Focaccia italiana con queso roquefort y hierbas aromáticas. Receta paso a paso

NataCocina, Masas, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 4,60 de 5)
Focaccia italiana con roquefort y hierbas

Qué divertido es aprender a preparar todo tipo de masas, además de ser un éxito a la hora de servirlas, ya que nadie se resiste a una preparación casera con una masa perfectamente ejecutada. En Italia el pan típico se llama focaccia, que es bastante plano y tiene como característica particular que siempre se aromatiza. En ocasiones es con hierbas o especias, pero también con otros ingredientes como quesos, verduras, embutidos… No llega a ser una pizza fundamentalmente porque suele llevar menos ingredientes (y más secos y en menor cantidad), y además se suele tomar como aperitivo, aunque la línea entre una preparación y otra es muy fina.

Esta receta de focaccia italiana con queso roquefort y hierbas aromáticas parte de una base común para todas las focaccias, y después se ha aromatizado al gusto, así que puedes coger esta receta tal cual y añadir tus propios ingredientes, hierbas y especias, los que más te gusten. Te sugerimos las que ya hemos preparado, como esta focaccia italiana con olivas, alcachofas y mozzarella, o esta deliciosa focaccia italiana rellena de olivas y puerro.

Es uno de esos panes que da mucho gusto preparar porque se hace prácticamente solo, ya que después del amasado es necesario dejarlo reposar, y apenas 20 minutos de horno se encargan del resto. Disfruta de esta focaccia espectacular, de potente sabor, y con una masa muy jugosa porque incluye patata, lo que le aporta un toque… de escándalo!

 

Ingredientes para hacer focaccia italiana con queso roquefort y hierbas aromáticas (para 3 focaccias como la de la fotografía):

  • 350 gr de harina.
  • 160 ml de agua (un poquito menos de un vaso).
  • 1 patata grande.
  • 12 gr de levadura fresca (lo que equivale a medio cubito, ya que suele ir en unidades de 25 gr).
  • 100 gr de queso roquefort.
  • 2 cucharadas de hierbas aromáticas, como por ejemplo orégano, tomillo, romero…
  • Aceite de oliva y sal gorda.

Preparación, cómo hacer la receta de focaccia italiana con queso roquefort y hierbas aromáticas:

  1. Cuece la patata. Para ello, puedes utilizar el método tradicional de cocerla en agua hirviendo durante 20 minutos o… nuestro truco exprés! Pela la patata, córtala en rodajitas, introdúcela en un recipiente o tupper con un poco de aceite y sal, tápalo, mételo en el microondas durante 7 minutos y… lista! Saca el recipiente del microondas con cuidado de no quemarte, y comprueba si está lista, es decir, si puedes triturarla fácilmente con un tenedor hasta hacerla puré. Si no es así, introdúcela un par de minutos en el microondas y prueba de nuevo.
  2. Machaca la patata con un tenedor hasta hacerla puré. Añade la harina y haz un hueco en el centro, como si fuese un volcán.
  3. Pon el agua en un vaso, introdúcelo en el microondas 10-15 segundos para que esté tibia, y disuelve en ella la levadura fresca. Vuélcalo todo en el hueco de la harina y la patata y amasa hasta conseguir una bola de masa lisa. Con tus propias manos impregna ligeramente la superficie con un poco de aceite de oliva, y déjala fermentar durante al menos una hora, mejor en un lugar cálido y sin corrientes de aire.
  4. Amásala de nuevo y dívidela en tres, como en la fotografía (también puedes elaborar mini-focaccias dividiendo más la masa). Encima de papel de horno, extiende cada masa con tus manos y un rodillo hasta que tengan un grosor máximo de 1,5 cm, y déjalas reposar media hora para que sigan fermentando un poquito más.
  5. Precalienta el horno 10 minutos antes de introducir las focaccias en él, a 180ºC.
  6. Al cabo de media hora, clava la yema de tus dedos sobre la masa para darle la característica textura, y píntalas con un poco de aceite de oliva. Añade el queso roquefort troceado y espolvorea las hierbas aromáticas. Échales un poco de sal gorda por encima e introdúcelas en el horno a media altura durante unos 20 minutos a 180ºC.
  7. Verás que están ligeramente doradas por encima (se dora más que una pizza, por el efecto del aceite en su corteza superior). Saca las focaccias del horno y déjalas templar sobre una rejilla para que no se humedezcan por debajo y mantengan su característico toque ligeramente crujiente en la superficie y la base.
Receta de focaccia italiana con roquefort y hierbas

Cómo preparar focaccia italiana con roquefort y hierbas

Tiempo: 20 minutos de preparación, 1 hora y 30 minutos de reposo y 20 minutos de horno

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Tal cual sale del horno, calentita, está perfecta para consumir. Pero si prefieres también puedes tomarla templada o incluso fría, como cualquier otro pan.

Esta focaccia es perfecta como entrante para acompañar ensaladas o verduras asadas como esta escalivada de pimientos y berenjenas con vinagreta dulce. Aunque con un buen chorrito de aceite de oliva y una cerveza o copa de vino es la forma perfecta de comenzar en la mesa 😉

 

Variantes de la receta de focaccia italiana con queso roquefort y hierbas aromáticas:

Lo mejor de las focaccias es la cantidad de combinaciones e ingredientes que pueden añadirse. Hierbas, especiasquesos de cualquier variedad (y cuanto más potentes de sabor mejor 😛 ), aceitunasanchoastápenascebollapuerro… Puedes hacerla completamente a tu gusto! Eso sí, no te pases de ingredientes o estarás haciendo una pizza 😉

 

Consejos:

Respeta los tiempos, tanto la primera fermentación como la segunda, y el horneado. Si a los 20 minutos de horno no está su superficie dorada, déjala otros 5 minutos más. E igualmente, si a los 15 minutos ya está doradita, apaga el horno y sácala, porque cada horno es un mundo y debes pillarle el punto al tuyo.

No añadas ingredientes con líquidos, o si quieres hacerlo, escúrrelos previamente. Éste es el caso de las alcaparras, las alcachofas en conserva o las olivas, que quedan genial con la focaccia pero no deben aportar humedad.

Si te apetece tomar tu focaccia calentita pero se te ha enfriado, puedes introducirla 2-3 minutos en el horno para que se caliente pero sin dorarse más.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *