Cómo hacer masa de crepes, la receta definitiva

NataMasas, Postres y repostería, Recetas Fáciles, Tortitas y crepes

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Como hacer masa de crepes, la receta definitiva

Siempre nos gusta darle una vuelta a los desayunos, y aunque entre semana resulta bastante complicado por la falta de tiempo, los fines de semana es el momento perfecto para pasar un ratito en la cocina innovando y preparando algo más especial.

Aún así, se trata de un desayuno, por lo que lo ideal es prepararlo de forma rápida para comenzar el día con energía. En ese sentido, las crepes son un complemento perfecto, ya que le pueden dar el toque casero y especial a tu desayuno, pero a la vez son muy sencillas y rápidas de preparar.

Aprende cómo hacer masa de crepes para que te queden finitas y jugosas, al estilo francés, perfectas para poner en el interior los ingredientes que prefieras y envolverlas a tu gusto. Verás que el truco quizás sea utilizar una sartén antiadherente y regular la temperatura del fuego, pero poco más.

Sirve crepes dulces rellenas de chocolate, mermeladas, confituras, miel o frutas, o si lo prefieres, puedes preparar crepes saladas (te explicamos en la receta cómo debes hacerlo) y ponerles queso, embutidos, verduras y todo lo que se te ocurra, como si fuesen un sandwich o una pizza.

Si prefieres una versión más consistente y americana de las crepes, puedes preparar tortitas o pancakes caseras. Y por supuesto, acompaña tu desayuno con los clásicos huevos revueltos con bacon, y pon la guinda con pan de molde casero. Si te gusta innovar, prepara bagels neoyorquinos que tan de moda se están poniendo, o incluso anímate con un delicioso mug cake, son pequeños bizcochos que se preparan al microondas en una taza, ¡listos en 5 minutos!

 

Ingredientes para hacer masa de crepes, la receta definitiva (unas 6-8 crepes, depende del tamaño final que les des):

  • 125 gr de harina de trigo.
  • 2 huevos.
  • 250 ml de leche.
  • 20 gr de mantequilla sin sal para la masa, y un poquito más para derretirla en la sartén.
  • Un poquito de sal.
  • Según sean:
    • Dulces: añade 1 cucharadita de azúcar (blanco o moreno, a tu gusto, aunque con el moreno saldrán de un color más oscuro).
    • Saladas: añade un poco más de sal, y si te apetece, especias o hierbas, las que prefieras.

 

Preparación, cómo hacer masa de crepes, la receta definitiva:

  1. En un bol coloca un colador grande y, sobre él, echa la harina. Este proceso sirve para tamizar la harina, es decir, al pasar por el colador evitamos trabajarla con grumos y le damos un poco de aire.
  2. Haz un volcán en el centro, casca los huevos y échalos ahí dentro. Pon también la sal y bátelo todo con unas varillas.
  3. Derrite la mantequilla (puedes hacerlo poniéndola en un vasito y 5-10 segundos en el microondas) y viértela en el bol. Revuélvelo todo bien.
  4. Ahora vierte la leche poco a poco mientras sigues batiendo la mezcla, para que no queden grumos.
  5. Por último, dales el punto dulce o salado, según para qué vayas a utilizarlas.
  6. Deja reposar la masa en la nevera durante al menos 30 minutos, tapada. Lo que suelo hacer es ponerla en una jarra (después será más cómodo para ir echando los chorritos de masa a la sartén), y además si las quiero para desayunar, dejo la masa lista la noche anterior en la nevera. Si la jarra no tiene tapa, ponle papel film.
  7. Escoge una sartén antiadherente de las dimensiones que prefieras para tus crepes, ponla a fuego medio con una pizca de mantequilla, y cuando se derrita mueve la sartén para que se reparta por toda la superficie.
  8. Ahora echa un chorrito de masa, suficiente para cubrir con una fina capa el fondo de la sartén, y muévela para que se extienda bien y quede redonda. Debes saber que esta primera crepe siempre suele salir regular, porque es complicado acertar a la primera con la temperatura del fuego para conseguir el equilibrio para que se cocine pero no se queme, y además ayuda a que la sartén termine de engrasarse bien con la mantequilla, lo que hace que las siguientes crepes salgan ya perfectas.
  9. Deja que la crepe se dore por un lado durante un minuto, dale la vuelta con una espátula y ponla otro minuto más por el otro lado. Retírala a un plato, y si quieres mantenerlas calientes, cúbrelas con un pequeño mantel de algodón.
  10. Continúa el proceso con el resto de la masa y… ¡ya las tienes listas!
    Receta de masa de crepes

    Crepes dulces

 

Tiempo: 20 minutos y 30 minutos de reposo

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Aunque están deliciosísimas recién hechas, lo cierto es que puedes prepararlas y, si te sobran, guardarlas en la nevera (en un tupper o bolsa cerrada) y comerlas más adelante calentándolas unos pocos segundos en el microondas. Rellénalas o riégalas con los ingredientes que prefieras, y disfruta de lo jugosas y finitas que quedan.

Nuestra sugerencia (que es como más nos gusta comerlas cuando son dulces) es rellenar la mitad de la crepe de yogur, doblarla dos veces y echarle por encima sirope de chocolate (por supuesto, casero!) y unos frutos rojos como frambuesas y arándanos. Ni que decir tiene que están de… ¡escándalo! 😛

Masa de crepes, la receta definitiva

Crepes dulces rellenas de yogur con sirope de chocolate casero y frutos rojos

 

Variaciones de la receta de la masa de crepes:

Dale nuevos sabores a tus crepes dulces incorporando a la masa una cucharada de ron o licor, como el de naranja, que le va genial.

Para las crepes saladas, tienes que saber que quedan espectaculares si las gratinas en el horno. Para ello, rellénalas con los ingredientes que prefieras (idealmente le va muy bien cualquier ingrediente que incluirías en una pizza), dóblalas y ponlas en una bandeja de horno. Espolvorea queso rallado por encima y gratínalas 5 minutos a alta temperatura (unos 200ºC). Decir que quedan sabrosísimas es decir poco, realmente están de… ¡escándalo!

Consejos:

Puedes dejar la masa lista la noche anterior en la nevera, bien tapada, y a la mañana siguiente solamente tienes que prepararlas en la sartén, con lo que tardarás muy poco en servir un desayuno casero y delicioso.
Conserva las que te sobren en la nevera, dentro de un tupper o una bolsa de plástico cerrada. Después puedes comerlas así directamente, fresquitas e ideales para cuando hace calor, o bien calentarlas unos pocos segundos (alrededor de 10, dependiendo de la cantidad) en el microondas.


Escrito por