Macarrones con chorizo, tomate y queso

NataCocina, Pasta, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Macarrones con chorizo, tomate y queso

En casa nos encanta la pasta por lo sencilla que es de preparar, y por eso la solemos comer un par de veces por semana, variando mucho las recetas. Con carne, pescado, verduras, con salsas o aliños, fría o caliente, siempre está irresistible. Concretamente los macarrones me encantan para preparar platos que tengan que gratinarse, básicamente porque no se apelmaza ni se pega entre sí, y queda perfecta.

Estos macarrones con chorizo, tomate y queso están gratinados al horno y aromatizados con especias como el orégano y la pimienta. El chorizo viene incorporado junto con carne picada de ternera y cerdo, y se saltea con cebollita bien picada. Lo dicho, un auténtico… ¡escándalo!

Esta receta es una versión de nuestros macarrones al horno gratinados, ya que están elaborados con nuestra salsa boloñesa casera, pero incorporando chorizo en la mezcla. Ante una mezcla tan explosiva, no podía faltar una buena salsa bechamel casera para mantener esa capa cremosa sobre la que se gratina el queso.

Si te gustan las recetas de pasta con carne picada, no te pierdas nuestros canelones de carne picada y pasta fresca con bechamel, o la lasaña de carne a la boloñesa. Y por supuesto, en nuestra sección dedicada a la pasta tienes un montón de recetas de lo sabrosas, como los clásicos espaguetis a la carbonara o los macarrones con salsa roquefort.

 

Ingredientes para la receta de macarrones con chorizo, tomate y queso (para 4 personas):

  • Para la boloñesa con chorizo:
    • 400 gr de carne picada: 100 gr de cerdo (cabeza de lomo), 200 gr de ternera (babilla o similar, económica) y 100 gr de chorizo. Si no es posible picarlo junto a la carne, compra un chorizo tierno y pícalo con el cuchillo lo más finito que puedas.
    • 1 cebolla.
    • 1 vasito de vino blanco.
    • 300-400 gr de salsa de tomate o tomate frito.
    • 50 ml de leche.
    • Orégano.
    • Aceite, sal y pimienta.
  • Para la salsa bechamel casera:
    • 1/2 litro de leche (el equivalente a un poco más de dos vasos de leche).
    • 2 cucharadas de harina.
    • 3 cucharadas de mantequilla.
    • Sal.
    • Especias al gusto (nuez moscada, pimienta, orégano…).
  • Para la pasta:
    • 300-350 gr de macarrones.
    • 100 gr de queso para rallar: emmental, parmesano, havarti, mozzarella…
    • Sal y orégano.

 

Preparación, cómo hacer macarrones con chorizo, tomate y queso:

  1. Pica finamente la cebolla, y rehógalas en una sartén con un poquito de aceite y fuego medio, hasta que empiece a verse transparente.
  2. Añade a la sartén la carne picada, mézclala con la cebolla y ve picándola bien, que se vaya deshaciendo en pequeñas bolitas. Echa sal, pimienta y orégano al gusto. Y si el chorizo no iba picado junto con la carne, pícalo con un cuchillo lo más finito posible e incorpóralo a la vez que la carne.
  3. Tras 5 minutos, añade el vaso de vino blanco y deja que se evapore el alcohol (tardará apenas 2 minutos).
  4. Echa el tomate y la leche, y déjalo cocer todo durante 20 minutos, para que los sabores se fusionen y los ingredientes se aromaticen con la mezcla. Si tienes prisa puedes retirarlo antes del fuego, pero así te aseguras un sabor más profundo y jugoso.
    Como preparar la receta de macarrones con chorizo, tomate y queso

    Preparando la boloñesa con chorizo y tomate para los macarrones

  5. En estos 20 minutos puedes preparar los macarrones: pon agua (que después cubra de sobra la pasta) a cocer en una olla, y una cucharadita sopera de sal. Cuando hierva, añade la pasta y, cuando vuelva a hervir, cuenta los minutos que muestre el paquete (en este caso suelen ser 10 minutos). Cuando estén listos, escúrrelos.
  6. Vamos a preparar la bechamel siguiendo nuestra receta que explica cómo hacer bechamel casera:
    1. Enciende el fuego a temperatura suave, y pon encima un cazo con las dos cucharadas de mantequilla. Cuando esté líquida, incorpora las cucharadas de harina y revuélvelo todo muy bien, que no queden grumos. Lo ideal es que prepares la bechamel con unas varillas.
    2. A continuación, añade un poco de leche (más o menos medio vaso) y sigue mezclando bien. Cuando se haya integrado todo, añade el resto de la leche poco a poco y no dejes de remover, para que no se te pegue en el fondo. Añade sal al gusto, y también especias, por ejemplo pimienta negra molida, nuez moscada y orégano.
    3. Cuando la salsa esté cremosa y con la textura adecuada, apártala del fuego y resérvala. Si en el momento de añadirla a los macarrones está un poco espesa, añade un chorrito de leche y mezcla.
      Salsa bechamel

      Receta de salsa bechamel

  7. Ahora solo falta gratinarlos:
    1. Precalienta el horno a 200ºC.
    2. En una bandeja de horno, vierte los macarrones y mézclalos con la boloñesa con chorizo.
    3. A continuación, riega con la salsa bechamel, ralla el queso por encima y echa un poco de orégano.
    4. Introduce la bandeja en el horno durante 10 minutos, a altura media y resistencia arriba y abajo, hasta que se doren ligeramente. Saca del horno y deja que reposen unos minutos.
      Como hacer macarrones con chorizo, tomate y queso

      Terminando de preparar y gratinando los macarrones con chorizo, tomate y queso

 

Tiempo: 50 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Después de haberlos dejado reposar apenas 5 minutos, ya puedes servirlos, recién hechos y bien calientes. La cremosidad de la bechamel se funde con el queso derretido y ligeramente gratinado, y es un auténtico… ¡escándalo!

Además ésta es una de esas recetas de pasta que, si sobra, puedes guardarla sin problemas 2-3 días en la nevera, y os aseguramos que incluso va cogiendo más sabor y sigue estando buenísima 😛

Receta de macarrones con chorizo, tomate y queso

Macarrones con chorizo, tomate y queso

 

Variantes de la receta de macarrones con chorizo, tomate y queso:

Puedes preparar esta misma receta pero con otro tipo de pasta. Te recomiendo algún tipo de pasta que no se apelmace demasiado, así que los espaguetis y tallarines los descartaría, y me iría directa a por las hélices y, cómo no, lasañas o canelones 😉

 

Consejos:

Ni se te ocurre utilizar carne picada de esas que ya vienen en bandeja. Dedica unos pocos minutos a elegir la carne y que el carnicero te la pique convenientemente, y si es con el chorizo, mejor que mejor. La carne de ternera puede ser por ejemplo de babilla, económica y que queda perfecta para ser picada, y para la de cerdo, el lomo de cabeza suele ser la mejor opción, jugosa y económica.

Si quieres tener esta receta lista en pocos minutos, puedes elaborar una gran cantidad de salsa boloñesa con chorizo y congelarla. Cuando llegue el día en que no tienes tiempo para cocinar, simplemente cuece la pasta, descongela la salsa (puedes hacerlo en el propio microondas en plan exprés), y después gratínalo todo en el horno con queso.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *