Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera

NataCarnes y aves, Cocina, Recetas Fáciles4 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,00 de 5)
Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera

La salsa barbacoa es sin duda la salsa más popular para acompañar carnes que, como su nombre indica, se elaboran asándose. Nuestra receta de salsa barbacoa casera es muy fácil y rápida de preparar, y el resultado es exquisito. Las salsas barbacoas comerciales tienen un punto ahumado que es complicado de imitar al realizarla casera, pero su sabor y sencillez te van a conquistar, y seguro que elaboras una gran cantidad para tenerla a mano en la nevera.

La salsa es el alma de las costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera, ya que además de cocinar adecuadamente las costillas para que estén tiernas y el hueso se despegue de la carne (te vamos a enseñar todos los trucos para que lo consigas), la salsa barbacoa es fundamental para darles ese toque de sabor que hace que estén de… ¡escándalo!

Anímate a preparar tanto las costillas de cerdo como nuestra salsa barbacoa casera, y si te sobra podrás acompañar otras carnes como el solomillo de cerdo o incluso hamburguesas caseras.

Si quieres utilizar la salsa barbacoa para un aperitivo, queda genial con unas patatas salteadas con alioli, y también es una combinación ganadora el preparar patatas bravas pero con salsa barbacoa. Los auténticos fanáticos de esta salsa saben que va perfecta con cualquier tipo de pasta, aunque la reina es la fusión de la salsa boloñesa con la salsa barbacoa, haciendo la mezcla a tu gusto.

 

Ingredientes para hacer costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera (4 personas):

  • Un costillar de cerdo.
  • Agua.
  • Sal.
  • Unos 200 gr de salsa barbacoa. Si quieres prepararla casera puedes seguir nuestra receta que necesita los siguientes ingredientes (te saldrán unos 300 gr de salsa barbacoa):
    • 2 cebolletas (o en su defecto, una cebolla de tamaño medio).
    • 2 cucharadas soperas (en adelante c/s) de azúcar moreno.
    • 2 c/s de salsa Perrins (se puede sustituir por salsa Worcestershire).
    • 1c/s de pimentón dulce (o si lo prefieres, pimentón picante).
    • 1c/s de mostaza (lo ideal es utilizar mostaza a la antigua, ya sea triturada o en grano).
    • 2c/s de miel (lo ideal es una de miel común y otra de miel de caña).
    • 2 c/s de ketchup.
    • 200 gr de salsa de tomate (mejor si es casera) o tomate natural triturado.
    • 1 c/s de salsa de soja.
    • 4 c/s de vinagre.
    • 1 c/s de aceite de oliva.
    • 7-8 gotas de tabasco (opcional, y la cantidad puedes echarla al gusto, ve probando la salsa).
    • Pimienta negra molida y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera:

  1. Las costillas deberán cortarse por la mitad para poder manipularlas bien. Pídele a tu carnicero que lo haga, deberían quedar como en las fotos de más abajo. De esta forma, digamos que un costillar queda partido en 4 partes.
  2. La primera parte consiste en cocerlas en agua salada para que el resultado sea súper tierno y que el hueso prácticamente se despegue de la carne sin dificultad.
  3. En una olla grande, añade suficiente agua como para cubrir las costillas, y una cucharadita de sal, a fuego medio.
  4. Cuando hierba, introduce las costillas y deja que se cocinen durante una hora y 10 minutos. Las costillas quedarán tiernas y su carne se habrá encogido (cuidado al manipularlas para que no se te partan más aún!), por lo que los huesos se verán sobresalir.
    Costillas de cerdo al horno

    Costillas de cerdo empezando a cocerse: los huesos aún están dentro de la carne

    Receta de costillas de cerdo al horno

    Costillas de cerdo terminando de cocerse: los huesos claramente asoman entre la carne, que se ha encogido

  5. Mientras, si vas a elaborar la salsa barbacoa casera, sigue estos pasos, y si vas a utilizar una ya hecha, salta al paso 6.
    1. Lava las cebolletas, elimina la parte verde y las raíces,  y pícalas muy finitas.
    2. En una sartén antiadherente con el aceite de oliva y fuego medio-bajo, echa la cebolleta, añade un poco de sal y deja que se cocine hasta que esté blandita y transparente, sin llegar a dorarse (unos 10 minutos).
    3. Cuando la cebolla esté prácticamente lista, añade el azúcar moreno y revuelve bien durante un par de minutos, para que la cebolla termine de caramelizarse por completo.
      Cómo hacer la receta de salsa barbacoa casera, fácil y rápida

      Caramelizando la cebolla para preparar salsa barbacoa casera

    4. A continuación, añade la salsa de tomate y remueve bien, deja que se cocine todo junto otro par de minutos.
    5. Ahora es el momento de añadir el resto de ingredientes: la salsa Perrins, el pimentón dulce (o picante), la mostaza, la miel, el ketchup, la salsa de soja, el vinagre, pimienta negra molida al gusto y el tabasco (opcional, solo si quieres darle un toque picante).
    6. Deja que se cocine todo a fuego lento durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando y procurando que no se te pegue. Prueba la salsa para rectificar su sabor y que quede a tu gusto 😉
      Cómo preparar salsa barbacoa casera, fácil y rápida

      Preparando salsa barbacoa casera, fácil y rápida

  6. Precalienta el horno a 180ºC, y cuando las costillas estén cocidas, sácalas de la olla y colócalas en una bandeja de horno (mejor con papel vegetal, si no se te puede pegar bastante después por la salsa).
    Costillas al horno con salsa barbacoa

    Costillas de cerdo recién cocidas

  7. Cúbrelas con ayuda de un pincel de cocina con abundante salsa barbacoa por ambos lados.
    Receta de costillas al horno con salsa barbacoa

    Costillas de cerdo pintadas con salsa barbacoa casera

  8. Hornéalas 40 minutos a altura media, verás que la superficie empieza a dorarse y la salsa está burbujeante. Sácalas del horno.
    Costillas al horno a la barbacoa

    Costillas a la barbacoa recién salidas del horno

    Costillas de cerdo al horno a la barbacoa

    Costillas de cerdo súper tiernas y jugosas

 

Tiempo: 2 horas

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Llévalas a la mesa en cuanto salgan del horno, bien calentitas. Vas a comprobar lo tiernas y jugosas que quedan, y con ese toque especial de la barbacoa casera, súper sabrosas. Vamos, que están de auténtico… ¡escándalo!

Te recomiendo servirlas con alguna guarnición muy ligerita, como un poco de lechuga con aceite y sal, patatas cocidas o similar, y por supuesto más salsa barbacoa al centro de la mesa para que los comensales puedan echarle más a su carne si les apetece 😉

Receta de costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera y guarnicion

Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera y guarnición de lechuga

 

Variaciones de la receta de costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera, fácil y rápida:

Hay tantas recetas de salsa barbacoa casera como personas que se han atrevido a prepararla, ya que cada cual le da su punto especial. Desde el tomate, que puede ser salsa de tomate, concentrado o natural triturado, hasta el punto del picante (ajustándolo con tabasco y pimentón picante) o cuánto de dulce la prefieres. Puedes partir de esta receta y experimentar libremente, probándola con cada cambio que realices. Y por supuesto también puedes triturarla con la batidora si te gusta de textura más homogénea.

Siguiendo esta forma de cocinar las costillas para que queden jugosas, puedes cambiar el aderezo, y en vez de salsa barbacoa, utilizar mezclas de miel y salsa de soja, hierbas aromáticas, especias… A tu gusto 😉

 

Consejos:

Vigila el tiempo de horneado en función del aspecto de tus costillas, ya que cada horno es un mundo. A partir de 30 minutos en el horno, si ves que están empezando a dorarse por encima, sácalas porque estarán listas.


Escrito por

4 Comentarios en “Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa casera”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *