Empanadillas rellenas de manzana y nueces

NataMasas, Postres con fruta, Postres y repostería, Recetas de Navidad, Recetas Fáciles2 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 3,50 de 5)
Empanadillas rellenas de manzana y nueces

Las empanadillas son una de esas masas que admite casi cualquier tipo de relleno, tanto dulce como salado, por lo que es una base perfecta para los que nos gusta innovar en la cocina. También está genial para aprovechar restos de otras comidas o incluso alimentos que han madurado demasiado, como puede ser las manzanas que se quedan en el frutero y pierden consistencia.

Las hay saladas como las empanadillas de atún, huevo y tomate caseras, o dulces como estas empanadillas rellenas de manzana y nueces, que son una perfecta solución para las manzanas maduras (aunque se puede elaborar perfectamente con manzanas nuevas), y con el toque de las nueces y la canela queda un relleno espectacular.

Esta receta es genial para aprovechar la técnica de dorar las empanadillas en el horno en vez de freírlas, ya que las empanadillas dulces fritas resultan demasiado pesadas, y sin embargo así quedan de ¡escándalo! Si quieres preparar un postre rápido, fácil y muy sabroso, apúntate esta receta porque seguro que la repites en más de una ocasión 😉

Ingredientes para hacer la receta de empanadillas rellenas de manzana y nueces (16 empanadillas):

  • 16 obleas para empanadillas (las venden en paquetes de 16 unidades, muy económicas y con un resultado final bastante bueno).
  • 4 manzanas, de la variedad que prefieras. A mi me gustan rojas para este tipo de plato, son más dulces y menos ácidas.
  • 20 gr de mantequilla.
  • 40 gr de azúcar moreno.
  • 30 gr de nueces.
  • 1 huevo para pintar las empanadillas.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.

 

Preparación, cómo hacer empanadillas rellenas de manzana y nueces:

  1. Pela las manzanas y quítales el corazón (si, suena un poco cruel, pero hay que hacerlo 😛 ).  Córtalas en taquitos pequeños.
  2. En una sartén a fuego medio-lento, añadir la mantequilla, y cuando se haya derretido, añadir las manzanas y dejar que se vayan ablandando durante 5 minutos.
  3. Añade la canela y el azúcar moreno, revuelve bien y déjalas durante 5-10 minutos, hasta que estén blanditas y a tu gusto, ya que hay quien prefiere encontrar los taquitos de manzana al comer las empanadillas, o quien elige una textura más de puré o compota. Reservar y dejar enfriar durante unos minutos.
  4. Precalienta el horno durante 10 minutos a 180ºC mientras rellenas las empanadillas.
  5. Ahora toca rellenar las empanadillas. Sobre la masa coloca una cucharadita de relleno (no demasiado grande para que no se rompa la masa), añade por encima unos trocitos de nueces, dobla por la mitad, aplasta ligeramente los bordes un poquito con los dedos y a continuación sella con un tenedor.
  6. Pon las empanadillas sobre papel de horno, y éste sobre una bandeja o rejilla de horno. Bate el huevo y pinta las empanadillas por encima con él (lo ideal es que lo hagas con un pincel de cocina).
  7. Mete la bandeja al horno durante unos 10 minutos, aunque el momento ideal es que cuando veas que la superficie de las empanadillas está doradita, en ese momento sácalas y deja que se enfríen un poco.

 

Receta de empanadillas rellenas de manzana y nueces

Cómo preparar empanadillas rellenas de manzana y nueces

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Estas empanadillas están deliciosas a cualquier temperatura, aunque a mi me encantan calentitas, recién salidas del horno, porque así la manzana asada y la canela desprenderán todo su aroma y es una auténtica delicia tanto para el gusto como para el olfato 😛

 

Variantes de la receta de empanadillas rellenas de manzana y nueces:

Las empanadillas se pueden rellenar con infinidad de ingredientes, desde quesos hasta verduras, pasando por las clásicas empanadillas de atún, huevo y tomate, o las originales empanadillas de espinacas con queso de cabra y nueces.

Puedes cambiar la fruta por otra que prefieras, por ejemplo melocotón o plátano, y hacerlo todo de la misma forma (en el caso de añadir plátano, habría que reducir un poco la cantidad de azúcar). También puedes incorporar algunas semillas por encima justo después de pintarlas con el huevo, por ejemplo sésamo o semillas de amapola, le darán un toque especial 😉

Puedes espolvorear un poco de azúcar glas una vez horneadas.

 

Consejos:

Estas empanadillas puedes prepararlas de igual forma y finalmente freírlas, aunque en ese caso no tendrás que pintarlas con huevo por encima. De todas formas, te recomiendo que las pruebes en el horno porque cuando se trata de empanadillas dulces, si se fríen pueden quedar demasiado empalagosas.

Vigila que no se te pasen en el horno, ya que cuando empiezan a dorarse un poquito, cada minuto cuenta y si te despistas un poco pueden quemarse.


Escrito por

2 Comentarios en “Empanadillas rellenas de manzana y nueces”

  1. Pingback: Tarta de manzana casera, fácil y muy jugosa - Recetas de Escándalo

  2. María

    Hola! Vi el otro día la receta y ya me pareció que tenía una pinta maravillosa, así que ayer me puse manos a la obra ya que me quedaban unas obleas, ¡y salieron riquísimas! Volaron en casa 😛 ¡Genial tu blog!

    1. Nata
      Nata

      Hola María! Muchas gracias por tu comentario, nos hace mucha ilusión que te haya gustado tanto la receta. La verdad es que nos hemos aficionado a preparar empanadillas en el horno, tanto dulces como saladas, y ya nunca más las freímos. Así, más saludables y con todo el sabor 😛
      Un saludo!

  3. Pingback: Tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada - Recetas de ¡Escándalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *