Cómo hacer fajitas mexicanas caseras. Receta de la masa

NataCocina, Masas, Recetas Fáciles4 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,33 de 5)
Masa para fajitas mexicanas casera

Preparar masas caseras es uno de los grandes placeres en la cocina, ya que te permite realizar recetas de lo más variado, tanto tradicionales como innovadoras, y además de cualquier parte del mundo. Tal es mi afición que en la sección de masas puedes ver las distintas que he ido preparando, desde la clásica masa de pizza, tanto la versión finita como la gruesa, pasando por las italianas focaccias, el socorrido pan de hamburguesa casero, o el exótico pan de pita casero.

Esta receta sobre cómo hacer fajitas mexicanas caseras es un perfecto paso a paso para preparar la masa de las famosas fajitas, de forma fácil y rápida, y que no tengas que comprarlas ya preparadas, ya que la diferencia de sabor al hacerlas caseras vale la pena.

Después puedes utilizarlas de mil maneras, por ejemplo elaborando fajitas de pollo mexicanas con pimientos y sobre todo nuestro especial guacamole casero, fácil y sabroso, que te quedará de… ¡escándalo!

 

Ingredientes para preparar fajitas mexicanas caseras (8 fajitas):

  • 200 gr de harina de trigo (para esta ocasión hemos utilizado de una mezcla de mitad de harina de trigo y mitad de harina integral, pero eso ya va en gustos).
  • 110 ml de agua (si utilizas harina integral, necesitarás un poquito más de agua, 10-15 ml más).
  • 1 cucharadita de sal.
  • Aceite de oliva.

 

Preparación, cómo hacer fajitas mexicanas caseras. Receta de la masa:

  1. En un bol, mezcla la harina, el agua y la sal. Puedes ayudarte con una cuchara o con tus propias manos, lo que prefieras. Una vez que los ingredientes se hayan mezclado bien y no haya grumos, deja reposar la masa 10 minutos, cubierta con un paño de cocina o papel film.
  2. Ahora vamos a amasarla. Úntate las manos con un poco de aceite para empezar a trabajar la masa. Simplemente estrújala con tus manos durante un par de minutos para que impregne bien el aceite, y déjala reposar otros 10 minutos.
  3. Divídela en 8 bolitas, aunque puedes prepararlas del tamaño que prefieras, así te quedarán perfectas para después cocinarlas en una sartén mediana (la típica para hacer tortillas individuales).
  4. Estira cada bolita con ayuda de un rodillo sobre una superficie con un poquito de harina, y déjala lo más finita posible. Pínchala un poco con un tenedor o hazle unos agujeritos con tus propios dedos para que después no se hinche. Puedes ir cocinando una fajita mientras vas estirando la siguiente.
  5. Pon una sartén a fuego muy fuerte, y cuando esté bien caliente, pon la fajita y cocínala entre un minuto o dos por cada lado, vigilando que no se queme. Si se quema rápidamente, baja un poco la potencia del fuego, y dale la vuelta cuando ya esté ligeramente dorada por una cara. ¡Aviso! La primera suele ser la que peor sale, por el ajuste del fuego y los tiempos, pero las demás te quedarán increíbles.
  6. Mientras se hace una fajita puedes ir estirando la siguiente, con cuidado de no despistarte y que no se te queme. Ve dejándolas en un plato y cúbrelas con un paño de cocina para que se mantengan calentitas y flexibles, que no se endurezcan.
Cómo hacer masa para fajitas mexicanas casera

Cómo preparar masa para fajitas mexicanas

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Lo ideal es que sirvas las fajitas inmediatamente, pero si las vas a utilizar horas más tarde o incluso al día siguiente, hazlas poquito en la sartén y así justo antes de tomarlas les puedes dar un breve golpe de calor en la sartén.

Se pueden utilizar de un montón de formas, aunque las más clásicas son los burritos y sobre todo las fajitas mexicanas. Haz tu propio relleno a base de pollo o ternera y verduras como cebolla y pimientos, y por supuesto acompáñalo de guacamole casero.

 

Variaciones de la receta de fajitas mexicanas caseras:

Puedes utilizar harina de trigo o harina integral, a tu elección. Si utilizas harina de trigo deberás añadir un poquito menos de agua que si utilizas harina integral, ya que absorbe menos. El resultado con la harina de trigo es más blanco y de sabor neutro, y con la harina integral tiene más sabor a cereal.

Para unas fajitas con un extra de picante, añade al principio junto al resto de ingredientes de la masa unas gotitas de tabasco (10-15 gotitas) y te quedarán con un toque picantón delicioso.

 

Consejos:

Se trata de una masa facilísima de preparar, y solamente deberás estar pendiente de que no se te queme en la sartén. Ajusta bien los tiempos y el fuego con la primera fajita para que las demás te salgan perfectas. Lo ideal es que las pequeñas burbujas que se van formando al ponerla en la sartén, se doren ligeramente pero no lleguen a ennegrecer. Si se te queman rápidamente sin apenas cocinarse, baja un poco la potencia del fuego.


Escrito por

4 Comentarios en “Cómo hacer fajitas mexicanas caseras. Receta de la masa”

  1. Jeannette

    En los restaurantes de Kentocky fried chiquen las fajitas son suaves y muy flexibles, se pueden doblar como una tela, así me van a quedar?.

    1. Nata
      Nata

      Hola Jeannette! Si las preparas con harina integral te quedarán un poco más duras, pero si la harina no es integral, estarán mucho más suaves y flexibles.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *