Dorada al horno

NataCocina, Pescados y mariscos, Recetas de Navidad, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Dorada al horno

Esta receta de dorada al horno es muy fácil y resulta exquisita. Es una de las mejores formas de cocinar unas buenas doradas frescas y además acompañarlas de una guarnición que a mi me encanta: cebolla y ajos. Veréis que la dorada queda muy sabrosa y perfectamente cocinada, y la cebolla se caramelizará un poquito, lo que creará un contraste de sabrores que, sencillamente, tenéis que probarlo.

 

Ingredientes para hacer dorada al horno (4 personas):

  • 4 doradas (una dorada por persona, extiende o reduce las cantidades según tu cantidad de comensales).
  • 2 cebollas. Si te gusta mucho la cebolla y te queda espacio en la bandeja de horno, llénala de cebolla, no te arrepentirás 😉
  • 4 dientes de ajo.

 

Preparación, cómo hacer dorada al horno:

  1. Compra unas doradas que presenten la piel bien brillante y los ojos transparentes. Pide en la pescadería que te la abran por la mitad y te la arreglen un poco, pero que no quiten ni la cabeza ni la cola.
  2. Precalienta al horno a 180º mientras preparas la bandeja de horno con los ingredientes (no tardarás más de 10 minutos).
  3. Cubre la bandeja con papel de horno (no es imprescindible, pero ahorrarás posteriormente en limpieza y tener que rascar algunos restos pegados), echa un chorrito de aceite y sal, y pon encima las doradas, abiertas, con la piel hacia abajo.
  4. Sobre la carne del pescado, echa sal, alguna especia al gusto (a mi me encanta romero, le da un olor increíble) y aceite.
  5. Corta las cebollas en gajos o tiras, y repártelas por la bandeja. Añade también los ajos un poco machacados. Échales un poquito de aceite y sal.
  6. Introduce la bandeja en el horno durante 20 minutos, o hasta que veas que el pescado está hecho, pero evitando que se reseque en exceso.
  7. Listo, ya tienes las doradas perfectamente asadas y la cebolla.

 

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Dispón la dorada cerrada, es decir, que vuelva a su “forma natural” (como en la foto), acompañada de la cebolla confitada y los ajos, y unas rodajitas de limón para adornar. Queda… de escándalo!!

 

Variantes de la receta de dorada al horno:

Para la guarnición, quedan genial unas patatas al horno o hechas con la sartén un poquito, y después colocarlas en la bandeja por debajo de las doradas, a modo de cama, para que terminen de hacerse. Es un gustazo, pruébalo!

 

Consejos:

No prescindas de la cebolla confitada, que queda muy tierna y además con cierto toque de caramelizado en su propio azúcar. Aquí puedes ver un detalle, no me digas que no está apetecible 🙂

 

Cebolla confitada al horno

Receta de cebolla confitada al horno


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *