Cogollos a la plancha con salsa de miel y mostaza

NataCocina, Ensaladas, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 de 5)
Cogollos a la plancha con salsa de miel y mostaza

Una forma diferente y muy original de tomar los cogollos es hacerlos a la plancha con un poquito de aceite, ya que se consigue una textura ligeramente crujiente y doradita en los extremos, que contrasta con la jugosidad y suavidad del cogollo.

Este plato hace las veces de ensalada sencilla, pero con una presentación que la hace digna de servirla en momentos especiales, sorprenderás con esta curiosa forma de tomar lechuga. Van aderezados con salsa de miel y mostaza, y un poco de maíz, pipas y pasas, para crear contraste entre los elementos. Será un plato que no te dejará indiferente!

Ingredientes para hacer la receta de cogollos a la plancha con salsa de miel y mostaza:

  • Cogollos de lechuga, la cantidad que necesites (normalmente uno o medio por comensal).
  • Para la salsa de miel y mostaza, una cucharada de miel por una cucharada de mostaza a la antigua, y con esta proporción puedes preparar la cantidad que gustes.
  • Maíz.
  • Pipas.
  • Pasas.
  • Aceite y sal.

 

Preparación, cómo preparar cogollos a la plancha con salsa de miel y mostaza:

  1. Retira cualquier hoja que esté un poco fea o dañada del exterior de los cogollos.
  2. Lávalos bien bajo el chorro de agua fría, y déjalos escurrir.
  3. Pártelos en 4 partes o por la mitad, según cómo sean de grandes.
  4. En una sartén antiadherente, añade un poquito de aceite, y cuando esté caliente, pon los cogollos encima.
  5. Déjalos quietos hasta que se doren por un lado, y entonces con la ayuda de unas pinzas ponlos del otro lado.
  6. Cuando las puntas estén doraditas, retíralos del fuego.
  7. Prepara la salsa de miel y mostaza, añadiendo la misma cantidad de ambos ingredientes, o si según tu gusto quieres que esté más dulce o más picante, cambia la proporción. Puedes mezclarlas en un vaso con la ayuda de una cucharilla.
  8. Sirve los cogollos templados con la salsa por encima, y un poco de maíz, pasas y pipas para decorar y darle el toque crujiente, y sal al gusto.

 

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Tibios es como más buenos están estos cogollos. Dependiendo de cómo quieras servirlos, puedes ponerlos en una fuente en el centro de la mesa, o servirlos directamente en los platos de los comensales. También puedes incluir un pequeño recipiente con más salsa por si alguno quiere repetir 😛

Variantes de la receta de cogollos a la plancha con salsa de miel y mostaza:

Puedes hacer los cogollos a la plancha y después añadir la salsa que prefieras, por ejemplo solamente un toque de miel, o vinagre de módena, mostaza en grano, salsa tártara o alguna salsa a base de yogur… quedará muy fresca y deliciosa.

 

Consejos:

Procura que no se te quemen los cogollos, ya que se hacen rápidamente y con un ligero toque dorado es suficiente para que notes el saborcito que le aporta el hacerlos a la plancha.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *