Fabes con almejas. Receta tradicional asturiana

NataCocina, Legumbres, Pescados y mariscos, Recetas Dificultad MediaDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,67 de 5)
Fabes con almejas. Receta tradicional asturiana

Los “platos de cuchara” de la gastronomía tradicional apetecen muchísimo cuando más frío hace, aunque dependiendo de la temperatura a la que los sirvas, puedes tomarlos durante todo el año. Estas fabes con almejas son un plato tradicional asturiano, y es una forma estupenda de tomar legumbres, en este caso alubias blancas que, si son las auténticas fabes de la Granja asturianas, poseen una carne muy jugosa y aportan cremosidad al resultado final.

Los ingredientes de estas fabes con almejas son de lo más sencillos, y la preparación muy fácil, aunque como cualquier guiso, requiere bastante tiempo en el fuego para que las alubias queden perfectamente cocinadas, y el caldo muy gustoso. Como sabéis, en cada casa preparan los guisos de una forma, y en la mía se elabora así, aunque existen otras formas tradicionales de preparar este delicioso plato.

Aunque también me estoy aficionando desde hace un tiempo a utilizar mi olla a presión para preparar todo tipo de guisos y estofados, y me ha impactado lo increíblemente bien que quedan, parece que los hayas preparado a fuego lento, pero tardan poquísimo, por ejemplo la fabada en algo menos de 20 minutos (si, 20 minutos!) la tengo lista, me viene genial cuando no tengo tiempo de estar toda la mañana en casa preparándola, y eso supone además un ahorro de energía increíble. Si te interesa esta opción, la mía es una olla Duromatic de Kuhn Rikon, y sí, te la recomiendo y mucho, solo da alegrías 🙂

Sin duda alguna, esta receta es, junto con la fabada asturiana tradicional y auténtica y las clásicas lentejas estofadas, uno de los platos calientes más deliciosos para degustar legumbres, pues se elaboran a fuego lento y el resultado es muy sabroso.

Si te gustan los platos de cuchara y calentitos, prepara algunas de nuestras recetas como el caldo de pollo casero con garbanzos. Además, las sopas y cremas son ideales cuando el frío aprieta, como esta deliciosa sopa de cebolla gratinada, o la clásica crema de verduras.

 

Ingredientes para la receta de fabes con almejas. Receta tradicional asturiana (6 personas):

  • 750 gr de fabes de la Granja (o alubias blancas, si no puedes conseguir las otras).
  • 1/2 kg de almejas.
  • 2 cebollas.
  • 2 hojas de laurel.
  • Unas hebras de azafrán (o colorante alimentario si no consigues azafrán).
  • 1/2 cabeza de ajos.
  • 100 ml de vino blanco.
  • 1 cucharada de harina.
  • Unas ramitas de perejil fresco.
  • Aceite de oliva y sal.

 

Preparación, cómo hacer fabes con almejas:

  1. Pon a remojo las fabes o alubias en un bol con agua (deben estar totalmente cubiertas y con agua de sobra, ya que la absorben abundantemente) la noche anterior. Lo ideal es que estén al menos 12 horas hidratándose.
  2. Hay quien utiliza esa misma agua para cocerlas, pero lo ideal es retirarla por completo. En una cazuela ancha (como en la fotografía), añade las fabes y agua hasta cubrirlas de sobra, que queden al menos 2-3 dedos de agua por encima.
  3. Pon la cacerola a fuego fuerte, y cuando empiece a hervir, añade también una cebolla pelada entera, las hojas de laurel, la mitad de los dientes de ajo pelados (unos tres o cuatro) y un chorrito de aceite de oliva.
  4. Baja la temperatura y deja que se cueza durante 2 horas, sin que el agua esté hirviendo, para evitar que las fabes se rompan. Remueve de vez en cuando simplemente cogiendo la olla de las asas y haciendo movimientos circulares, ya que si lo haces con una cuchara, también corres el riesgo de romper las fabes.
  5. Si se quedan con poca agua, ve añadiéndole algún vaso de agua fría a modo de “susto” (hazlo al menos un par de veces durante toda la cocción). Y si se forma espuma en la parte superior, retírala con una espumadera.
  6. Ahora preparamos las almejas. Lávalas bien y déjalas escurriendo. En un cazo con un poco de agua y el fuego fuerte, echa las almejas para que se abran. Una vez abiertas, cuela el caldo y resérvalo, y añade las almejas a la olla con las fabes.
  7. Pela y corta la otra cebolla muy finita, también los dientes de ajo y el perejil. Ponlo todo en una sartén antiadherente con un poquito de aceite de oliva a fuego medio, y saltéalo hasta que la cebolla esté transparente y apenas dorada.
    Cómo preparar fabes con almejas. Receta tradicional asturiana

    Preparando fabes con almejas. Receta tradicional asturiana

  8. Añade la cucharada de harina, remueve bien durante un minuto y a continuación incorpora el vino blanco y el caldo de las almejas. Deja que el alcohol se evapore durante un par de minutos, añade el azafrán o colorante e incorpóralo a la olla con las fabes.
  9. Ajusta de sal, ya que anteriormente en ningún momento hemos añadido sal, debido a que las almejas y su caldo son bastante saladas, y solo en este momento podemos tener la seguridad de acertar con la sal.
  10. Sube el fuego para llevar el guiso a ebullición, y cuando eso ocurra, bájalo de nuevo a temperatura media-baja y deja cocer una hora más. Puedes ir probando el caldo sobre todo al final de la cocción, para comprobar si es necesario volver a rectificarlo de sal.
  11. El tiempo de reposo les va genial, por lo que puedes prepararlas incluso el día anterior y ganarán todavía más sabor y textura. Si no dispones de ese tiempo, al menos déjalas reposar una hora antes de servirlas.
    Cómo hacer fabes con almejas. Receta tradicional asturiana

    Guisando fabes con almejas. Receta tradicional asturiana

Tiempo: 1 noche entera de remojo, 15 minutos de preparación, 3 horas de cocción y 1 hora de reposo (mínimo). En olla a presión, solo 20 minutos de cocción y quedan riquísimas igualmente.

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Retira la cebolla y los ajos enteros del guiso, y ya están listas para servir. Deben llegar al plato bien calientes (y mejor aún si han estado reposadas), para que desprendan su delicioso aroma. Puedes acompañar con unas rodajas de pan, que sobre todo al final te vendrán genial para rebañar el plato y dejarlo limpio 😛

Si te sobran, puedes congelarlas sin problemas, pues siguen estupendas después de la congelación. Anímate y prepara una gran cantidad, porque vale la pena y es un guiso que no siempre se puede preparar por la cantidad de horas que requiere.

Receta de fabes con almejas, tradicional asturiana

Fabes con almejas, receta tradicional asturiana

 

Variantes de la receta de fabes con almejas:

En cada casa existe una receta tradicional particular para este plato, y existen variantes como el hecho de utilizar azafrán en hebra, o incluso retirar la cebolla y los ajos a mitad de la cocción y triturarlos para saltearlos y volver a incorporarlos. También puedes espesar el caldo con unas cuantas fabes trituradas en vez de la cucharada de harina.

 

Consejos:

Si quieres conseguir las mejores fabes con almejas, sigue la regla de los 3 días: dejarlas en remojo toda la noche, cocinarlas al día siguiente, y degustarlas el día posterior. En los guisos, los reposos forman parte de la receta.

Retirar el agua en la que han estado en remojo las fabes es un truco para reducir la “música”, es decir, las posteriores flatulencias que provocan este tipo de preparaciones. Si tienes algún truco propio para este “inconveniente” de las legumbres, anímate a compartirlo en los comentarios 😉


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *