Calçots o calsots con su salsa romesco

NataCocina, Recetas Fáciles, VerdurasDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Calçots o calsots con su salsa romesco

Tenemos la enorme suerte de tener una chimenea abierta en la que podemos asar todo tipo de cosas, sobre todo en Navidad y Semana Santa. Desde carne a la brasa como cordero, tocino, morcillas o salchichas, hasta patatas y verduras, e incluso arroces. Es un gustazo el sabor único e increíble que aportan las brasas a los ingredientes 😛

Y no podíamos desaprovechar la temporada de calçots para preparar una buena calçotada en familia. Además nuestro tío nos trajo una enorme cantidad de calçots directamente de Tarragona, y también la salsa romesco, la típica para comerlos, así que enseguida nos pusimos en marcha.

Calçots o calsots

Calçots o calsots, una variedad de cebolla, la “cebolla tardía”

Los calçots o calsots son una variedad de la cebolla, la denominada cebolla tardía, y puedes asarla y comerla directamente porque no tiene nada de acidez, está súper tierna y sienta de maravilla. La salsa romesco que típicamente la acompaña se elabora con tomates, ajos, ñoras, pan, aceite y condimentos, y por supuesto almendras y y avellananas tostadas y molidas. Vamos, una locura esta salsa, está de… ¡escándalo!

Si te gusta esta receta, pásate por nuestra sección de verduras, donde encontrarás recetas de verduras sobre todo a la plancha, como el pak choi salteado con sésamo, los espárragos a la plancha con salsa romesco y rollitos de tortilla o, como opción más exótica, el salteado de verduras al wok con ternera.

Pasando al horno, aprende a preparar una deliciosa y 100% casera pizza vegetariana, una riquísima lasaña de espinacas o unas aperitivo como las berenjenas al horno con miel de caña.

 

Ingredientes para hacer calçots o calsots con su salsa romesco (4 personas):

  • Entre 20 y 25 calçots por persona, por lo que para 4 personas necesitarás alrededor de 100.
  • 500 gr de salsa romesco.
  • Carnes y embutidos para asar en las brasas que quedan, al gusto.

 

Preparación, cómo hacer calçots o calsots con su salsa romesco:

  1. Lo primero es preparar el fuego. Los calçots se elaboran con las llamas, no con las ascuas, por lo que enseguida lo tendrás listo para asarlos.
  2. Pon encima de las llamas una parrilla grande, y ve cocinando los calçots en grupos de 25, aunque esto depende del tamaño de tu chimenea o parrilla.
    Calçotada asandose en las llamas

    Calçots asandose en las llamas

  3. Deja que se carbonice el exterior de los calçots, y cuando toda su parte blanca esté negra, retíralos de la parrilla.
    Receta de calçots o calsots asados

    Calçots asados

  4. Envuélvelos en un papel de periódico, presionando bien para que no se salgan, y que así se sigan cociendo durante al menos 30 minutos en su propio vapor.
    Calçots envueltos en papel de periodico

    Los calçots deben ser envueltos en papel de periodico

    Calçots cocinandose en su propio vapor

    Los calçots se siguen cociendo en su propio vapor una vez envueltos

 

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Sirve la salsa romesco en varios cuencos repartidos por la mesa (ya que cada comensal debe llegar fácilmente a ella, pues va a mojar muchos calçots). Pon los calçots encima de la mesa en el propio papel de periódico o en una fuente.

Receta de salsa romesco, la salsa de los calçots o calsots

Salsa romesco, la salsa de los calçots o calsots

Los comensales deben quitar esa capa carbonizada y descubrir la cebolla tierna y jugosa que hay dentro. Ahora moja la parte más blanca en la salsa, y de una, ¡a la boca! Como os vais a poner de carbón hasta arriba, lo ideal es utilizar baberos, y si van desde el cuello hasta las rodillas, mejor que mejor 😉

Receta de calçots o calsots con salsa romesco

Calçots o calsots con salsa romesco

 

Consejos:

La temporada de calçots va desde noviembre hasta abril, y cuando más se consumen es en enero, febrero y marzo. Si tienes una chimenea como nosotros, aprovecha y disfruta de esta exquisitez de la gastronomía, además resulta bastante divertido y es ideal para tomarla con los amigos o la familia, en grupo grande.

La calçotada se complementa con carne asada en las brasas que las llamas de los calçots han dejado. Morcillas, salchichas, costillas de cordero o lonchas de tocino son ideales para rematar la comida.

 

 


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *