Baklava, la receta de este postre turco

NataPostres y repostería, Recetas Fáciles2 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
Baklava, receta de postre turco

Siempre que se prepara algún postre con frutos secos es todo un éxito. Aportan un sabor delicioso y que se mezcla fácilmente con cualquier aroma o especia que añadamos.

El baklava  (también escrito como baklawa o baclava) es un postre de origen turco, y que se prepara habitualmente en Oriente Medio, notándose su marcado carácter árabe, ya que los frutos secos y la miel son los reyes de ese tipo de postres. Tuve el enorme placer de probarlo en Grecia, donde suelen prepararlo de forma tradicional y les queda de… ¡escándalo!

Aprende a preparar este dulce, que además de ser muy fácil de elaborar (aunque requiere de cierta paciencia), verás que te cunde mucho porque el baklava se sirve en pequeñas raciones, ya que su carga de sabor y azúcar es bastante potente.

Si quieres ofrecer un auténtico menú griego, puedes empezar sirviendo un estupendo tzatziki fresquito para mojar verduras crujientes. Otro de los aperitivos estrella es el baba ganoush o crema de berenjenas, acompañada con pan de pita casero. Y como plato principal, esta exquisita moussaka griega, que es como una lasaña pero en vez de láminas de pasta se incorporan láminas de berenjena.

 

Ingredientes para la receta de baklava:

  •  250 gr de pistachos sin cáscara y pelados. Si no los encuentras así, es posible que tengas que comprarlos con cáscara, y después pelarlos en casa. En ese caso, compra unos 300 gr de pistachos con cáscara.
  • 250 gr de nueces.
  • 400 gr de masa filo.
  • 250 gr de azúcar (100 gr para mezclar junto con los pistachos y las nueces, y 150 gr para el almíbar).
  • 250 ml de agua.
  • 250 gr de miel.
  • 4 cucharadas soperas de agua de azahar.
  • 1 cucharadita de clavo molido.
  • 2 cucharaditas de canela molida.
  • 200 gr de mantequilla.
  • Zumo de un limón.

 

Preparación, cómo hacer baklava turco:

  1. Ármate de paciencia si tus pistachos no están perfectamente pelados, y al lío! Quítales la cáscara y también elimina lo que puedas de la piel interna oscura, la idea es que queden lo más verdes posible. Si la piel te cuesta sacarla, puedes cocerlos un par de minutos en agua hirviendo, déjalos enfriar y te resultará más fácil.
  2. Trocea ligeramente los pistachos y las nueces, con ayuda de un cuchillo, para que los trozos queden pequeñitos pero no en polvo. Aún así, como quedará en el fondo un poquito de polvo, resérvalo para la decoración final.
  3. En un bol, mezcla los pistachos, las nueces, los 100 gr de azúcar, las 2 cucharaditas de canela molida y el clavo molido, y mezcla bien.
    Cómo preparar baklava

    Cómo preparar el postre turco baklava

  4. Ahora toca montar el baklava. Para ello, utiliza una bandeja de horno de 30×40. La medida viene dada por el tamaño de las láminas de pasta filo, que suelen medir el doble, y partidas por la mitad quedan perfectas en una bandeja así. De todas formas, si tu pasta filo no es de esa medida o cuentas con otro tipo de bandeja, procura que puedas poner capas de pasta filo lo más ajustadas posible, aunque si hay mucho excedente siempre puedes cortar la pasta y reservar esos trocitos para otras preparaciones. Además, si quieres evitar todo lo posible que se pegue tu baklava, puedes forrar la bandeja con papel de horno.
  5. Pon la mantequilla en un vaso o bol, introdúcela 3o segundos en el microondas o hasta que se derrita, y pinta el fondo de la bandeja de horno. A continuación, pon la primera capa de pasta filo, y vuelve a pintar por encima con mantequilla. Repite la operación con un tercio de la pasta, poniendo nuevas capas de pasta filo y pintándolas con mantequilla.
  6. Espolvorea por encima la mitad de la mezcla de frutos secos, repártela bien por toda la superficie y pon otra capa de pasta filo y pincela con mantequilla, hasta terminar el segundo tercio de pasta. Añade la otra capa de frutos secos, y termina con el resto de la pasta pintada con mantequilla. Si te ha sobrado mantequilla, échala por encima de la última capa.
  7. Si te han quedado bordes con exceso de pasta filo, recórtala y resérvala para otras preparaciones.
  8. Precalienta el horno durante 10 minutos a 180ºC.
  9. Corta el baklava en cuadraditos o las formas que más te gusten antes de introducir en el horno, ya que si lo haces después, la pasta filo se quebrará con facilidad.
  10. Introduce en el horno durante 20 minutos, sin dejar que se dore en exceso. Si sigue muy blanca la pasta filo, déjalo en el horno unos minutos más, pero vigila bien que no se pase.
  11. Mientras el baklava está en el horno, preparamos el almíbar. En un cazo, añade el agua y los 150 gr de azúcar, y ponlo a fuego medio, removiendo para que se disuelva el azúcar. Añade la miel y deja que hierva y la mezcla se haga ligeramente densa. Retira del fuego y añade el zumo de limón y el agua de azahar. Deja que se enfríe un poco pero no del todo, porque se endurecería.
  12. Cuando el baklava esté listo, sácalo del horno y riega por encima con el almíbar, que quede bien impregnado.
  13. Deja enfriar y corta los cuadrados de nuevo (se habrán unido ligeramente con el almíbar).
Cómo hacer la receta de baklava

Cómo preparar la receta de baklava

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Pon en una bandejita los cuadrados separados de baklava, y espolvorea por encima con el polvo de frutos secos que habíamos reservado.

Prepara un delicioso y calentito té, y ya tienes el postre o la merienda perfecta para sorprender a tus invitados o simplemente darte un capricho dulce y exótico 😉

Receta del postre turco baklava

Baklava, un postre turco

Variantes de la receta de baklava turco:

Si quieres preparar la receta tradicional, sigue nuestros pasos tal cual. Pero también puedes innovar e incluir otros frutos secos que te gusten, como almendras, piñones, avellanas, cacahuetes

Si lo prefieres, puedes preparar el almíbar con naranja en vez de limón, y quedará igualmente delicioso 🙂

 

Consejos:

Intenta que el almíbar no se enfríe demasiado ni quede demasiado denso antes de echarlo encima del baklava. Si ha sido así, puedes añadir un poco más de agua y volverlo a calentar.

Cuando estés trabajando con la pasta filo, recuerda poner un paño de cocina encima de las láminas que no estés usando, ya que se secan y rompen con facilidad.


Escrito por

2 Comentarios en “Baklava, la receta de este postre turco”

  1. roser

    Hola,
    tiene una pinta espectacular, pero no acabo de entender el montaje.
    Es Pasta filo-matequilla-filo-frutos secos-filo-matequilla-frutos secos-filo-matequilla?
    Me he dejado capas?
    A ver si lo probamos!
    Nos enamoramos de los Baklavas en Grecia, como tu, pero en Turquia descubrimos que son incluso capaces de superarlos. Madre mía, que ricos!

  2. Nata
    Nata

    Hola!
    Muchas gracias por comentar, voy a aclararte la duda que tienes (y que por otro lado es normal que surja). La estructura básica es filo – frutos secos – filo – frutos secos – filo.
    Todas las capas de filo deben ir pintadas de mantequilla, tanto por arriba como por abajo. Entonces empiezas pintando el fondo de la bandeja de horno, pones una lámina de pasta filo, la pintas encima… y vas poniendo el resto hasta que acabas la capa de láminas de filo (que como son 3 capas, utilizarás 1/3 de tus láminas). Entonces efectivamente has acabado de pintar la pasta filo con mantequilla, y justo encima va la primera capa de frutos secos. Para la capa de encima de los frutos secos, píntala por una cara, dale la vuelta y pon el lado de la mantequilla encima de los frutos secos y píntala por la otra.
    La verdad es que hemos sido afortunados de haber probado este delicioso bocado en sus países originarios, que aunque es más Turquía que Grecia, han sabido adoptar bien esta receta.
    Un saludo!

  3. Pingback: Cómo hacer salsa curry casera, receta sin nata - Recetas de ¡Escándalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *