manos a la masa!

Si te encantan las pizzas, cuando tengas la masa hecha puedes preparar una exquisita y ligera pizza vegetariana, la exótica pizza hawaiana, o una sabrosísima pizza de cebolla y roquefort, ideal para los amantes de los quesos potentes. Y si te encanta la irresistible pizza carbonara, mejor prepara tu masa de pizza esponjosa, te quedará de… ¡escándalo!

 

Ingredientes para la receta de masa de pizza casera fina (para 2 pizzas rectangulares del tamaño de la bandeja de horno, o 2-3 redondas):

  • 300 gr de harina de fuerza (más o menos unos 3 vasos de agua de 200 ml, aunque si puedes pesarla, mejor).
  • 15 gr de levadura fresca.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 15 gr de aceite (un par de cucharadas).
  • 200 ml agua (1 vaso).

 

Preparación, cómo hacer masa para pizza casera y fina:

  1. Tamiza la harina y échala en un bol. ¿Cómo tamizar la harina? Es muy sencillo, tan solo tienes que poner un colador entre el bol y tu paquete de harina, de forma que la vas echando y pasa por ese colador. Así la harina coge un poquito de aire y no se añade con grumos o apelmazamientos.
  2. Añade la cucharadita de sal y remueve.
  3. Haz un volcán en el centro (o lo que es lo mismo, un hoyo, echando la harina hacia las paredes del bol).
  4. Calienta 200 ml de agua hasta que esté a unos 37º. ¿Cómo puedes saberlo? Introduce un dedo, y no debe quemarte ni sentirla fría, ya que tiene que igualar tu temperatura corporal, debes notar una temperatura neutra. Puedes calentarla en un vaso durante unos segundos en el microondas, vigílala porque unos pocos segundos (10-15) pueden bastar. Recuerda NO pasarte de temperatura elevada, ya que podría “matar” la levadura.
  5. En ese agua, diluye la levadura fresca, y añade la mezcla al centro del volcán.
    Masa de pizza casera

    Comenzando a preparar masa de pizza casera

  6. Remueve un poco, por ejemplo con una cuchara, y añade el aceite. Sigue removiendo hasta que la harina vaya absorbiendo el agua y no haya textura líquida.
    Masa para pizza casera

    Elaboración de masa para pizza casera

  7. A continuación, enharina cualquier superficie en la cocina o, mejor aún, utiliza un tapete antiadherente, pon la masa encima y comienza a amasar. Juega con la harina: si la masa se pega a tu mano, añade un poquito más de harina, pero sin pasarte, recuerda que debe quedar muy elástica. Intenta crear una masa lo más compacta posible, amasando como te sea más cómodo. Para que te quede lo más elástica y fina posible, estírala a lo largo y después enróllala en forma de espiral. Vuelve a juntar la masa y repite varias veces.
    Como hacer masa de pizza

    Cómo amasar la masa de pizza

  8. Haz una bola y déjala reposar en un bol. Píntala con un poquito de aceite por encima, para que no se deshidrate la superficie ni quede dura, y tapa el bol con un paño de algodón ligeramente humedecido o un poco de papel film. Déjala reposar 30 minutos – 1 hora, dependerá de la temperatura ambiente (en verano con 30 minutos basta). Normalmente lo ideal es que veas que dobla su volumen.
    Receta masa de pizza

    Dejando fermentar la masa de pizza

  9. Divídela en 2 partes (para hacer dos rectángulos de masa del tamaño de la bandeja del horno) y empieza con la mano a trabajar cada bola encima del tapete antiadherente o bien directamente sobre el molde. Estírala primero con las manos y luego con el rodillo, y déjala muy fina. Es importante que añadas los ingredientes rápidamente y la hornees, ya que de lo contrario volverá a coger un poquito de volumen y te puede quedar más gruesa de lo esperado. Si necesitas hacer una pausa para preparar los ingredientes, simplemente vuelve a pasarle el rodillo justo antes de añadirlos, y ¡listo! Colócala sobre el molde especial para pizza perforado y al horno.
    Masa de pizza italiana

    Prepara la masa de pizza italiana para hornearla

Tiempo: 20 minutos más 30 – 60 minutos de reposo.

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Ya tienes una base de pizza perfecta para añadirle los ingredientes que más te gusten. Con 8-10 minutos a 200º (y horno precalentado unos 10 minutos antes) será suficiente para que tu masa se funda con el resto y la pizza que saques del horno esté realmente deliciosa. Y qué gustazo haberla hecho con tus propias manos, eh?

Para cortarla fácilmente, te recomiendo este cortapizzas que además de cómodo ocupa muy poco espacio.

Masa para pizza casera fina y fácil

Receta de masa para pizza casera fina y fácil

 

Variantes de la receta de masa de pizza casera fina:

Publicaré una receta en la que puedes hacer la misma masa, pero a la hora de estirarla podrás decidir si la quieres fina o más gruesa y esponjosa.

Una forma muy divertida y deliciosa de variar la masa de pizza es incluirle alguna especia a la harina, por ejemplo orégano, o incluso queso rallado, el resultado es espectacular.

Consejos:

Intenta no pasarte de harina. Esto es importante porque una vez que tu masa está colmada de harina, quedará demasiado rígida para ser trabajada. Procura que no se te pegue a las manos, pero con la cantidad justa. Y si se te pega un poco, déjala descansar sin amasar un par de minutos y sigue, verás que está cada vez menos pegajosa.

La harina de fuerza junto con la levadura fresca le aportan jugosidad e incluso un sabor que le dan sentido a esta receta. No pienses que utilizar levadura fresca es más complicado, ya que solamente debes disolverla en agua e incorporarla a la mezcla, así de fácil! Podrás encontrar ambos ingredientes en cualquier cadena de supermercados (y a precio muy económico): la harina de fuerza junto al resto de harinas, y la levadura fresca en zona refrigerada.


Escrito por

0 Comentarios en “Masa para pizza casera, fina y fácil”

  1. Pingback: Pizza carbonara con masa de pizza casera - Recetas de Escándalo

  2. Pingback: Pizza 4 quesos con masa de pizza casera y fácil - Recetas de ¡Escándalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *