Hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43

NataCarnes y aves, Cocina, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43

Existen hamburguesas de muchos tipos, pero cuando hablamos de hamburguesas caseras, la cosa cambia. Dejamos por tanto de hablar despectivamente de ellas a considerarlas una auténtica joya gastronómica. Con ingredientes naturales y frescos, carne de primera calidad, combinaciones casi infinitas con salsa y aderezos, y por supuesto el pan también casero. De esta forma, se transforma en un plato muy completo, sabrosísimo y que se adapta a las exigencias y el punto que cada comensal prefiera.

Adéntrate en este mundo de posibilidades con estas hamburguesas caseras con queso roquefort y Licor 43, una estupenda combinación que mezcla el dulzor del licor con el potente sabor del queso, y que a la carne de hamburguesa le queda genial. Algunos ejemplos de combinaciones que son todo un éxito son estas hamburguesas caseras con queso de cabra y cebolla caramelizada, o estas otras hamburguesas con queso de cabra y salsa agripicante. Si te ha gustado esta hamburguesa, seguro que te encantará la hamburguesa casera con queso roquefort y granada 😉

Aquí tienes nuestra receta, basada en la propia experiencia, para preparar de forma casera no solo la carne de la hamburguesa, sino también el pan. Con una corteza ligeramente crujiente y un interior tierno, van a conquistarte y ya no volverás a comprarlo preparado 😉

 

Ingredientes para las hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43 (4 personas):

  • Para el pan de hamburguesa (si decides hacerlo casero, y si lo compras, necesitas 4 panes):
    • 270 gr de harina de fuerza (puedes encontrarla junto a la harina habitual en los supermercados).
    • 8 gr de levadura fresca (la encontrarás en la sección de refrigerados).
    • 1 huevo.
    • 10 gr de azúcar.
    • 3 gr de sal.
    • Aceite de oliva virgen extra.
    • 100 ml de agua.
    • 40 ml de leche (tanto con entera como con desnatada o semi quedan geniales).
    • 30 gr de mantequilla.
    • Semillas para decorar el pan, por ejemplo de sésamo.
  • Para la carne de hamburguesa:
    • 600 gr de carne picada (unos 150 gr por persona), y la proporción ideal es: 400 gr de ternera (por ejemplo de babilla o para guisar, que es económica y sabrosa), y 200 gr de cabeza de cerdo. Si quieres elaborar hamburguesas de otro tamaño, eleva o disminuye las cantidades de forma proporcional (por ejemplo para crear mini-hamburguesitas, o para hacer hamburguesas más grandes).
    • 1 cucharada de perejil picado.
    • 1 cucharadita de sal.
    • Aceite de oliva.
  • Acompañamiento:
    • 150 gr de queso roquefort (u otro queso azul).
    • 4 champiñones frescos pequeños (o 2-3 grandes).
    • 100 ml de Licor 43 (vamos a realizar una reducción, así que puedes elaborarla con tu licor dulce favorito).
    • Aceite de oliva.
    • Rúcula o cualquier lechuga que te guste para acompañar.

 

Preparación, cómo hacer la receta de hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43:

  1. Sigue nuestra receta de pan de hamburguesa para prepararlo casero. Aquí tienes un pequeño resumen:
    1. Mezcla la harina con la sal en un bol. Pon el agua en un vaso e introdúcelo en el microondas durante unos segundos (por ejemplo 10), hasta que esté tibia (lo ideal es que introduzcas un dedo en el agua y la notes a tu temperatura, ni caliente ni fría). Diluye en ella la levadura con una cucharilla, y vierte la mezcla en el bol.
    2. Añade la leche tibia, el azúcar y la mantequilla. Bate el huevo e incorpóralo a la mezcla, reservando un poquito para más adelante pintar los panes. Mézclalo todo bien hasta que obtengas una masa consistente.
    3. Amásala con las manos hasta que no se te pegue a los dedos (si se te pega mucho, déjala reposar 10 minutos y vuelve a intentarlo). Echa un poco de aceite de oliva por encima de la masa y manipúlala con tus manos, consiguiendo que la masa absorba el aceite por completo.
    4. Déjala reposar dentro del bol y tapada con un paño, en un lugar cálido y sin corrientes de aire hasta que doble su volumen (alrededor una hora). Amasa de nuevo y divídela en 4 porciones, haciendo una bola con cada porción.
    5. Forra con papel vegetal una bandeja o rejilla de horno, y coloca encima las bolas de masa, aplastándolas un poquito y separándolas bastante unas de otras. Déjalas reposar de nuevo media hora. Precalienta el horno a 200ºC 10 minutos antes de introducir los panes en el horno.
    6. Con el huevo batido que antes habíamos reservado, pinta la superficie de los panes. A continuación esparce las semillas elegidas por encima. Baja la temperatura del horno a 180ºC, introduce los panes y hornéalos durante unos 15 minutos, hasta que veas que están doraditos por encima. Saca los panes del horno y déjalos enfriar sobre una rejilla, para que no se humedezcan por la parte inferior.
  2. Ahora vamos con la carne de hamburguesa, la reducción de Licor 43 y los champiñones:
    1. Mezcla la carne con la sal y el perejil con tus propias manos o con un tenedor, hasta obtener una bola.
    2. Divídela en 4, vuelve a hacer bolas y aplástalas hasta conseguir el grosor deseado (1,5 cm es lo ideal).
    3. En un cazo pequeño, pon el Licor 43 a fuego medio-lento y deja que reduzca durante unos 15 minutos, hasta que esté un poquito denso. Vigila que el fuego esté los suficientemente suave para que no se pegue ni hierva en exceso. Si se vuelve demasiado denso, puedes añadir un poco más de licor o agua, y remover bien. Reserva.
    4. Limpia los champiñones bajo un chorro de agua fría para eliminar la tierra que puedan tener, y córtales la parte inferior del tronco. Córtalos en láminas finas. En una sartén a fuego medio con un poco de aceite y sal, saltéalos durante 3-4 minutos, hasta que se doren ligeramente. Reserva.
    5. En esa misma sartén a fuego fuerte, cuando esté muy caliente, añade las hamburguesas, dejándolas que se doren ligeramente por un lado antes de darles la vuelta. Para acertar con el punto exacto dependerá de la fuerza de tu fuego y del grosor de las mismas, así que puedes hacer una primera hamburguesa de prueba, cortarla un poquito y comprobar si las demás van a necesitar más minutos o menos dependiendo de tu gusto. De media, una hamburguesa se hace dos minutos por cada lado, por lo que en apenas 4 minutos estará lista.
  3. Monta la hamburguesa:
    1. Abre los panes de hamburguesa y pon una base de rúcula.
    2. A continuación pon encima la hamburguesa, que deberá estar muy caliente, y encima esparce queso roquefort en trocitos, unas rodajas de champiñon salteado, y riega con la reducción de Licor 43.
Receta de hamburguesas caseras con queso roquefort y granada

Cómo preparar hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43

Tiempo:

  • Si compras el pan ya hecho, solo tardarás 20 minutos en preparar la carne de hamburguesa y dejarla lista con todo lo demás.
  • Para el pan: 20 minutos de preparación, 1 hora y media de reposo y 15 minutos de horno.

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sírvelas bien calientes, recién hechas, y sin el pan de encima para que los comensales puedan deleitarse con el aspecto del interior de su hamburguesa. Seguro que rápidamente colocan el pan y se llevan el primer bocado a la boca, no van a poder resistirse a esta hamburguesa de… ¡escándalo!

 

Variaciones de la receta de hamburguesas caseras con queso roquefort y reducción de Licor 43:

Con esta misma receta puedes preparar mini-hamburguesas, reduciendo el tamaño del pan y de la carne. Ten en cuenta que, en ese caso, tanto el pan como la carne deberán cocinarse menos minutos 😉

Las posibilidades de variación son infinitas: acompáñalas de otras salsas (mayonesa, ketchup, mostaza, picante…), de otros quesos (rulo de cabra, emmental, mozzarella…), de otras lechugas o incluso verduras y especias. Deja volar la imaginación, prepárala como más te apetezca 😛

Algunos ejemplos de combinaciones que son todo un éxito son estas hamburguesas caseras con queso de cabra y cebolla caramelizada, o estas otras hamburguesas con queso de cabra y salsa agripicante. Si te ha gustado esta hamburguesa, seguro que te encantará la hamburguesa casera con queso roquefort y granada 😉

 

Consejos:

Para conocer el grosor ideal de las hamburguesas (es decir, el ideal para ti) y por tanto los minutos que necesita para estar al punto que más te gusta, deberás experimentar. Empieza con una hamburguesa de aproximadamente 1,5 cm de grosor y 2 minutos por cada lado (es preferible que la dejes un poco más cruda de la cuenta, porque si te pasas se resecará y no volverá a estar jugosa). Ábrela un poco con un cuchillo, y si está demasiado cruda, saltéala un minuto por cada lado. Cuando esté lista, ya sabrás qué tamaño y tiempo aplicar a las siguientes hamburguesas, te quedarán justo como a ti te gustan 🙂

Puedes preparar muchos panecillos a la vez y conservar los que te sobren congelados, en una bolsa. Para descongelarlos, sácalos unas horas antes de consumirlos a temperatura ambiente, y dales un golpe de calor en el último momento, en el horno o abiertos en la plancha en la que después prepararás las hamburguesas.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *