Empanadillas de atún, huevo y tomate caseras

NataAperitivos, tapas y pinchos, Cocina, Masas, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Empanadillas de atún, huevo y tomate caseras

A las empanadillas les sucede como a otras muchas masas, que las posibilidades de rellenarlas son casi infinitas, yendo incluso del salado al dulce, y se puede innovar hasta límites insospechados, o simplemente disfrutar de una receta clásica.

Estas empanadillas de atún, huevo y tomate caseras son las empanadillas por excelencia, que casi con seguridad habremos probado alguna vez. En este caso, y ya que no soy amante de los fritos, estas empanadillas quedan espectaculares en el horno, pues el relleno se mantiene jugoso y sabroso, y la empanadilla está crujiente y mantiene perfectamente el relleno en su interior. Desde que las hago al horno ya no me gustan las fritas, le he cogido el gustillo a estas 😛

Ingredientes para hacer la receta de empanadillas de atún, huevo y tomate caseras (16 empanadillas):

  • 16 obleas para empanadillas (las venden en paquetes de 16 unidades, muy económicas y con un resultado final bastante bueno).
  • 2 latas de atún en conserva.
  • 3 huevos: 2 para cocerlos, y 1 para pintar las empanadillas antes de hornearlas.
  • 1 cebolla.
  •  200 ml  de tomate frito o salsa de tomate.
  • 1 bote pequeño de aceitunas verdes rellenas (50 gr peso escurrido).
  • Aceite y sal.

 

Preparación, cómo hacer empanadillas de atún, huevo y tomate caseras:

  1. En una cacerola con agua (que cubra de sobra los huevos) y una cucharadita de sal, introduce los huevos. Pon la cacerola en el fuego, que esté fuerte, y a partir del momento en que empiece a hervir, dejar cocer los huevos 10 minutos.
  2. Al cabo de 10 minutos, retirar la cacerola del fuego, escurrir los huevos y dejar que se enfríen.
  3. Mientras, preparamos el resto del relleno. Cortar la cebolla en juliana muy finita y saltear en una sartén a fuego medio con un poquito de aceite y sal, durante 5 minutos, para que esté ligeramente transparente.
  4. Escurrir el atún y añadir a la sartén. Revolver todo durante un par de minutos.
  5. Cortar muy pequeñitas las aceitunas y agregar a la sartén. Añadir también el tomate, rectificar de sal si es necesario y cocinar un par de minutos más.
  6. Pela los huevos duros y córtalos en pequeños trozos, e incorpóralo al relleno que ya estará fuera del fuego.
  7. Precalienta el horno durante 10 minutos a 180ºC mientras rellenas las empanadillas.
  8. Ahora toca rellenar las empanadillas. Sobre la masa coloca una cucharadita de relleno (no demasiado grande para que no se rompa la masa), dobla por la mitad, aplasta ligeramente los bordes un poquito con los dedos y a continuación sella con un tenedor.
  9. Pon las empanadillas sobre papel de horno, y éste sobre una bandeja o rejilla de horno. Bate el huevo y pinta las empanadillas por encima con él (lo ideal es que lo hagas con un pincel de cocina).
  10. Mete la bandeja al horno durante unos 10 minutos, aunque el momento ideal es que cuando veas que la superficie de las empanadillas está doradita, en ese momento sácalas y deja que se enfríen un poco.

 

Receta de empanadillas de atún, huevo y tomate caseras

Cómo preparar empanadillas de atún, huevo y tomate caseras

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Estas empanadillas están deliciosas a cualquier temperatura, aunque a mi me encantan calentitas, recién salidas del horno. Verás que el toque de las aceitunas le sienta genial, y el relleno estará cremoso y riquísimo!

 

Variantes de la receta de empanadillas de atún, huevo y tomate caseras:

Las empanadillas se pueden rellenar con infinidad de ingredientes, desde quesos hasta verduras, pasando por rellenos dulces.

Puedes añadir a este relleno alguna especia, como pimienta u orégano, y también puedes incorporar algunas semillas por encima justo después de pintarlas con el huevo, por ejemplo sésamo o semillas de amapola, le darán un toque especial 😉

 

Consejos:

Estas empanadillas puedes prepararlas de igual forma y finalmente freírlas, aunque en ese caso no tendrás que pintarlas con huevo por encima. De todas formas, te recomiendo que las pruebes en el horno porque incluso ganan en sabor, y ese toque ligeramente crujiente de la masa sabe genial en la boca.

Vigila que no se te pasen en el horno, ya que cuando empiezan a dorarse un poquito, cada minuto cuenta y si te despistas un poco pueden quemarse.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *